Las 9 estrategias desde enero de 2014

Estrategias_2013_2015La cartera más rentable desde principios de 2014 hasta hoy (5 de agosto de 2015) está siendo la Contrarian, que acumula casi un 40% con dividendos incluidos. Le siguen la Pragmática (38,6%), la Fusión (36,2%) y la Contrapunto (35,5%).

Las menos rentables están siendo la Valor y la Valor al alza, en parte debido a las bruscas caídas de Abengoa. A este respecto, conviene recordar que cada cartera se basa siempre en el mismo criterio, por lo que no es posible descartar un valor determinado mientras cumpla el criterio asignado, ya que en caso contrario se distorsionarían los resultados. Las empresas con problemas de solvencia, que es el caso de Abengoa, tienden a evolucionar bastante peor que la media, por lo que una estrategia puede complementarse con un criterio que consista en descartar una empresa si está entre las menos solventes del IBEX. La cartera Contrapunto nunca incluye una empresa de este tipo, pero las otras pueden incluir alguna de vez en cuando.

Desde la fecha de inicio de las 9 estrategias (el 31 de marzo de 2006) hasta diciembre de 2014, las más rentables fueron la  Fusión y la Contrapunto, ambas con más de un 16% anual de media. Le siguen la Doble Consenso, la Pragmática, la Término Medio, con alrededor de un 14% anual. La Valor al alza ganó un 12,65% anual, la Contrarian, un 10,24% anual y la Consenso Relativo, que es la más diversificada, un 9,25% anual. La menos rentable fue la Valor  con un 7,63% anual. Todas superaron al IBEX-35, que tuvo una rentabilidad con dividendos del 3,60% anual y a la principal referencia de las carteras, el IBEX Empresas (rentabilidad media de todas las empresas no financieras del IBEX), que ganó un 4,02% anual.

La cartera Valor  selecciona empresas infravaloradas a partir de un criterio (el Enterprise Value en relación al beneficio operativo) que la literatura financiera considera superior a la relación precio-beneficio o PER. Sin embargo, a pesar de sus muchos inconvenientes, el PER (criterio de la Contrarian) está resultando ser un ratio más simple pero más efectivo. La razón puede deberse a que los gastos financieros no se restan del beneficio operativo pero sí del beneficio neto, magnitud en que se basa el PER. En algunos casos, casi todo el beneficio operativo se va en pagar intereses de la deuda, lo cual distorsiona los ratios basados en el beneficio operativo.

Ranking por solvencia de las empresas del IBEX

La relación precio-beneficio o PER

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s