El futuro del dólar a largo plazo

Según BlackRock, la mayor gestora de fondos de inversión del mundo, la fase alcista del dólar en relación a las principales divisas del mundo no ha hecho más que comenzar y podría durar varios años más. Las principales razones que sustentan tal predicción son las siguientes:

1) Mientras el resto del mundo sigue inmerso en políticas monetarias expansivas, se prevé que a partir de finales de este año, tal vez ya en el mes de septiembre, la Reserva Federal de los Estados Unidos empiece a subir los tipos de interés. 

2) El gran aumento de la producción interior de petróleo en Estados Unidos ha permitido a este país disminuir su dependencia energética del exterior, lo que ha reducido a la mitad su déficit por cuenta corriente en la última década. Tradicionalmente, el enorme déficit por cuenta corriente de Estados Unidos ha sido el principal motivo por el cual el dólar ha conocido largos períodos a la baja ante monedas de países con superávit como Alemania, Japón o Suiza.

Euro_Dolar_1980_2015

Sin embargo, resulta extraño decir que el rally del dólar no ha hecho más que empezar, pues ya dura casi siete años. En marzo de 2014 el euro todavía estaba a 1,39 dólares, de modo que es posible que BlackRock sitúe el inicio de la fase alcista del dólar en esa fecha.

El cuadro anterior recoge los grandes ciclos del euro ante el dólar. Los datos anteriores a 1999, año de nacimiento del euro, forman parte de una serie reconstruida por el Banco de España a partir de 1979. La variación indicada corresponde a la apreciación (cuando es positiva) o depreciación (cuando es negativa) del euro ante el dólar. La variación del dólar es de signo contrario pero la magnitud no es equivalente. Por ejemplo, de julio de 2008 a mayo de 2015 el euro se depreció un 34,18% ante el dólar, lo que significa que la moneda americana se apreció un 51,9% frente a la europea.

Podemos ver que desde 1980 ha habido cinco grandes ciclos. En tres de ellos (1980–1985, 1992-2000 y el actual iniciado en 2008) el euro (o una cesta de monedas europeas antes de 1999) ha caído entre un tercio y la mitad ante el dólar. En los otros dos (1985-1992 y 2000-2008), la moneda europea duplicó su valor ante la americana. También podemos ver que la duración de los ciclos, sobre todo las de los cuatro últimos, es bastante similar.

El precio de los activos sigue unas pautas cíclicas bastante regulares. Cuando un activo lleva años subiendo y está cerca de sus valores máximos, es típico que haya predicciones que auguren varios años más de subidas, como pasó recientemente con el oro, por lo que deben ser tomadas con precaución.

 

 

 

 

2 comentarios en “El futuro del dólar a largo plazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s