Relación rentabilidad-riesgo de los valores del IBEX 35 según su rendimiento por dividendo

Los siete valores del IBEX 35 con mayor rendimiento por dividendo al principio de cada año ganaron una media compuesta del 4,94% anual entre 2006 y 2021, frente al 3,23% anual del IBEX 35 con dividendos. Por tanto, la ventaja fue del 1,71% anual. Ese grupo tuvo cinco años negativos sobre un total de 16 años, y en esos años negativos la pérdida media fue del 18,03%. El IBEX 35 tuvo seis años negativos pero la pérdida media en los mismos fue del 14,16%. En 2022 (hasta el 19 de mayo), el grupo de siete valores con mayor rendimiento (Telefónica, Endesa, Enagás, Mapfre, ACS, Red Eléctrica y Bankinter) gana un 9,19%, frente al 2,07% que pierde el IBEX 35.

El rendimiento por dividendo ha sido calculado como el cociente entre el dividendo ordinario pagado el año anterior respecto al precio de cierre anual. Por ejemplo, el rendimiento de un valor el 31 de diciembre de 2021 es el dividendo ordinario pagado por ese valor en 2021 dividido por el precio del mismo al cierre de 2021.

El grupo que presenta una mejor relación rentabilidad-riesgo es el tercero, compuesto por los siete valores con rendimiento medio. Este grupo ganó un 5,62% anual en el período indicado, un 2,39% anual más que el índice de referencia, y con menor riesgo que el mercado, pues la mayor pérdida anual fue del 25,57%, frente al 36,50% que perdió el IBEX 35 en 2008. No obstante, en 2014 perdió un 13,50%, mientras que el resto de grupos terminaron en positivo. En 2022 (hasta el 19 de mayo) este grupo vuelve a hacerlo peor que el mercado, al perder un 7%, cinco puntos más que el índice.

Rentabilidad media de cada grupo de 7 valores del IBEX 35 según su rendimiento por dividendo, de 2006 a 2021
Todas las rentabilidades incluyen dividendos.

El peor grupo ha sido el cuarto, compuesto por los valores con rendimiento medio-bajo, al haber perdido un 2,78% anual de media.

En cambio, el último grupo, formado por los valores con menor rendimiento o incluso que no pagaron dividendo el año previo, fue el más rentable, con un 5,64% anual. Este buen resultado se debe a que este grupo ha incluido diversos valores de crecimiento. Sin embargo, en 2008 perdió un 49,76%, sensiblemente más que el mercado.

Por tanto, en el período indicado los mejores grupos fueron el primero y el tercero, en cuanto a la relación rentabilidad-riesgo.

Si combinamos los tres primeros grupos, es decir, los 21 valores con mayor rendimiento, la rentabilidad media fue de exactamente el 5% anual, mientras que la rentabilidad media de los 14 valores con menor rendimiento fue del 1,77% anual. El grupo de 21 valores con mayor rendimiento tuvo, además, un riesgo inferior al del grupo de 14 valores con menor rendimiento: el primero tuvo seis años negativos, y el segundo ocho.

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Datos clave para entender Cellnex y expectativas de la empresa hasta 2025

Resultados y flujo de caja libre de Cellnex en 2021

Cellnex tuvo un beneficio neto negativo de 351 millones € en 2021 pero la empresa utiliza una medida alternativa para evaluar su rendimiento financiero, el Flujo de Caja Libre Recurrente Apalancado (FCLRA). La compañía define esta magnitud como el beneficio bruto de explotación (o EBITDA) menos las inversiones en mantenimiento (es decir, sin restar las inversiones en crecimiento), menos las variaciones en el capital circulante y menos los intereses e impuestos pagados.

Cellnex afirma que el FCLRA por acción es “la medida de rendimiento que más se ajusta a los intereses de los accionistas durante un período plurianual, ya que es utilizado por la dirección y los inversores como indicador clave de los resultados financieros de la Compañía.“

El FCLRA fue de 981 millones €, un 61% más que los 610 millones € de 2020. El FCLRA por acción creció mucho menos, un 15%, de 1,253 € a 1,444 €, debido a que en abril de 2021 Cellnex llevó a cabo una ampliación de capital que aumentó el número de acciones un 39,5% (de 486,7 a 679,3 millones).

Cuenta de resultados de Cellnex en 2021
Fuente: Informe anual de Cellnex.
Expectativas de Cellnex hasta 2025

En su informe anual, la compañía de telecomunicaciones prevé obtener un beneficio bruto recurrente de explotación (EBITDA ajustado) de entre 2.650 y 2.700 millones € en 2022, lo que supondría un aumento del 38% respecto al dato de 2021 (1.921 millones €). Para 2025 espera obtener entre 3.300 y 3.500 millones €.

En cuanto al FCLRA, prevé situarlo entre 1.350 y 1.380 millones €, lo que daría un FCLRA por acción de alrededor de 2 €. Las previsiones para 2025 son de entre 2.000 y 2.200 millones €, entre 2,94 € y 3,23 €.

Valor contable

El patrimonio neto aumentó en algo menos de 7.000 millones €, que es la cantidad que la empresa recaudó en su ampliación de capital de abril de 2021. Entonces emitió 192,6 millones de acciones a un precio de 36,33 €. El aumento del patrimonio fue inferior a la recaudación por la ampliación de capital, debido principalmente a los resultados negativos del ejercicio.

El valor contable de la acción es ahora de 20,915 €. Al precio actual de 40,64 €, la acción cotiza a 1,94 veces su valor intrínseco.

Patrimonio neto y pasivo de Cellnex en 2021
Fuente: Informe anual de Cellnex.
Dividendos y otras remuneraciones

Al tener resultados negativos, Cellnex no paga un dividendo ordinario. En 2021 abonó 0,0174 € en junio y 0,03004 € en noviembre en concepto de dividendo con cargo a la prima de emisión, cantidades no sujetas a retención fiscal (a diferencia de lo que ocurre con un dividendo ordinario).

Por otro lado, los accionistas que en la ampliación de capital de abril no quisieron suscribir nuevas acciones, sino vender sus derechos de suscripción, obtuvieron un ingreso de 3,621 € por cada una de sus acciones.

Ver Ranking por rendimiento por dividendo de los valores del IBEX 35

Solvencia

Cellnex posee una elevada liquidez, pues su efectivo de 3.927 millones € equivale a 1,44 veces sus deudas a corto plazo, si bien este ratio ha bajado sustancialmente respecto a las 4,35 veces de 2020.

La deuda financiera neta creció un 124%, de 6.493 a 14.540 millones €, más de lo que aumentó el patrimonio neto (un 77%). No obstante, el pasivo total aumentó un 71%, de modo que el apalancamiento (pasivo dividido por el neto) disminuyó ligeramente.

La deuda financiera neta supone 7,57 veces el EBITDA ajustado (y 8,33 veces el EBITDA sin ajustar), lo que indica un elevado endeudamiento. Cellnex reconoce que esta circunstancia “podría tener consecuencias negativas significativas en su negocio, perspectivas, resultados de operaciones, situación financiera, calificación corporativa y flujos de efectivo.“ Sin embargo, si no aumenta la deuda en 2022 y se cumplen las expectativas antes indicadas sobre el EBITDA, este año el ratio de endeudamiento podría bajar a una cifra más manejable de 5,5 veces.

Activo de Cellnex
Fuente: Informe anual de Cellnex.

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Calendario de los próximos resultados de las empresas del IBEX 35

Hasta el momento, han publicado resultados ocho compañías del IBEX 35, entre ellas las seis entidades financieras del índice: Bankinter, CaixaBank, Banco Santander, BBVA, Naturgy, Banco Sabadell, Mapfre y ArcelorMittal. Podéis acceder a una breve reseña sobre los beneficios, dividendos y valor contable de dichas compañías clicando sobre el nombre correspondiente.

En las próximas dos semanas, publicarán sus estados financieros 26 empresas. Inditex, cuyo año fiscal acaba en enero, lo hará el 16 de marzo.

EmpresaFecha anunciadaFecha estimada
Repsol17/02/2022
Almirall21/02/2022
Enagás22/02/2022
Endesa22/02/2022
Aena23/02/2022
Rovi23/02/2022
Iberdrola23/02/2022
Red Eléctrica23/02/2022
Indra23/02/2022
Aena23/02/2022
Merlín24/02/2022
Acciona24/02/2022
Telefónica24/02/2022
Ferrovial24/02/2022
Amadeus25/02/2022
Cellnex25/02/2022
IAG25/02/2022
ACS25/02/2022
Meliá25/02/2022
Grifols28/02/2022
Solaria28/02/2022
CIE Automotive28/02/2022
Acerinox28/02/2022
Fluidra28/02/2022
Pharma Mar28/02/2022
Colonial28/02/2022
Inditex16/03/2022

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Los valores menos volátiles amplían su ventaja frente al IBEX 35

El desplome del 4,96% sufrido por el IBEX 35 el viernes 26 de noviembre, como consecuencia de los temores a la nueva variante del virus de la Covid-19, ha ampliado la ventaja de la cartera de 10 Valores Menos Volátiles.

La cartera 10 Valores Menos Volátiles está compuesta este trimestre por Naturgy, Viscofán, Red Eléctrica, Enagás, Iberdrola, Telefónica, Ferrovial, Mapfre, Grifols y Endesa. El día 26 de noviembre perdió un 2,27% (ver cuadro siguiente), menos de la mitad del 4,94% que se dejó el índice con dividendos.

La rentabilidad media de la cartera 10 Valores Menos Volátiles perdió un 2,27% el 26 de noviembre, frente al 4,94% que perdió el IBEX 35.

La rentabilidad media de esta cartera hasta la fecha es del 7,32% anual desde diciembre de 2013, frente al 1,75% anual que gana el IBEX 35 con dividendos. En términos acumulados, la cartera gana un 74,9% frente al 14,7% del índice.

Portada de la Monografía Invesgrama Ganar en Bolsa con bajo riesgo

Se trata de una ventaja considerable, teniendo en cuenta que se usa un único criterio de selección (la volatilidad relativa en el trimestre anterior) y que la cartera contiene el 28% de los valores de su índice de referencia.

Las estrategias basadas en la baja volatilidad dan buenos resultados a largo plazo, si bien en años bursátiles muy alcistas suelen quedar rezagadas. Existen índices, como el MSCI Europe Minimum Volatility, basados en este criterio, así como fondos de inversión cotizados (ETFs) que replican dichos índices.

En la Monografía Invesgrama Ganar en Bolsa con bajo riesgo (2019) doy detalles sobre la cartera mencionada, así como sobre los índices y fondos cotizados basados en la baja volatilidad referenciados a la bolsa estadounidense, europea e internacional.

¿Es cierto que los grandes inversores se aprovechan de los pequeños?

Recientemente he leído en un libro que “los [inversores] profesionales son capaces de sacar a los aficionados una cantidad considerable de dinero“. Una nota indica que estudios realizados en Taiwan han demostrado que “la transferencia de capitales de los individuos a las instituciones financieras asciende a un asombroso 2,2% del PIB“.

Ciertamente, muchas formas de inversión acaban suponiendo un grave quebranto para el inversor particular, por ejemplo los contratos por diferencias (CFDs). Una de las empresas más populares para negociar con este tipo de activo, advierte, por obligación legal, que “los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.“ Otros proveedores de CFDs advierten de que el porcentaje de inversores que pierde dinero con ellos es del 82%.

¿Ocurre lo mismo en la bolsa?

Sin embargo, quisiera centrar esta cuestión en el ámbito de la inversión bursátil “clásica“, o sea en el simple negocio de comprar, mantener y vender acciones del modo tradicional, sin acudir a opciones, derivados u otros productos financieros complejos. 

Los mercados financieros permiten que cada inversor sea libre de comprar y vender los valores o activos que quiera y cuando quiera. Cuando esto no es factible de forma directa, como en el caso de las materias primas, es posible hacerlo a través de fondos de inversión. Lo único que cambia es el importe de las operaciones y unas condiciones de acceso más ventajosas para los inversores de mayor capital, principalmente comisiones más bajas.

Lo que sí es cierto es que en épocas de crisis bursátil, muchos inversores particulares venden sus acciones en el peor momento, ya sea porque no resisten perder más o por falta de liquidez. Pero esas acciones vendidas a precio de saldo pueden pasar a manos de cualquier tipo de inversor, por lo que no sería exacto decir que pasan únicamente de los pequeños a los grandes. En todo caso, aunque así fuera, no habría una voluntad expresa por parte de los grandes de “aprovecharse de“ los pequeños sino que los primeros simplemente estarían aprovechando la oportunidad de comprar a buenos precios. De aquí la importancia que tiene para un inversor particular conocer la evolución cíclica de los mercados, no invertir el dinero que vaya a necesitar a corto plazo y disponer de liquidez en tiempos de crisis. 

Todo es cuestión de estrategia

Existe otra circunstancia que favorece el trasvase de acciones de calidad de los inversores particulares a los profesionales: se trata de la tendencia de los primeros a vender demasiado pronto las acciones en las que están ganando, que suelen ser las mejores. Pero tampoco en este caso podemos afirmar que unos se estén aprovechando de otros, puesto que cualquier inversor puede decidir mantener sus mejores acciones de forma indefinida. 

También se da la circunstancia, complementaria de la anterior, de que los inversores particulares tienden a mantener largo tiempo, incluso para siempre, las acciones en las que pierden, que suelen ser las peores. De modo agregado, acumulan un gran número de acciones perdedoras que no salen al mercado, actúan como “custodios“ de las mismas y “libran“ a los profesionales de adquirirlas. En este sentido, los inversores profesionales saben bien que, al menos de vez en cuando, conviene vender acciones en minusvalía para compensar plusvalías y rebajar la factura fiscal. 

Un inversor particular puede llevar a cabo las estrategias de los mejores inversores: diversificar, comprar acciones de calidad, mantener los valores ganadores. Sorprende, en cambio, que los mejores cometan a veces errores de principiante tras una larga carrera de éxitos, como le ha ocurrido a Carl Icahn, el “amo del universo“ según el libro Money: Master The Game. Entre 2013 y 2020, Icahn perdió el 52% de su capital invirtiendo en la bolsa estadounidense, que en el mismo período se revalorizó un 134%. Durante la crisis financiera de 2008, descubrimos atónitos que los cinco mayores bancos de inversión de Estados Unidos cometieron el error que solo las personas sin conocimiento alguno de finanzas pueden cometer: una concentración excesiva del capital en un único producto, en concreto títulos respaldados por hipotecas basura. Uno de ellos quebró, dos de ellos fueron salvados de la quiebra por sendos bancos comerciales y otros dos fueron rescatados por el Estado.

En lo que se refiere a la inversión en acciones, nada impide a un inversor particular actuar del mismo modo que un profesional aunque sea a su propia escala. Por su parte, los grandes inversores están a merced de cometer los mismos errores que los principiantes y cuando lo hacen, lo hacen a su propia escala.

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Cómo es posible que Bezos y Musk sean los más ricos del mundo si sus empresas apenas hacen beneficios

Jezz Bezos y Elon Musk, fundadores de Amazon y Tesla respectivamente, son actualmente las personas más ricas del mundo. Sin embargo, hasta 2015 Amazon apenas declaró beneficios y en 2019 Tesla todavía estaba en pérdidas.

El caso de Amazon

Como afirma el analista de tecnología Benedict Evans, Amazon funciona como un “bucle cerrado“ en el cual los flujos de caja se reinvierten continuamente en la propia empresa para expandir el negocio. Sus responsables financieros intentan deliberadamente que el beneficio tienda a cero para maximizar las oportunidades de inversión.

La compañía de Bezos disparó sus beneficios en 2020 gracias al aumento de las compras por Internet debido a la pandemia, pero en 2012 y 2014 perdió dinero, y de 2005 a 2011, así como de 2015 a 2017, tuvo beneficios netos equivalentes a en torno el 1%-3% de los ingresos. 

Los balances de la compañía revelan un enorme crecimiento de las infraestructuras físicas: es el resultado de haber abierto nuevos centros de almacenamiento y reparto, uno tras otro. De esta forma, Amazon ha conseguido acercarse a cada vez más clientes, lo cual ha traído consigo una reducción de los plazos y gastos de envío, lo que a su vez se ha traducido en un aumento de los márgenes de explotación y en un crecimiento de los flujos de caja, que de nuevo se han destinado a nuevas infraestructuras, realimentando el ciclo.

Es decir, Amazon ha estado totalmente enfocada en aumentar su capacidad y su potencial de crecimiento, en vez de centrarse en retribuir a sus accionistas.

El caso de Tesla

El caso de Tesla es diferente, pero similar al mismo tiempo.

Si la compañía de Bezos domina el mercado mundial de la distribución, la de Elon Musk solo vendió el 0,7% de automóviles que se comercializaron en el mundo en 2020. Mientras que Amazon es una máquina de generar flujos de caja, en 2018 Tesla corrió peligro de quedarse sin efectivo. 

Tesla tuvo su primer año con beneficios en 2020, tras nada menos que 17 años de pérdidas. De hecho, los beneficios de 2020 no fueron “reales“, según los analistas más críticos. La cuestión es que en once estados de Estados Unidos, los fabricantes de automóviles están obligados a producir una cuota determinada de coches con emisiones cero. En caso contrario, deben comprar créditos regulatorios a empresas que sí cumplen con dicha cuota, como Tesla. La compañía de Musk ganó unos 1.600 millones de dólares por este concepto, sin los cuales habría tenido pérdidas por unos 880 millones de dólares. 

Estos mismos analistas advierten de que el negocio de los créditos regulatorios tiene fecha de caducidad, ya que en el futuro todos los coches deberán ser no contaminantes. Consideran que Tesla opera en un mercado con una competencia feroz, pues en unos años todos los fabricantes se van a ver obligados a producir solo coches sin emisiones. Volkswagen ya ha superado a Tesla en ventas de coches eléctricos. 

Si Amazon ha pasado la mayor parte de su historia declarando beneficios exiguos e incluso pérdidas -mientras se guiaba por una métrica más significativa que los beneficios, los flujos de efectivo-, Tesla calcula su beneficio de modo diferente al convencional, como hacen muchas otras empresas. En 2020 declaró un beneficio neto ajustado de 2.500 millones de dólares, cifra que no incluye los mencionados créditos regulatorios, gracias a los 5.400 millones de dólares de beneficio bruto de su negocio automovilístico. A diferencia de lo que opinan algunos analistas, no es cierto que Tesla venda por debajo de coste. Lo que ocurre es que, como Amazon, reinvierte en nuevas plantas de ensamblaje, desarrollo de modelos y tecnología. 

“Los beneficios son el pasado“

A Tesla se le puede aplicar lo mismo que escribió John Markman en Forbes en 2017 en su artículo The Amazon Era: No Profits, No Problem (La Era Amazon: ¿No hay beneficios? No es problema), donde aseguraba que Bezos había cambiado las reglas del juego: “los beneficios son el pasado, ahora es todo sobre la visión y la gran narrativa“.

Tesla está posicionada en otros negocios de elevado potencial, como la energía solar destinada a uso residencial. Ya es uno de los principales proveedores de Estados Unidos en este segmento y, según afirma la empresa, el más eficiente.

Sus coches no solo son eléctricos, además son autónomos y tienen la posibilidad de ser cargados con electricidad generada por energía solar. Tesla, por tanto, es más que un fabricante de coches. Es una empresa tecnológica enfocada en energías renovables y en un nuevo estilo de vida. Sus productos incorporan tecnologías que el resto de empresas está tardando años en implantar. 

Como Amazon, tiene “visión y una gran narrativa“. Mientras los grandes fabricantes se enfrentan a un mercado maduro de bajo crecimiento, Tesla espera incrementar sus ventas a un ritmo del 50% anual en los próximos años. 

El origen de la fortuna de Bezos y Musk

El origen de la fortuna de Bezos y Musk no es otro que el inusitado aumento del precio de las acciones de sus respectivas compañías, aumento que ha sido consecuencia de la visión a largo plazo de ambos. El primero tiene el 11,1% del capital de Amazon y el segundo, el 20,7% del capital de Tesla.

Las acciones de Amazon valían unos 10 dólares a finales de 2001. En 2010 ya cotizaban a 120 dólares y en 2015 a 300 dólares. Hoy valen más de 3.400 dólares.

Las acciones de Tesla valían unos 4 dólares en 2010, unos 10 dólares en 2013 y unos 60 dólares en 2019. En 2020 el precio se multiplicó por ocho (a pesar de haberse desplomado más de un 50% entre febrero y marzo de ese año) y actualmente valen 872 dólares.

La compañía de Elon Musk tiene una cuota de mercado del 0,7% pero hoy vale tanto como los doce mayores fabricantes de automóviles, a pesar de que estos copan el 90% del mercado.  

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Almirall en el primer semestre de 2021: beneficios, valor contable, solvencia, liquidez y perspectivas

Almirall se define a sí misma como una compañía biofarmacéutica global enfocada en la salud de la piel. Cotiza en el IBEX 35 desde junio de 2020.

La empresa perdió 42,8 millones € en el primer semestre de 2021 debido a diversos deterioros de activos intangibles por un total de 103,5 millones €, principalmente por la disminución de expectativas de su medicamento Seysara.

Logo de Almirall

El beneficio neto atribuido normalizado, que no incluye dichos deterioros u otras partidas extraordinarias, fue de 57,8 millones €, algo inferior a los 59,5 millones € del primer semestre de 2020.

El beneficio neto atribuido acumulado en los doce meses de junio de 2020 a junio de 2021 es negativo en 10,86 millones € pero en términos normalizados es de 93,4 millones €. Esta última cifra queda lejos de los 152,4 millones € acumulados en el período de marzo de 2019 a marzo de 2020.

El beneficio por acción normalizado interanual es de 0,52 €, frente a los 0,685 € a junio de 2020.

La farmacéutica catalana ha mejorado sus previsiones para el Core EBITDA (beneficio de explotación más amortizaciones) en 2021 a un rango de 195-215 millones €, frente a los 190-210 millones € previstos anteriormente. El Core Business (negocio principal) excluye la contribución de AstraZeneca.

A pesar de esta mejora de previsiones, el mercado ha reaccionado negativamente a los resultados publicados y la acción ha empezado la jornada con una caída del 7% hasta los 14 €. A este precio, el ratio PER es de 27 veces. Aún así, las acciones siguen siendo de las mejores del IBEX en 2021, con una rentabilidad del 30%.

Almirall ha pagado un dividendo de 0,185 € en junio de 2021 a cargo de los resultados de 2020, cantidad similar a la que viene pagando desde 2015. Al precio actual, el rendimiento por dividendo es del 1,32%.

El patrimonio neto atribuido a junio de 2021 es de 1.263,6 millones €, 7,03 € por acción. Por tanto, la acción cotiza a justo dos veces su valor contable.

Según la compañía, la deuda financiera neta se ha reducido a 328,5 millones € (392,5 millones € al cierre de 2020). Supone 1,4 veces el EBITDA interanual, lo que indica un bajo nivel de endeudamiento relativo.

La posición de liquidez ha mejorado respecto al cierre de 2020, pues la partida de Caja y equivalentes ha aumentado de 159,6 a 221,8 millones €, mientras que el pasivo corriente ha disminuido de 474,5 a 470,8 millones €.

Almirall se muestra confiada en el fuerte potencial a medio plazo de sus productos dermatológicos innovadores y espera importantes lanzamientos en un futuro próximo que sustentarán su estrategia de crecimiento.

Para ver el informe de resultados de Almirall, ve a la página de Información para inversores de Almirall.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Acciona Energías Renovables cotizará en bolsa el 1 de julio: ¿interesa comprar?

Acciona Energías Renovables (también denominada Acciona Energía) está a punto para protagonizar la mayor oferta pública de venta (OPV) desde la de Aena en 2015. El 21 de junio, la filial de Acciona registró el folleto de la OPV en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y prevé cotizar en bolsa a partir del 1 de julio.

La compañía se define a sí misma como “el mayor operador energético global dedicado en exclusiva a las energías renovables, sin vinculación ni herencia histórica con las tecnologías de origen fósil.“

Por el momento, los estados financieros de la compañía no están disponibles en la CNMV pero el documento de la OPV, de 448 páginas, da numerosos detalles, incluyendo sus balances de los años 2018, 2019 y 2020, así como del primer trimestre de 2021.

Precio de las acciones

Acciona prevé colocar un 25% de acciones de su filial entre los inversores, con un máximo del 28,75%. El precio se conocerá el 29 de junio pero estará entre un mínimo de 26,73 € y un máximo de 29,76 €. Esta horquilla queda lejos de los 36 € que se había estimado en un principio.

Utilización de los recursos recaudados por Acciona

Si Acciona coloca finalmente el 25% de su filial a un precio de unos 28,25 €, recaudará unos 2.325 millones €. El folleto de la OPV señala que Acciona usará estos ingresos para reducir su propia deuda.

Posible incorporación al IBEX 35

Las acciones cotizarán en bolsa a partir del 1 de julio y posiblemente no tarden en incorporarse al IBEX 35. El capital social está formado por 329,25 millones de títulos, que a un precio medio de 28,25 € dará un valor bursátil de unos 9.300 millones €, similar al de Red Eléctrica. Sin embargo, al estar el 75% del capital en manos de accionistas de control (en este caso, Acciona), seguramente se aplicará un coeficiente de ajuste del 40%, de forma que la capitalización computable será de unos 3.700 millones €, cercana a la de la propia Acciona (4.150 millones €). Así, se podría convertir en el vigésimocuarto valor del IBEX por ponderación.

Razones de la salida a bolsa

El documento de la OPV dice que la salida a bolsa era el “siguiente paso natural en el desarrollo a largo plazo“ de la compañía. Asimismo, se espera que la presencia en el mercado dé a la empresa acceso a un menor coste financiero, tanto en las emisiones de deuda como de capital, ambas necesarias para asegurar su crecimiento rentable. Otras ventajas de convertirse en una sociedad cotizada son una mayor transparencia informativa y un aumento del reconocimiento de marca líder en el sector de energías limpias.

Valor contable de la acción
Energía hidroeléctrica

El documento de la OPV indica que el valor neto contable de la acción a 31 de marzo de 2021 es de unos 15,50 €. Sin embargo, para hacer este cálculo se ha debido de tener en cuenta el patrimonio neto, en vez del patrimonio neto atribuido a los accionistas, que son magnitudes diferentes.

El patrimonio neto a 31 de marzo es de 5.102,2 millones €. Si dividimos esta cifra por el número de acciones (329,25 millones), obtenemos, en efecto, un valor de 15,50 €. Pero el patrimonio neto de los accionistas asciende a 4.708,1 millones € (el resto pertenece a accionistas de filiales de Acciona Energías Renovables), de modo que el valor contable es de 14,30 €.

Por tanto, el precio de salida estará entre 1,87 y 2,08 veces el valor contable, que, desde este punto de vista, no es caro teniendo en cuenta las expectativas de crecimiento de la compañía.

Beneficio por acción y dividendos

El beneficio por acción de 2020 fue de 0,604 €, un 48% superior al de 2018. El dividendo, que obviamente hasta la fecha ha sido cobrado únicamente por la matriz, Acciona, fue de 0,304 € por título. Esto supone un porcentaje de distribución o payout del 50,3%.

Beneficio por acción y dividendo de la acción de Acciona Energías Renovables en 2018, 2019 y 2020

El folleto de la OPV indica que la compañía no ha establecido aún una política de dividendos de modo específico, pero que tiene la intención de distribuir entre sus próximos accionistas entre un 25% y un 50% de su beneficio neto, en la parte baja de ese rango. De este modo, si suponemos un payout del 35% para 2021, para mantener un dividendo de 0,30 €, el beneficio por acción deberá alcanzar unos 0,85 € este año, un incremento de más del 40% respecto al año anterior.

A un precio de 28,25 €, el ratio PER sería de 45,6 respecto al beneficio por acción interanual a 31 de marzo de 2021, que es el triple de lo que es habitual en una sociedad cotizada consolidada, pero este ratio no resulta muy significativo en empresas de crecimiento.

Rentabilidad (ROE y ROCE)

La rentabilidad sobre recursos propios, calculada como el cociente entre el beneficio neto atribuido de 2020 en relación al patrimonio neto atribuido de 2019, es del 7,40%, todavía algo baja.

La rentabilidad sobre el capital empleado, más representativa que la ROE al tener en cuenta la deuda financiera, fue del 7,24%, algo por debajo de la media, pero resulta adecuada.

Liquidez
ENERGIA SOLAR FOTOVOLTAICA

Normalmente, los recursos que la empresa espera obtener a corto plazo (venta de existencias, cobros de clientes etc.) deben ser superiores a sus deudas de próximo vencimiento (pagos a proveedores, amortización de deudas a corto…). En caso contrario, la empresa puede tener problemas de liquidez.

A 31 de marzo de 2021, el activo corriente de Acciona Energía era de 1.244,1 millones €, mientras que su pasivo corriente era de 2.619,7 millones €. Es decir, el realizable a corto solo suponía el 47,5% de las deudas a corto plazo, lo que apartemente situaría a la compañía en un grave problema de liquidez. Se da la circunstancia de que de las 95 empresas no financieras que cubro en Invesgrama Predictor, no hay una sola con una ratio de liquidez tan baja.

Este hecho no pasa desapercibido en el folleto de la OPV. En un apartado titulado “declaración sobre el fondo de maniobra“, señala que el fondo de maniobra (la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente) es negativo en 1.375,5 millones € debido en gran parte a la financiación a corto plazo recibida del Grupo Acciona, concretamente de Acciona Financiación Filiales, que era de un importe de 1.469,9 millones €. Sin embargo, una filial 100% propiedad de Acciona Energías Renovables, denominada Acciona Energía Financiación Filiales, ha firmado una facilidad de deuda sindicada por valor de 2.500 millones € que se espera sirva para cancelar por completo dicha deuda financiera intragrupo a corto (y se convierta, por tanto, en deuda a largo plazo). De este modo, si restamos esa deuda intragrupo de 1.469,9 millones €, el pasivo corriente queda en 1.149,8 millones €, que ya se sitúa por debajo del activo corriente. Por tanto, con la operación comentada, Acciona Energías Renovables no tendría problemas de liquidez.

Solvencia

El criterio más utilizado para valorar la solvencia de una empresa es el ratio que compara la deuda financiera neta con el beneficio operativo más las amoritzaciones y las depreciaciones de activos fijos, conocido como EBITDA en la jerga bursátil.

El documento de la OPV señala que la deuda financiera de Acciona Energía era de 2.802,6 millones € al final del primer trimestre de 2021, mientras que la liquidez ascendía a 497,8 millones € y que, por tanto, la deuda financiera neta era de 2.304,8 millones € (la diferencia entre las dos primeras magnitudes).

El EBITDA interanual a 31 de marzo de 2021 fue de 894,2 millones €, de modo que el ratio indicado tiene un valor de 2,58, que sitúa a la compañía en la banda media-alta en términos comparativos en cuanto a solvencia.

Ventaja anual estimada

Teniendo en cuenta lo anterior, Acciona Energía puede ser una inversión interesante a largo plazo a los precios de la OPV.

Si lo que te interesa es saber si la acción tiene posibilidades de batir al mercado y, en tal caso, cuál es su ventaja anual estimada a uno, dos y tres años, encontrarás esta información en los próximos días si te suscribes a Invesgrama Predictor.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Dos valores de las carteras Alpha ya suben más de un 25% en el trimestre: qué hacer

El fondo de capital riesgo sueco EQT ha lanzado una OPA (oferta pública de adquisición) sobre Solarpack, valor que ocupa la cuarta posición en las carteras Alpha, de modo que está presente en todas ellas. El precio ofrecido es de 26,5 €, un 45% por encima de los 18,28 € a que cerró ayer (15 de junio), cuando acumulaba una minusvalía del 12,5% desde la constitución de la cartera (31 de marzo).

Por tanto, si bien la acción sube un 25,1% en el trimestre, los suscriptores de Invesgrama Predictor que compraron acciones de la compañía recientemente ganan considerablemente más. Hace unos días se pudo comprar a 17,50 €, por lo que la ganancia ha podido ser de algo más del 50% en menos de una semana.

El PMR (Precio Máximo Recomendado) indicado en Invesgrama Predictor era de 25,0 €. Este precio es orientativo y se determina en base a los predictores Gamma de forma que la ventaja anual estimada (VAE) sea no inferior al 3% anual a tres años.

La OPA es amistosa y cuenta con el apoyo de la familia fundadora de la empresa, que cuenta con el 51% del capital. Por tanto, no se espera una contraopa y la recomendación es vender el valor y comprar el siguiente en la Alpha correspondiente, o esperar a recibir los 26,50 € en efectivo (en estos momentos la acción cotiza a 26,15 €). La operación debe ser aprobada por el Gobierno y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Si no fuera aprobada, lo que parece improbable, la acción podría caer a los precios previos a los de la OPA.

Otro valor de las Alpha, que ocupa la sexta posición y por tanto también está presente en todas las carteras, se revaloriza ya un 38% en el trimestre. En los últimos diez años, en el segundo trimestre del año solo ha habido otros cinco valores que hayan subido más de ese porcentaje de entre los 150 que han compuesto la Alpha 15, por lo que es difícil hacer un pronóstico. De esos cinco valores, tres subieron más de un 50% en los nueve meses siguientes (y la ventaja superó el 36%) mientras que los otros dos perdieron en torno a un 25%, si bien ambos ya habían ganado más de un 55% en el segundo trimestre. El Precio Máximo Recomendado para este valor está bastante por debajo del precio actual, en parte debido a la velocidad de la subida. No obstante, si se tiene en cartera, se recomienda mantener. En caso contrario, si bien se anticipa una continuación de la tendencia alcista, posiblemente sea mejor esperar a una corrección.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Qué hacer con los valores que más suben o más bajan de tu cartera

Cuando tenemos un valor en cartera que ha subido mucho más que la media del mercado podemos tener la tentación de venderlo por temor a perder lo ganado. En cambio, con los valores que más caen el miedo es a que sigan haciéndolo.

Puede ser útil tener una pauta al respecto basada en la evidencia empírica, de modo que me he basado en el comportamiento trimestral de las carteras Alpha de 7 a 15 valores para hallar una respuesta.

La metodología ha consistido en simular la venta de los valores que en el trimestre precedente tuvieron una rentabilidad superior o inferior a un determinado porcentaje, con la excepción del segundo trimestre del año, que es el primero de las carteras (ya que es en marzo cuando se lleva a cabo la revisión principal). Se ha considerado que los valores vendidos permanecen fuera de la cartera durante el trimestre siguiente a la venta pero que son recomprados en el próximo, salvo que vuelva a producirse la circunstancia que motivó su venta.

Por ejemplo, si en el segundo trimestre un valor subió un 25%, se vende a principios de julio y se recompra a principios de octubre, a menos que en el tercer trimestre haya vuelto a subir más de un 20%.

El período considerado ha sido del 31 de marzo de 2011 al 31 de marzo de 2021.

Cuando la pauta fue “vender los valores con rentabilidad superior al 20% en un trimestre“, las rentabilidades medias de las carteras disminuyeron de forma significativa, sobre todo en las que tienen mayor número de valores. Así, la Alpha 7 habría pasado de tener una rentabilidad media del 20,70% anual al 18,88% anual pero la Alpha 12, por ejemplo, del 18,54% al 15,06% anual. Por tanto, podemos concluir que coviene conservar los valores que más se revalorizan.

Si la pauta consiste en “vender los valores con rentabilidad superior al 30% en un trimestre“, la caída de rentabilidades es mucho menor y en el caso de las Alphas 14 y 15 es incluso algo superior. Así, si un valor ha subido más del 30% en un trimestre y lo tenemos en cartera sigue siendo preferible mantenerlo. En caso de que no lo tengamos en cartera, entonces puede ser mejor esperar al próximo trimestre.

Rentabilidades medias de 10 años de las carteras Alpha de 7 a 15 valores vendiendo los mejores o los peores valores

Si en vez de vender los valores que mejor lo hacen, vendiéramos los peores (en concreto, aquellos que pierdan más del 20% en un trimestre) y los recompráramos al trimestre siguiente de haberlos vendido, los resultados solo empeorarían ligeramente e incluso podrían mejorar respecto a las carteras originales. Por ejemplo, la Alpha 9 pasaría de una rentabilidad del 19,87% al 20,23% anual.

Un dato interesante es la relación entre la rentabilidad en el segundo trimestre y la rentabilidad en los nueve meses siguientes. A este respecto, se constata lo siguiente: de los quince valores (sobre un total de 150) que en el trimestre de abril a junio subieron más de un 20%, once acabaron con rentabilidad positiva nueve meses después, dos perdieron menos de un 8% y solo dos (los más rentables, con subidas de más del 50%) perdieron en torno a un 30% en los tres trimestres sucesivos. Por otro lado, la rentabilidad media en esos nueve meses de los quince valores fue del 35,8%. En cambio, los quince valores que perdieron más de un 10% en el segundo trimestre solo ganaron una media del 4,8% en los tres trimestres siguientes.

Por tanto, si se tienen los mejores valores, conviene evitar la tentación de venderlos. Si no se tienen en cartera, lo más probable es que no sea demasiado tarde para comprarlos.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El dividendo de ArcelorMittal en 2021 y la nueva política de dividendos de la empresa

ArcelorMittal, sociedad domiciliada en Luxemburgo y con estados financieros denominados en dólares, anunció el 6 de mayo que pagaría un dividendo de 0,30 dólares. Para las acciones cotizadas en la zona euro, el importe en euros se determinó en base al tipo de cambio euro-dólar del 31 de mayo, que fue de 1,2201 dólares por euro.

Por tanto, el dividendo en euros será de 0,24588149 €, cantidad que se descontará del precio de la acción el 10 de junio. La fecha de pago será el 15 de junio. En 2020 la compañía no remuneró a sus accionistas y en 2019 pagó 0,15 € en mayo.

Fechas de descuento y pago del dividendo de ArcelorMittal en 2021

La compañía ha anunciado una nueva política de remuneración al accionista vinculada a la evolución de su ratio de endeudamiento. Si el ratio entre la deuda financiera neta y el EBITDA (beneficio operativo más amortizaciones) es superior a 1,5, entonces solo se pagará el dividendo base (el importe antes indicado). Si es inferior a dicho valor, el 50% del flujo de caja libre excedentario (flujo de caja libre después del pago del dividendo base y del dividendo a intereses minoritaros) podrá ser asignado a un programa de recompra de acciones propias (lo cual se considera una remuneración indirecta al aumentar el valor intrínseco de la acción).

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El que fuera mejor inversor del mundo lleva siete años perdiendo

En marzo de 2018 escribí una entrada titulada El mejor inversor del mundo firma su cuarto año desastroso consecutivo. Me refería a Carl Icahn, que en el bestseller Money: Master The Game (2014), del famoso autor y conferenciante Tony Robbins, figuraba como el número uno de los inversores: el capítulo dedicado a él llevaba el subtítulo de Master of the Universe.

Quién es Carl Icahn

Carl Icahn gestiona la sociedad de cartera Icahn Enterprises. Además es un inversor activista desde 1980. Compra participaciones significativas en empresas en dificultades o mal gestionadas con objeto de tomar el control de la sociedad o influir en la toma de decisiones y conseguir que la compañía desarrolle todo su potencial.

Robbins, que cita datos de la revista financiera Kiplinger, afirma que la rentabilidad media obtenida por Icahn entre 1968 y 2013 fue del 31% anual, frente al 20% anual de Warren Buffett.

Según Bloomberg, de enero de 2000 al 31 de julio de 2014 las acciones de Icahn Enterprises tuvieron una rentabilidad acumulada del 1622% (21,7% anual), frente al 235% de Berkshire Hathaway, la compañía de Warren Buffett. Si bien la revalorización de las acciones de ambas compañías no es lo mismo que la rentabilidad obtenida por cada inversor con la gestión del patrimonio de sus respectivas sociedades, da una idea de la confianza que tenía el mercado en la capacidad de Icahn.

Los riesgos de vender al descubierto

Pero a partir de 2014 los resultados de Icahn han sido mucho peores que los del mercado, salvo en 2018. No es que se haya equivocado en la selección de valores sino que desde entonces se ha dedicado sistemáticamente a apostar por una caída del mercado. Pensó que la bolsa estadounidense estaba tan sobrevalorada que necesariamente tenía que caer, de modo que ha destinado una buena parte de su patrimonio a vender acciones al descubierto. Explicado de modo rápido, cuando uno vende al descubierto (o se “pone corto“ como se dice en la jerga bursátil) gana si la bolsa cae y pierde si esta sube. Por ejemplo, si uno se ha puesto corto contra el S&P 500 y este índice cae un 20%, entonces gana un 20%, de lo que hay que deducir los costes de la operativa.

El único año, de los últimos siete, en que Icahn batió al mercado fue en 2018, pero solo ganó un 7,9%, un porcentaje muy insuficiente para recuperar las pérdidas acumuladas del 38% en los cuatro años precedentes.

En el siguiente cuadro, obtenido del informe anual de Icahn Enterprises de 2020, se observa el desglose de las pérdidas y ganancias según las posiciones compradoras o vendedoras. En 2019 las posiciones largas (o sea, las acciones que la compañía tenía en cartera) dieron una rentabilidad positiva del 16,4%. Pero las posiciones cortas (o sea, las acciones que pidió prestadas para venderlas, con objeto de recomprarlas más tarde a menor precio) le provocaron unas pérdidas del 31,9%, de tal modo que la rentabilidad media del patrimonio fue negativa en un 15,4%. En 2020, las posiciones largas le procuraron un 0,6% pero las cortas le hicieron perder un 14,9%.

Ganancias y pérdidas de Icahn en 2018, 2019 y 2020 debidas a las posiciones largas y a las posiciones cortas.

En mi artículo de 2018, comenté que Icahn había cometido un triple error: “pensar que el mercado cae cuando uno cree que debe caer, y no recordar que una bolsa sobrevalorada puede seguir subiendo bastantes años y que el concepto de sobrevaloración es a menudo subjetivo.“

De forma sorprendente, Icahn persistió en ese triple error en 2019 y 2020, cuando perdió un combinado del 27,5%, frente a la ganancia del 55,7% del mercado.

En la tabla siguiente he recopilado las rentabilidades de la gestión de Icahn al frente de su sociedad de 2005 a 2020 y las he comparado con las del índice S&P 500. Vemos que al final de 2013, Icahn había multiplicado el valor de sus inversiones por 3,8 mientras que el índice estadounidense solo había subido un 84%. En cambio, en 2016, tras solo tres años negativos, toda esa ventaja se esfumó.

Entre 2014 y 2020 perdió un 51,7% en total, lo que supone una pérdida media del 9,86% anual, al tiempo que el índice ganaba un 134%, una media del 12,91% anual. En el conjunto del período 2005-2020, Icahn Capital ha ganado un acumulado del 84% en 16 años (solo un 3,90% anual), frente a la ganancia del 331,1% del S&P 500 (9,56% anual).

Rentabilidades anuales de 2005 a 2020 de Icahn Capital y del S&P 500
La trampa de la autocoherencia

Desde mi punto de vista, Icahn ha dado al traste con la trayectoria más brillante que cabe imaginar debido a una de las muchas pequeñas trampas psicológicas que nos acechan a diario, en este caso la de sentirse obligado a ser coherente.

Cuando en 2014 apostó por una caída del mercado pero ocurrió lo contrario, creyó que el mercado se había vuelto todavía más sobrevalorado, y para ser coherente debía continuar su apuesta. En 2015 la bolsa apenas subió pero Icahn perdió un 18%, en parte porque al considerar que las acciones tenían que caer, apostó por las materias primas. No obstante las materias primas tuvieron uno de sus peores años en 2015. En 2016 el mercado siguió subiendo, lo que de acuerdo con su planteamiento no hacía sino aumentar las probabilidades de un desplome. Sin embargo, la bolsa estadounidense ganó un 12%, y al año siguiente un 21,8%. En 2018 pudo finalmente tomar ventaja y ganar un 12,3% más que el mercado. Aquí debería haber puesto fin a cinco años de ir en sentido contrario pero repitió la apuesta en 2019 y 2020, con el resultado que acabamos de ver.

Esto demuestra la importancia de seguir un sistema de inversión basado en análisis, parámetros y pautas objetivos, en el que el margen de error es predecible y se convierte en una variable conocida.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.