¿Cuántos valores conviene tener en cartera?

Todo el mundo sabe que diversificar la cartera de valores permite reducir el riesgo. Sin embargo, lo que quiero demostrar aquí es que esto es verdad hasta cierto punto.

Por otro lado, pocos inversores saben que es posible aumentar la rentabilidad gracias a una mayor diversificación, algo que también voy a demostrar.

En mi investigación para crear Invesgrama Predictor he diseñado unas carteras, denominadas Alpha, de entre 7 y 30 valores. Todas ellas siguen los mismos criterios de selección, basados en la fortaleza del balance de situación, el análisis del capex (inversión en inmovilizado) y, en menor medida, en la cuenta de resultados. Podríamos decir que cuanto menor es el número de valores, más estricta es la observancia de dichos criterios.

La tabla siguiente relaciona el grado de diversificación (o sea, el número de valores de cada cartera Alpha) con la rentabilidad media anual en el período de marzo de 2011 a marzo de 2021 (diez años completos). Lo que se observa es que las carteras entre 7 y 13 valores tuvieron rentabilidades bastante similares. Esto implica que una cartera bastante diversificada (13 valores) lo hizo igual de bien que otra más concentrada (la de ocho valores).

A continuación vemos que la rentabilidad tiende a disminuir a medida que aumenta la diversificación. Pero, en contrapartida, ¿lo hace también el riesgo?

Lo que he averiguado es que el riesgo (medido en años negativos) solo se reduce hasta un número de 15 valores. Por ejemplo, las carteras Alpha 7, 8, 9 y 10 solo tuvieron un año con ligeras pérdidas entre los diez ejercicios de marzo de 2011 a marzo de 2021. La Alpha 11, ninguno, y las Alphas 12 a la 15, dos años con pérdidas inferiores al 5%. Pero las Alphas 16 a 23 tuvieron dos años con pérdidas entre el 3% y el 10% y las Alphas 24 a 30, dos años con pérdidas entre el 9% y el 13%.

Una comparativa interesante a hacer en nuestro mercado permite comprobar qué nos puede aportar invertir en valores fuera del IBEX 35. En tanto que a lo largo del período analizado siempre ha habido al menos nueve empresas del IBEX 35 entre las treinta seleccionadas, he comparado la rentabilidad de la Alpha 9 (que incluye tanto valores del IBEX 35 como de pequeña y mediana capitalización) con una cartera compuesta solo por nueve valores del IBEX (denominada IBEX 35 – 9).

El resultado se muestra en la tabla siguiente. Vemos que la cartera compuesta por nueve valores del IBEX ganó un 14,12% anual en los diez años recientes mientras que la Alpha 9 ganó un 20,24% anual, sensiblemente más. Esto indica que ampliar el universo de valores permite aumentar la rentabilidad.

Por otro lado, la rentabilidad de la cartera de nueve valores del IBEX fue muy similar a la de la Alpha 21, que ganó un 14,23% anual en el mismo período. Es decir, una cartera muy diversificada (21 valores de capitalización grande, mediana y pequeña) lo hizo tan bien como una cartera de nueve valores concentrada en el IBEX 35.

Esto significa que cuanto mayor sea el universo de valores sobre el cual hacemos la selección, mayor puede ser la diversificación sin tener que sacrificar rentabilidad. De hecho, es posible aumentar la rentabilidad aumentando la diversificación: la Alpha 13 fue bastante más rentable (19,11% anual) que la IBEX 35 de 9 valores (14,12% anual).

Así que la respuesta a la pregunta “¿cuántos valores debería tener en cartera?“ depende de nuestros criterios de selección y del mercado en que queramos invertir. Si utilizamos criterios de selección efectivos, la cartera puede estar más concentrada pero lo recomendable es no bajar de siete valores, no tanto con objeto de reducir el riesgo, que también, sino sobre todo para aumentar las probabilidades de dar con algunos de los grandes ganadores. Si además ampliamos nuestro mercado podemos aumentar la diversificación sin reducir por ello la rentabilidad. Hemos visto que si se amplía la selección al mercado continuo español, las carteras de entre 7 y 15 valores ofrecen una óptima relación rentabilidad-riesgo.

Algo que hay que destacar es que incluso una cartera tan diversificada como la Alpha 30 obtuvo una rentabilidad media del 11,93% anual, sensiblemente por encima del 2,55% anual del mercado, dividendos incluídos. Este hecho es notable, en cuanto que el número total de valores sobre el cual se realizó la selección estuvo en torno a 75 hasta 2017 y en torno a 90 a partir de 2018, de modo que dicha cartera incluyó entre la tercera parte y el 40% del total de valores analizados.

Sin embargo, es casi seguro que si ampliáramos el universo de valores hasta una cifra de, pongamos, 250 valores, una cartera de treinta valores podría ser casi tan rentable como una de diez ya que, a pesar de su elevada diversificación, en realidad estaría muy concentrada en solo el 12% del universo de valores. Es por este motivo que un inversor que necesite una cartera muy diversificada, y que al mismo tiempo quiera obtener rentabilidades muy altas, debería ampliar su selección a otros mercados, puesto que en el mercado continuo español solo cotizan actualmente 126 sociedades, incluyendo empresas extranjeras.

¿Se puede batir al mercado cambiando la cartera solo una vez cada tres años?

Invertir a largo plazo requiere hacer pocos cambios en nuestra cartera de valores. Pero ¿cuánto es “pocos“?

En este sentido tenemos que considerar dos aspectos: la frecuencia de actualización (cada año, cada dos años, cada tres años…) y el número de valores a cambiar en cada actualización.

Para hallar una respuesta a esta cuestión, he examinado la evolución de una de las carteras Alpha, concretamente la que está compuesta por 10 valores (Alpha 10). Las carteras Alpha se elaboran teniendo en cuenta principalmente la solidez del balance de situación, la rentabilidad de las inversiones y la cuenta de resultados, en este orden de importancia, y se actualizan una vez al año al final de cada mes de marzo.

En primer lugar, he calculado el número de cambios anuales desde 2012 hasta 2021. Como indica la tabla siguiente, en los últimos diez años ha habido entre 3 y 7 valores que han salido de la cartera y han sido sustituidos por otros tantos, siendo la media de 3,8 valores. Es decir, de media se ha cambiado el 38% de la cartera, lo que supone una rotación media del 76% (ya que cada valor vendido implica la compra de otro).

Lo que nos interesa saber es la rentabilidad de la Alpha 10 si solo la hubiéramos actualizamos una vez cada tres años.

En la tabla siguiente se recoge la rentabilidad anualizada por períodos consecutivos de tres años. Vemos que en todos los períodos la Alpha 10 (actualizada una vez cada tres años) batió al mercado, aunque en el trienio de marzo de 2015 a marzo de 2018 lo hizo por un escaso margen.

Supongamos que hubiéramos invertido en la Alpha 10 el 31 de marzo de 2012 y nos hubiéramos propuesto actualizarla únicamente una vez cada tres años, o sea en marzo de 2015 y en marzo de 2018. En marzo de 2012, al ser la primera vez que hubiéramos invertido, tendríamos que haber comprado los 10 valores. En marzo de 2015 hubiera sido necesario cambiar cuatro valores respecto a la cartera de 2012 y en marzo de 2018, seis valores respecto a la cartera de 2015.

En el período conjunto de nueve años, de marzo de 2012 a marzo de 2021, la cartera habría proporcionado un 15,02% de media anual, frente al 5,31% del mercado (dividendos incluídos), lo que supone casi un 10% anual más.

Por tanto, queda claro que es posible batir al mercado actualizando una cartera de valores con una frecuencia de solo una vez cada tres años y que en cada una de estas actualizaciones habría que mover aproximadamente la mitad de la cartera.

No obstante, una actualización anual permite obtener mejores resultados, como se observa en la tabla siguiente. Vemos que en cada período consecutivo de tres años, la cartera habría batido al mercado en al menos un 6,7% anual (frente a un mínimo del 1,54% en el caso de una actualización trianual). La rentabilidad en el período de nueve años de marzo de 2012 a marzo de 2021 habría sido del 21,29% anual, frente al 15,02% anual de la Alpha actualizada cada tres años, y el 5,31% anual del mercado.

Rentabilidad sobre recursos propios de los bancos del IBEX en 2020

En una entrada anterior publiqué los ratios de rentabilidad corporativa (ROA, ROE y ROCE) de los valores del IBEX 35. Aquí quisiera ofrecer algo más de detalle sobre la ROE (rentabilidad sobre recursos propios) de las entidades financieras.

La ROE el cociente entre el beneficio neto atribuido y el patrimonio neto atribuido y se considera la “rentabilidad del accionista“ ya que compara el beneficio que corresponde a los accionistas en un ejercicio determinado con el patrimonio que esos mismos accionistas poseen en la compañía (y que obtendrían en caso de disolución de la empresa o banco). Este cálculo se indica en la última columna de la tabla siguiente. Vemos, por ejemplo, que la ROE de Bankinter fue del 6,61%, que corresponde aproxidamente con el valor medio para este ratio en los valores del IBEX.

Sin embargo, en algunos casos hay una diferencia significativa entre el beneficio ordinario, el beneficio de operaciones continuadas y el beneficio atribuido. El beneficio ordinario no está afectado por impactos extraordinarios, ya sean negativos, como deterioros de activos, o positivos, como plusvalías por ventas de inmovilizado, si bien es antes de impuestos. El beneficio de operaciones continuadas no incluye beneficios o pérdidas por operaciones que han sido enajenadas durante el ejercicio, de modo que se considera más representativo que el beneficio atribuido, que sí incluye estas últimas. Teniendo en cuenta este dato, la ROE del BBVA fue superior a la de Bankinter, por ejemplo, mientras que con el cálculo tradicional de la ROE ocurría lo contrario.

Dos cálculos para la ROE de los bancos del IBEX en 2020

El Santander obtuvo un beneficio ordinario bruto de 8.504 millones € pero contabilizó deterioros de activos por valor de 10.416 millones €. A pesar de ello el impuesto de sociedades ascendió a 5.632 millones €. Ambas circunstancias, junto con otras menos significativas, hicieron que el beneficio de operaciones continuadas fuera negativo en 7.708 millones €. El beneficio atribuido fue aún más negativo debido a que la entidad contabilizó beneficios a minoritarios por un importe positivo de 1.062 millones €.

Según la entidad, el beneficio neto atribuido ordinario fue de 5.081 millones € (ver tabla siguiente, obtenida del informe de resultados del banco). Con este dato, la ROE sería del 4,59%.

Ratios de rentabilidad de las compañías del IBEX 35 en 2020

La tabla siguiente indica los tres ratios de rentabilidad corporativa más comunes, para las empresas del IBEX 35 y el ejercicio 2020. Los ratios se han calculado teniendo en cuenta los resultados de 2020 y los datos de balance de 2019.

La ROA (Return On Assets) es la rentabilidad sobre el activo. Es el beneficio bruto de 2020 dividido por el activo total al final de 2019.

La ROE (Return On Equity) es la rentabilidad sobre recursos propios. Es el cociente entre el beneficio neto atribuido de 2020 y el patrimonio neto atribuido de 2019.

La ROCE (Return On Capital Employed) es la rentabilidad sobre el capital empleado, que es la suma del patrimonio neto y de la deuda financiera bruta. Se ha calculado dividiendo el beneficio operativo de 2020 por el capital empleado de 2019.

Hay que tener en cuenta que los beneficios de 2020 estuvieron muy condicionados por la pandemia, que supuso un confinamiento o restricciones de la movilidad a partir del 14 de marzo.

Ratios de rentabilidad (ROA, ROE y ROCE) de las empresas del IBEX 35 en 2020

La segunda tabla ordena los valores del IBEX 35 según su ROE. En el caso de Pharma Mar, es excepcionalmente elevada debido a que el patrimonio neto atribuido al final de 2019 era de solo 7,5 millones €, mientras que al final de 2020 fue de 102,7 millones €. Los valores con ROE negativa tuvieron un beneficio neto negativo en 2020.

La ROE se considera uno de los mejores ratios individuales para seleccionar empresas, tal como demuestra el índice BCN ROE-30. Ver La ROE como criterio de selección: el índice BCN ROE-30.

Ranking de las compañías del IBEX 35 por ROE en 2020

La última tabla ordena las empresas no financieras del índice en base a su ROCE. Se considera el ratio de rentabilidad corporativa más significativo porque tiene en cuenta todos los recursos utilizados por la empresa. No se calcula para entidades financieras, al igual que la ROA.

Ranking de las empresas no financieras del IBEX 35 por ROCE en 2020

Beneficios por acción de las compañías del IBEX 35 en 2020

Todas las empresas del IBEX 35, salvo Inditex, han publicado sus resultados del ejercicio 2020, si bien las cuentas de CIE Automotive y Grifols todavía no están disponibles en la web de la CNMV. Los balances de Inditex se conocerán este mes.

Doce compañías han informado de resultados negativos. Las más relacionadas con el turismo, Aena, IAG, Amadeus y Meliá Hotels, resultaron especialmente afectadas por las restricciones a la movilidad.

Naturgy declaró números rojos de 347,3 millones € debido a una depreciación de activos de 1.363 millones €. También Repsol depreció activos por valor de 2.911 millones € por los menores precios esperados del petróleo y el gas. Es el segundo año consecutivo que la petrolera tiene pérdidas que superan los 3.000 millones €.

El Santander sufrió las mayores pérdidas de su historia debido principalmente a depreciaciones de unos 10.100 millones en fondos de comercio y a provisiones de 1.146 millones € por reestructuraciones de personal. El resultado ordinario del banco fue de 5.081 millones €, según ha informado la entidad, descontadas ya provisiones por morosidad causadas por la pandemia.

La cuarta columna de tabla siguiente indica los beneficios por acción del ejercicio 2020. En el caso de Siemens-Gamesa, el período considerado es de septiembre de 2019 a septiembre de 2020, que es el año fiscal de la empresa. En el caso de Inditex, el período referido es de octubre de 2019 a octubre de 2020.

La última columna indica el ratio PER (cotización al cierre de febrero de 2021 divivida por el beneficio por acción de 2020).

Beneficios por acción de las empresas del IBEX 35 en 2020 y ratios PER al 28 de febrero de 2021

La segunda tabla ordena los valores del IBEX según el ratio PER (relación precio-beneficio). Vemos que los más baratos desde ese punto de vista son Mapfre, Enagás, CaixaBank, Telefónica, Red Eléctrica y ACS.

El ratio PER del IBEX 35 era de 33,2 al cierre de febrero, teniendo en cuenta únicamente los resultados positivos, las ponderaciones de cada valor en el índice y los ajustes por capital flotante.

Ranking por ratio PER (relación precio beneficio) de los valores del IBEX 35 el 28 de febrero de 2021

Ranking de rendimiento por dividendo de los valores del IBEX 35

El cuadro siguiente ordena los valores del IBEX 35 según su rendimiento por dividendo de acuerdo con los pagos ordinarios estimados para 2021 y el precio de las acciones el 4 de febrero de 2021 a las 10h00.

En el caso de Endesa, hay que tener en cuenta que el dividendo bajará en los próximos años porque la compañía distribuye actualmente el 100% de sus beneficios mientras que a cargo de 2021 lo reducirá al 80% y a cargo de 2022 y 2023 al 70%. Ver Plan Estratégico de Endesa 2021-2023: beneficios y dividendos esperados

El dividendo de Telefónica en principio es sostenible. Si bien el beneficio por acción estándar es, a septiembre de 2020, de 0,035 €, el beneficio por acción recurrente es de 0,517 €. Ver Beneficios por acción interanual.

El dividendo de Enagás también es sostenible de acuerdo con las previsiones de la empresa. Ver Los dividendos de Enagás de 2020 a 2026

El rendimiento medio de los 35 valores es actualmente del 2,73% pero el de los diez primeros valores de la tabla es del 7,19%.

Ranking de los valores del IBEX 35 según su rendimiento por dividendo esperado para 2021, día 4 de febrero de 2021

Dividendos del IBEX 35 previstos para 2021

Ver Tabla actualizada de rendimientos por dividendo.

Los valores con más y menos potencial del IBEX 35 en 2021 según los expertos

Hace unos días publiqué una entrada con los resultados de los valores del IBEX 35 en 2020 según su potencial de revalorización al principio del año según los analistas. En dicha entrada quedaba clara la relación inversa entre potencial al principio del año y rentabilidad final, al igual que ocurrió en 2019. Ver Los valores con menor potencial batieron de nuevo al mercado en 2020.

Para 2021, los cinco valores con mayores expecativas de revalorizarse son Pharma Mar, Telefónica, Almirall, Grifols y Cellnex. Telefónica ya fue el tercer valor con mayor potencial al principio de 2020 (con una expectativa de ganancia del 31%), pero perdió un 41,62% en el año. En 2020 los diez valores con mayor potencial perdieron una media del 19,35%, nueve puntos más que la media del IBEX.

En cambio, los valores con mayor recorrido a la baja, siempre según el precio objetivo medio de los analistas, son SIemens-Gamesa, Solaria, Meliá, Amadeus y Bankia. Siemens-Gamesa es el valor con peores expectativas, si bien al principio de 2020 se encontraba en la misma situación pero se revalorizó un 111,9% en el ejercicio. Los diez valores con menor potencial en 2020 perdieron únicamente un 2,96%.

La tabla siguiente ordena los valores del IBEX 35 según su potencial de revalorización desde el cierre de 2020. 

Ranking de los valores del IBEX 35 según potencial de revalorización en 2021

Los precios objetivo máximo, mínimo y medio han sido obtenidos de la página marketscreener.com.

La dispersión es la diferencia entre el precio objetivo más alto y el más bajo estimados por los analistas. Las acciones con alta dispersión son más “polémicas“, en el sentido que hay mayor diversidad de opiniones respecto al valor de las mismas. Las acciones con menor dispersión concitan un mayor consenso y en los últimos dos años han sido, como grupo, más rentables que la media:

Los valores menos polémicos son más rentables

Los valores con menor potencial batieron de nuevo al mercado en 2020

En 2020 los valores del IBEX 35 que al principio del año tenían peores expectativas de revalorización según los expertos volvieron a batir ampliamente al índice, tal como sucedió en 2019. Ver Los valores con menor y mayor potencial en 2019

La tabla siguiente ordena los valores del IBEX 35 según su potencial de revalorización al principio de 2020, calculado como la diferencia entre el precio objetivo medio de los analistas, según recoge la web marketscreener.com, y el precio de cierre de 2019. El grupo de valores con más potencial perdió una media del 19,35% mientras que el grupo con menor potencial perdió únicamente un 2,96%. Se da la circunstancia de que el valor con menor potencial del índice, Siemens-Gamesa, fue con diferencia el mejor del año, al ganar un 111,9%.

Rentabilidad de los valores del IBEX 35 en 2020 según su potencial de revalorización al principio del año

El cuadro siguiente resume los resultados de 2019 y 2020. En el período 2019-2020, la rentabilidad acumulada del grupo de 10 valores con mayor potencial de revalorización fue negativa en un 14,92%, mientras que la media de los 35 valores del IBEX 35 ganó un 3,13% en el mismo período. El grupo de 15 valores con potencial medio ganó aproximadamente lo mismo que la media del mercado. En cambio, las 10 acciones que al principio de cada año contaba con menores espectativas de revalorización según los expertos ganó un combinado del 18,95%, superando en más de 15 puntos al índice de referencia.

Resultados en 2019 y 2020 de los valores con mayor y menor potencial de los valores del IBEX 35

Potencial de revalorización de los valores del IBEX en 2020 según los analistas

 

 

 

 

Los fondos de inversión en bolsa española en 2020 y en los últimos tres, cinco y diez años

El 48% de los fondos que invierte en bolsa española lo hizo mejor que el mercado en 2020, tomando como referencia del mercado el Indice General de la Bolsa de Madrid (IGBM) con dividendos. Dicho índice se dejó un 11,32% mientras que los 175 fondos en renta variable española perdió un porcentaje muy similar de media, un 11,43%. Sin embargo, los 84 mejores perdieron solo una media del 5,35%.

En un plazo de tres años (de 2018 a 2020, ambos incluídos), 41 de los 139 fondos con un historial de al menos tres años consiguió batir al mercado, lo que supone un porcentaje del 29,5%. A plazos de 5 y 10 años, la proporción de fondos que superó al IGBM con dividendos fue mayor que a un plazo de tres años, en torno al 35%, lo cual se debe probablemente a que los buenos fondos sobreviven a lo largo del tiempo.

Porcentaje de fondos en bolsa española que batieron al mercado en 2020 y en los últimos 3, 5 y 10 años

En todos los períodos se observa que la rentabilidad media del conjunto de fondos de inversión es parecida a la del índice de referencia. También se constata que la ventaja que obtiene el grupo de los mejores fondos tiende a reducirse cuanto mayor es el plazo de tiempo considerado. Así, mientras que en 2020 esa ventaja fue del 5,97%, a tres años fue del 2,37% anual, y a cinco y diez años no superó el 2% anual.

Ventaja anual de los mejores fondos en bolsa española respecto al mercado en 2020 y en los últimos 3, 5 y 10 años

La ventaja del mejor de todos los fondos también tiende a reducirse con el paso del tiempo. En 2020, el mejor (Metavalor) ganó un 3,64%, casi quince puntos más que el índice de referencia. En el período de tres años de 2018 a 2020, el mejor fue Gesconsult, con un 2,25% anual, siendo la ventaja de 5,46 puntos. En el período de cinco años de 2016 a 2020, el más rentable fue el Santander Small Caps, con una rentabilidad del 4,51% anual, superando al mercado en un 3,63% anual. El mejor de los fondos a diez años, que fue el Iberia Fund de Fidelity, ganó un 6,9% anual, un 3,68% anual más que el IGBM.

 

 

La bolsa en 2020

El IBEX 35 con dividendos perdió un 12,70% en 2020. El selectivo hizo un mínimo de 6.107,2 puntos el 17 de marzo, tres días después del inicio del confinamiento. El desplome fue del 39,43% respecto del máximo relativo de 10.083,6 puntos alcanzados el 19 de febrero. Sin embargo, la recuperación posterior llevó al índice a ganar un 32,2% hasta el cierre del año.

La sección de pequeñas empresas que recoge el IBEX Small Cap se revalorizó un 18,93%, gracias a la presencia de compañías de energías renovables como Grenergy y Solarpack, con revalorizaciones del 149% y 115% respectivamente, y de empresas del sector salud como Reig Jofre, Biosearch y Oryzon Genomics, con un 79%, 29% y 15% respectivamente.

El Eurostoxx 50, que contiene las 50 mayores compañías de la zona euro, perdió un 3,29% con dividendos netos incluídos, mientras que el S&P 500 de la bolsa estadounidense ganó un 16,26% gracias a los valores tecnológicos.

A pesar de que el IBEX 35 se dejó un 12,70% en 2020, las empresas no financieras que formaban parte del índice a principios del año solo perdieron una media del 5,62%. Las entidades financieras lo hicieron peor que el resto, sobre todo Banco Sabadell, que se desplomó más de un 60%.

Nueve valores consiguieron acabar el año en positivo y seis de ellos lo hicieron con más de un 20%: Siemens-Gamesa, Cellnex, Iberdrola, Viscofán, Acciona y ArcelorMittal. 

En 2020 tres valores abandonaron el IBEX 35, Mediaset, MásMóvil y ENCE. El 22 de junio Mediaset fue sustituida por Almirall. El 21 de septiembre la papelera ENCE fue remplazada por Pharma Mar. MásMóvil fue excluida el 14 de septiembre debido a la OPA de KKR, Cinven y Providence, y Solaria ocupó su lugar el 19 de octubre.

En el cuarto trimestre, los valores más relacionados con el turismo, como Meliá Hotels y la aerolínea IAG fueron los grandes ganadores por las expectativas de recuperación generadas por las vacunas de BioNTech-Pfizer y Moderna contra la covid-19. Las ganancias en ambos valores superaron el 70%. BBVA y Santander se anotaron subidas de calibre similar, aunque acabaron el año con pérdidas del 15% y 29% respectivamente.

En el extremo opuesto se situó Pharma Mar, con una caída del 34%, si bien la acción concluyó el año con una revalorización del 50%.

Ranking de rentabilidad de los valores del IBEX 35 en el cuarto trimestre de 2020

Plan Estratégico de Endesa 2021-2023: beneficios y dividendos esperados

El 25 de noviembre de 2020 Endesa presentó su Plan Estratégico para 2020-2030 en cuanto a su plan de diversificación energética y para el período 2021-2023 en cuanto a objetivos operativos y financieros.

En primer lugar, hay que destacar que la compañía espera obtener un resultado neto ordinario de unos 2.000 millones € en 2020, lo que equivale a un beneficio por acción ordinario de 1,89 €. Dado que para este ejercicio prevé un pay-out del 100% del beneficio ordinario, el dividendo será de ese mismo importe (en el cuadro siguiente, obtenido del Plan Estratégico de Endesa, se indica una cifra aproximada de 1,9 €). De este cantidad, 0,70 € se descuentan en diciembre, por lo que cabe esperar unos 1,20 € de complementario en junio de 2021. A los precios actuales (23,3 €), el rendimiento por dividendo de la acción supera el 8%).

Beneficio y dividendo Endesa 2014 y 2020 (estimado)
Fuente: Endesa

En el cuadro siguiente, Endesa indica que espera un beneficio neto ordinario de 1.900 millones € en 2023, lo que implica un beneficio por acción ordinario de 1,79 €, inferior al previsto para 2020. El dato del beneficio correspondiente a 2020 se refiere al beneficio neto estándar, aunque neto de provisiones, por lo que en realidad las magnitudes de 2020 y 2023 no son directamente comparables.

Beneficio neto Endesa 2020 y 2023 (previsiones)
Fuente: Endesa

Endesa anuncia que en 2021 distribuirá el 80% de su beneficio neto ordinario y que ese porcentaje bajará al 70% en 2022 y 2023. Esto significa que el dividendo a cargo del ejercicio 2023 podría ser del 70% del beneficio por acción esperado de 1,79 €, o sea unos 1,25 €, sensiblemente inferior a los 1,9 € esperados para el ejercicio 2020.

Cuadro con porcentaje de distribución del beneficio de Endesa de 2020 a 2023
Fuente: Endesa.

 

La bolsa en noviembre de 2020

El IBEX 35 tuvo el mejor mes de su historia en noviembre, al revalorizarse un 25,34% con dividendos incluídos. El catalizador de la subida fue el anuncio, el día 9, por la estadounidense Pfizer y la alemana Biontech, de la primera vacuna contra la Covid-19 con posibilidades de recibir la aprobación de las autoridades en un breve período de tiempo y con una eficacia del 90% (que posteriormente fue ampliada al 95%). El día 16 la biotecnológica estadounidense Moderna presentó su antídoto contra el virus, con una eficacia del 94,5%. Unos días más tarde, el 23, la universidad de Oxford y la farmacéutica británica Astrazeneca anunciaron que su vacuna tenía una eficacia media del 70%.

El peor valor del IBEX fue PharmaMar debido a que el tratamiento contra la Covid-19 que está investigando quedó relegado a un segundo plano tras la presentación de las tres prometedoras vacunas mencionadas, aunque hay que tener en cuenta que la acción acumula una revalorización del 260% en el último año. Grifols fue el tercer peor valor por el mismo motivo, si bien pierde un 21% en los últimos doce meses.

Los valores más alcistas fueron los que habían resultado más damnificados por la pandemia hasta octubre, en particular Melià Hotels, IAG y Repsol. A pesar de las revalorizaciones de más del 50% obtenidas por estos valores, IAG todavía pierde un 66% en 2020, Meliá un 31% y Repsol un 38%. El BBVA se vio beneficiado, además, por la venta de su filial en Estados Unidos a PNC por 9.700 millones €, con una plusvalía de unos 580 millones €. La noticia disparó el precio de la acción un 20% así como los rumores de una compra del Banco Sabadell. La esperada operación se vio frustrada a finales de mes al no alcanzar ambas entidades un acuerdo sobre el precio.

El día 13 Naturgy se disparó un 7,5%, hasta los 19,68 €, tras anunciar la venta de su negocio en Chile a China State Grid, con plusvalías de unos 400 millones €. Cerró el mes algo por debajo de ese precio.

Este mes descontaron dividendo:

  • Acerinox: 0,50 € de dividendo único de 2020.
  • Ferrovial: 0,20 € a cuenta de 2020.
  • Naturgy: 0,50 €, segundo dividendo a cuenta de 2020.
  • Santander: 0,10 €, complementario de 2019.

El IBEX 35 con dividendos fue el índice más rentable cuando se compara con el Eurostoxx 50, el DAX alemán o el S&P 500 americano. En el cómputo anual la pérdida ha quedado reducida al 13,09% cuando a finales de octubre era del 30,66%.

El Indice Miedo y Avaricia compilado por la CNN daba el 27 de noviembre una lectura de 92, que corresponde a una “avaricia extrema“, lo que suele ser la antesala a una corrección.

En diciembre descuentan dividendo:

  • Enagás: 0,672 € el 21 de diciembre, a cuenta de 2020. La fecha de pago es el 23 de diciembre.
  • Endesa: 0,70 € el 30 de diciembre, a cuenta de 2020. La fecha de pago es el 4 de enero de 2021.
  • Mapfre: pagará 0,05 € el 22 de diciembre, a cuenta de 2020.
  • Repsol: descuenta dividendo el 17 de diciembre bajo la modalidad de dividendo flexible pero la fecha de pago será el 12 de enero de 2021.
  • Telefónica: 0,20 € a cuenta de 2020.
  • Viscofán: 1,40 € el 18 de diciembre, con fecha de pago el día 22. Es el pago a cuenta de 2020 pero incluye parte del complementario previsto para junio de 2021.

Ver Dividendos previstos de las compañías del IBEX 35 en 2020