Acciona Energías Renovables cotizará en bolsa el 1 de julio: ¿interesa comprar?

Acciona Energías Renovables (también denominada Acciona Energía) está a punto para protagonizar la mayor oferta pública de venta (OPV) desde la de Aena en 2015. El 21 de junio, la filial de Acciona registró el folleto de la OPV en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y prevé cotizar en bolsa a partir del 1 de julio.

La compañía se define a sí misma como “el mayor operador energético global dedicado en exclusiva a las energías renovables, sin vinculación ni herencia histórica con las tecnologías de origen fósil.“

Por el momento, los estados financieros de la compañía no están disponibles en la CNMV pero el documento de la OPV, de 448 páginas, da numerosos detalles, incluyendo sus balances de los años 2018, 2019 y 2020, así como del primer trimestre de 2021.

Precio de las acciones

Acciona prevé colocar un 25% de acciones de su filial entre los inversores, con un máximo del 28,75%. El precio se conocerá el 29 de junio pero estará entre un mínimo de 26,73 € y un máximo de 29,76 €. Esta horquilla queda lejos de los 36 € que se había estimado en un principio.

Utilización de los recursos recaudados por Acciona

Si Acciona coloca finalmente el 25% de su filial a un precio de unos 28,25 €, recaudará unos 2.325 millones €. El folleto de la OPV señala que Acciona usará estos ingresos para reducir su propia deuda.

Posible incorporación al IBEX 35

Las acciones cotizarán en bolsa a partir del 1 de julio y posiblemente no tarden en incorporarse al IBEX 35. El capital social está formado por 329,25 millones de títulos, que a un precio medio de 28,25 € dará un valor bursátil de unos 9.300 millones €, similar al de Red Eléctrica. Sin embargo, al estar el 75% del capital en manos de accionistas de control (en este caso, Acciona), seguramente se aplicará un coeficiente de ajuste del 40%, de forma que la capitalización computable será de unos 3.700 millones €, cercana a la de la propia Acciona (4.150 millones €). Así, se podría convertir en el vigésimocuarto valor del IBEX por ponderación.

Razones de la salida a bolsa

El documento de la OPV dice que la salida a bolsa era el “siguiente paso natural en el desarrollo a largo plazo“ de la compañía. Asimismo, se espera que la presencia en el mercado dé a la empresa acceso a un menor coste financiero, tanto en las emisiones de deuda como de capital, ambas necesarias para asegurar su crecimiento rentable. Otras ventajas de convertirse en una sociedad cotizada son una mayor transparencia informativa y un aumento del reconocimiento de marca líder en el sector de energías limpias.

Valor contable de la acción
Energía hidroeléctrica

El documento de la OPV indica que el valor neto contable de la acción a 31 de marzo de 2021 es de unos 15,50 €. Sin embargo, para hacer este cálculo se ha debido de tener en cuenta el patrimonio neto, en vez del patrimonio neto atribuido a los accionistas, que son magnitudes diferentes.

El patrimonio neto a 31 de marzo es de 5.102,2 millones €. Si dividimos esta cifra por el número de acciones (329,25 millones), obtenemos, en efecto, un valor de 15,50 €. Pero el patrimonio neto de los accionistas asciende a 4.708,1 millones € (el resto pertenece a accionistas de filiales de Acciona Energías Renovables), de modo que el valor contable es de 14,30 €.

Por tanto, el precio de salida estará entre 1,87 y 2,08 veces el valor contable, que, desde este punto de vista, no es caro teniendo en cuenta las expectativas de crecimiento de la compañía.

Beneficio por acción y dividendos

El beneficio por acción de 2020 fue de 0,604 €, un 48% superior al de 2018. El dividendo, que obviamente hasta la fecha ha sido cobrado únicamente por la matriz, Acciona, fue de 0,304 € por título. Esto supone un porcentaje de distribución o payout del 50,3%.

Beneficio por acción y dividendo de la acción de Acciona Energías Renovables en 2018, 2019 y 2020

El folleto de la OPV indica que la compañía no ha establecido aún una política de dividendos de modo específico, pero que tiene la intención de distribuir entre sus próximos accionistas entre un 25% y un 50% de su beneficio neto, en la parte baja de ese rango. De este modo, si suponemos un payout del 35% para 2021, para mantener un dividendo de 0,30 €, el beneficio por acción deberá alcanzar unos 0,85 € este año, un incremento de más del 40% respecto al año anterior.

A un precio de 28,25 €, el ratio PER sería de 45,6 respecto al beneficio por acción interanual a 31 de marzo de 2021, que es el triple de lo que es habitual en una sociedad cotizada consolidada, pero este ratio no resulta muy significativo en empresas de crecimiento.

Rentabilidad (ROE y ROCE)

La rentabilidad sobre recursos propios, calculada como el cociente entre el beneficio neto atribuido de 2020 en relación al patrimonio neto atribuido de 2019, es del 7,40%, todavía algo baja.

La rentabilidad sobre el capital empleado, más representativa que la ROE al tener en cuenta la deuda financiera, fue del 7,24%, algo por debajo de la media, pero resulta adecuada.

Liquidez
ENERGIA SOLAR FOTOVOLTAICA

Normalmente, los recursos que la empresa espera obtener a corto plazo (venta de existencias, cobros de clientes etc.) deben ser superiores a sus deudas de próximo vencimiento (pagos a proveedores, amortización de deudas a corto…). En caso contrario, la empresa puede tener problemas de liquidez.

A 31 de marzo de 2021, el activo corriente de Acciona Energía era de 1.244,1 millones €, mientras que su pasivo corriente era de 2.619,7 millones €. Es decir, el realizable a corto solo suponía el 47,5% de las deudas a corto plazo, lo que apartemente situaría a la compañía en un grave problema de liquidez. Se da la circunstancia de que de las 95 empresas no financieras que cubro en Invesgrama Predictor, no hay una sola con una ratio de liquidez tan baja.

Este hecho no pasa desapercibido en el folleto de la OPV. En un apartado titulado “declaración sobre el fondo de maniobra“, señala que el fondo de maniobra (la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente) es negativo en 1.375,5 millones € debido en gran parte a la financiación a corto plazo recibida del Grupo Acciona, concretamente de Acciona Financiación Filiales, que era de un importe de 1.469,9 millones €. Sin embargo, una filial 100% propiedad de Acciona Energías Renovables, denominada Acciona Energía Financiación Filiales, ha firmado una facilidad de deuda sindicada por valor de 2.500 millones € que se espera sirva para cancelar por completo dicha deuda financiera intragrupo a corto (y se convierta, por tanto, en deuda a largo plazo). De este modo, si restamos esa deuda intragrupo de 1.469,9 millones €, el pasivo corriente queda en 1.149,8 millones €, que ya se sitúa por debajo del activo corriente. Por tanto, con la operación comentada, Acciona Energías Renovables no tendría problemas de liquidez.

Solvencia

El criterio más utilizado para valorar la solvencia de una empresa es el ratio que compara la deuda financiera neta con el beneficio operativo más las amoritzaciones y las depreciaciones de activos fijos, conocido como EBITDA en la jerga bursátil.

El documento de la OPV señala que la deuda financiera de Acciona Energía era de 2.802,6 millones € al final del primer trimestre de 2021, mientras que la liquidez ascendía a 497,8 millones € y que, por tanto, la deuda financiera neta era de 2.304,8 millones € (la diferencia entre las dos primeras magnitudes).

El EBITDA interanual a 31 de marzo de 2021 fue de 894,2 millones €, de modo que el ratio indicado tiene un valor de 2,58, que sitúa a la compañía en la banda media-alta en términos comparativos en cuanto a solvencia.

Ventaja anual estimada

Teniendo en cuenta lo anterior, Acciona Energía puede ser una inversión interesante a largo plazo a los precios de la OPV.

Si lo que te interesa es saber si la acción tiene posibilidades de batir al mercado y, en tal caso, cuál es su ventaja anual estimada a uno, dos y tres años, encontrarás esta información en los próximos días si te suscribes a Invesgrama Predictor.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El dividendo de ACS de junio de 2021: suscribir acciones, vender derechos o solicitar pago en efectivo

Logo de ACS

Quienes tengan acciones de ACS, o las compren hoy 21 de junio, tendrán derecho al dividendo que la constructora descuenta el día 22 de junio.

ACS paga tradicionalmente un dividendo a cuenta en enero-febrero y un complementario en junio-julio. En julio de 2020 pagó el complementario del año anterior, por 1,38 €, y además (a diferencia de otros años), un primer pago a cuenta de 2020 por importe de 0,16 €. El 22 de enero de 2021 descontó el segundo pago a cuenta de 2020 por 0,452 € (el pago en efectivo tuvo lugar el 9 de febrero de 2021).

La Bolsa de Madrid indica que el dividendo que se descuenta el 22 de junio se trata de un pago a cuenta de 2021, pero debe entenderse que se trata del complementario de 2020, pues ACS denomina a este pago “Dividendo Flexible 2020“.

Nota: ACS me ha confirmado de que, efectivamente, se trata del complementario de 2020.

ACS remunera a sus accionistas según su plan de dividendos flexibles, que permite suscribir acciones gratuitas, vender los derechos de suscripción o recibir un pago en efectivo. ACS se compromete a pagar 1,27 € por cada acción a aquellos accionistas que soliciten la última opción.

ACS amortizará acciones en autocartera para compensar el número de acciones suscritas por los accionistas en la presente ampliación, con objeto de evitar el efecto dilución.

Las tres opciones

El martes 22 de junio se inicia una ampliación de capital liberada (es decir, gratuita). A partir de ese día y hasta el martes 6 de julio, los accionistas de ACS podrán suscribir una acción gratuita por cada 19 que tengan en cartera. Quienes tengan un número de acciones que no sea múltiplo de 19 recibirán una parte del dividendo en efectivo. Por ejemplo, un accionista con 200 títulos recibirá, si así lo desea, 10 acciones gratuitas por 190 de sus títulos, mientras que por los 10 restantes recibirá una parte prorrateada del dividendo en efectivo, o sea 10/19 multiplicado por 1,27 €, unos 0,668 € menos las comisiones pertinentes.

Los que quieran un ingreso en efectivo tienen dos opciones:

a) Ordenar a su intermediario que venda los derechos de suscripción en bolsa durante el período de vigencia de la ampliación.

b) Solicitar el pago en efectivo de 1,27 €, en cuyo caso deben hacerlo a más tardar el 30 de junio de 2021 y el importe se recibirá el 8 de julio.

Vender derechos o solicitar el pago en efectivo

Un inversor que el día 22 de junio no sea accionista de ACS pero quiera serlo, podrá comprar una acción de ACS o comprar 19 derechos, con los cuales podrá suscribir una acción gratuita. Cualquiera de las dos opciones le costará lo mismo, pues el precio del derecho se ajustará en función del precio de la acción.

Pero para el actual accionista de ACS, puede salir más rentable vender los derechos si por la venta de los mismos obtiene más de 1,27 €. Sin embargo, al precio actual de 24,60 €, el importe que obtendría por cada derecho sería de 1,23 €, por lo que sale ganando más si solicita el pago en efectivo. Ganaría más con la venta de los derechos si el precio de la acción superara los 25,4 € durante el período de vigencia de la ampliación.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Cuánto han subido las bolsas europeas desde el año 2000 (y por qué te tiene que dar igual)

Tras la década inflacionista de 1970, las bolsas europeas tuvieron un largo ciclo alcista a lo largo de veinte años, de 1980 a 1999. En ese período tuvieron lugar las recesiones de 1982 y 1990-1991, así como los cracs bursátiles de 1987 y 1998, pero la tendencia de fondo fue ascendente y las revalorizaciones fueron muy elevadas.

En cambio, desde principios del año 2000 las bolsas europeas han alternado fases muy bajistas con otras muy alcistas, si bien las primeras han borrado buena parte de las ganancias de las segundas de tal modo que las rentabilidades han sido muy mediocres.

En el cuadro siguiente podemos ver el valor del IBEX 35, el Eurostoxx 50 (índice de referencia de la zona euro), el CAC 40 francés y el FTSE 100 británico. Se observa que salvo en el caso del FTSE 100, los índices acabaron el año 2020 por debajo del nivel que tenían al final de 2000.

“Los indices de la bolsa solo indican la revalorización media de las compañías que más ponderan, que suelen ser las más populares y preferidas de los inversores.“

Cuando se tienen en cuenta los dividendos, los resultados son notablemente diferentes. Por ejemplo, entre 2000 y 2020 el IBEX 35 bajó un 10,5% pero se revalorizó un 102,5% gracias a los dividendos. En términos anualizados la plusvalía fue del -0,55% y la rentabilidad, del 3,59%. Esto significa que el rendimiento por dividendo fue de aproximadamente el 4,14% anual de media en ese período.

El Eurostoxx 50, que recoge la evolución de las 50 compañías más capitalizadas de la zona euro, se revalorizó un 50,7% de 2000 a 2020 (la mitad que la bolsa española) y el índice alemán DAX 30, que incluye dividendos, lo hizo un 113%, algo mejor que el IBEX 35.

Valor al final de 2000, 2010 y 2020 del IBEX 35, Eurostoxx 50, CAC 40 y DAX 30, en todos los casos con dividendos.

El cuadro siguiente resume la rentabilidad anual sin y con dividendos de los principales índices europeos en el período de diez años de 2010 a 2020 y en el período de veinte años de 2000 a 2020. Para el DAX 30 no se indica la plusvalía porque este índice ya incluye dividendos. Para el FTSE 100, en cambio, no se indica la rentabilidad con dividendos porque la versión con dividendos del índice británico solo se calcula desde agosto de 2011.

Se observa que en el período 2000-2020, la bolsa española fue casi tan rentable como la alemana, lo que suele sorprender a la mayoría de inversores. Esto es porque en la primera década del período (2000-2010), la bolsa española lo hizo bastante mejor que la alemana. Pero en la segunda década ha ocurrido lo contrario: el IBEX 35 ha ganado un 2,69% anual, frente al 7,10% anual del DAX 30.

Rentabilidad sin y con dividendos de las bolsas europeas, de 2010 a 2020 y de 2000 a 2020

Estas rentabilidades están sensiblemente por debajo de lo que esperan la mayoría de inversores en bolsa. Pero, en realidad, solo indican la revalorización media de las compañías que más ponderan en los índices, que suelen ser las más populares y preferidas de los inversores. A lo largo de los últimos veinte años, muchas acciones han tenido rentabilidades espectaculares pero han pasado más desapercibidas al situarse en la cola de los grandes selectivos o en índices de pequeñas y medianas empresas. Incluso las empresas medianas del IBEX 35 se han revalorizado mucho más que las diez primeras por capitalización (Ver Las empresas medianas del IBEX 35 han batido al índice en un 8% anual desde 2010).

En la cartera Alpha 10, que ha ganado un 19,21% anual entre marzo de 2011 y marzo de 2021, solo ha habido 13 valores de entre los diez más capitalizados del IBEX 35, de los cien que han compuesto esta cartera en ese período de diez años. Es decir, solo hay que comprar los principales valores de la bolsa si realmente son una inversión excelente. No hay que otorgarles un “plus“ por su posición de dominio o por pensar que son más seguros o más fiables, porque la mayoría de las veces solo estaremos llenando la cartera de valores con escaso recorrido.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Dos valores de las carteras Alpha ya suben más de un 25% en el trimestre: qué hacer

El fondo de capital riesgo sueco EQT ha lanzado una OPA (oferta pública de adquisición) sobre Solarpack, valor que ocupa la cuarta posición en las carteras Alpha, de modo que está presente en todas ellas. El precio ofrecido es de 26,5 €, un 45% por encima de los 18,28 € a que cerró ayer (15 de junio), cuando acumulaba una minusvalía del 12,5% desde la constitución de la cartera (31 de marzo).

Por tanto, si bien la acción sube un 25,1% en el trimestre, los suscriptores de Invesgrama Predictor que compraron acciones de la compañía recientemente ganan considerablemente más. Hace unos días se pudo comprar a 17,50 €, por lo que la ganancia ha podido ser de algo más del 50% en menos de una semana.

El PMR (Precio Máximo Recomendado) indicado en Invesgrama Predictor era de 25,0 €. Este precio es orientativo y se determina en base a los predictores Gamma de forma que la ventaja anual estimada (VAE) sea no inferior al 3% anual a tres años.

La OPA es amistosa y cuenta con el apoyo de la familia fundadora de la empresa, que cuenta con el 51% del capital. Por tanto, no se espera una contraopa y la recomendación es vender el valor y comprar el siguiente en la Alpha correspondiente, o esperar a recibir los 26,50 € en efectivo (en estos momentos la acción cotiza a 26,15 €). La operación debe ser aprobada por el Gobierno y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Si no fuera aprobada, lo que parece improbable, la acción podría caer a los precios previos a los de la OPA.

Otro valor de las Alpha, que ocupa la sexta posición y por tanto también está presente en todas las carteras, se revaloriza ya un 38% en el trimestre. En los últimos diez años, en el segundo trimestre del año solo ha habido otros cinco valores que hayan subido más de ese porcentaje de entre los 150 que han compuesto la Alpha 15, por lo que es difícil hacer un pronóstico. De esos cinco valores, tres subieron más de un 50% en los nueve meses siguientes (y la ventaja superó el 36%) mientras que los otros dos perdieron en torno a un 25%, si bien ambos ya habían ganado más de un 55% en el segundo trimestre. El Precio Máximo Recomendado para este valor está bastante por debajo del precio actual, en parte debido a la velocidad de la subida. No obstante, si se tiene en cartera, se recomienda mantener. En caso contrario, si bien se anticipa una continuación de la tendencia alcista, posiblemente sea mejor esperar a una corrección.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Qué hacer con los valores que más suben o más bajan de tu cartera

Cuando tenemos un valor en cartera que ha subido mucho más que la media del mercado podemos tener la tentación de venderlo por temor a perder lo ganado. En cambio, con los valores que más caen el miedo es a que sigan haciéndolo.

Puede ser útil tener una pauta al respecto basada en la evidencia empírica, de modo que me he basado en el comportamiento trimestral de las carteras Alpha de 7 a 15 valores para hallar una respuesta.

La metodología ha consistido en simular la venta de los valores que en el trimestre precedente tuvieron una rentabilidad superior o inferior a un determinado porcentaje, con la excepción del segundo trimestre del año, que es el primero de las carteras (ya que es en marzo cuando se lleva a cabo la revisión principal). Se ha considerado que los valores vendidos permanecen fuera de la cartera durante el trimestre siguiente a la venta pero que son recomprados en el próximo, salvo que vuelva a producirse la circunstancia que motivó su venta.

Por ejemplo, si en el segundo trimestre un valor subió un 25%, se vende a principios de julio y se recompra a principios de octubre, a menos que en el tercer trimestre haya vuelto a subir más de un 20%.

El período considerado ha sido del 31 de marzo de 2011 al 31 de marzo de 2021.

Cuando la pauta fue “vender los valores con rentabilidad superior al 20% en un trimestre“, las rentabilidades medias de las carteras disminuyeron de forma significativa, sobre todo en las que tienen mayor número de valores. Así, la Alpha 7 habría pasado de tener una rentabilidad media del 20,70% anual al 18,88% anual pero la Alpha 12, por ejemplo, del 18,54% al 15,06% anual. Por tanto, podemos concluir que coviene conservar los valores que más se revalorizan.

Si la pauta consiste en “vender los valores con rentabilidad superior al 30% en un trimestre“, la caída de rentabilidades es mucho menor y en el caso de las Alphas 14 y 15 es incluso algo superior. Así, si un valor ha subido más del 30% en un trimestre y lo tenemos en cartera sigue siendo preferible mantenerlo. En caso de que no lo tengamos en cartera, entonces puede ser mejor esperar al próximo trimestre.

Rentabilidades medias de 10 años de las carteras Alpha de 7 a 15 valores vendiendo los mejores o los peores valores

Si en vez de vender los valores que mejor lo hacen, vendiéramos los peores (en concreto, aquellos que pierdan más del 20% en un trimestre) y los recompráramos al trimestre siguiente de haberlos vendido, los resultados solo empeorarían ligeramente e incluso podrían mejorar respecto a las carteras originales. Por ejemplo, la Alpha 9 pasaría de una rentabilidad del 19,87% al 20,23% anual.

Un dato interesante es la relación entre la rentabilidad en el segundo trimestre y la rentabilidad en los nueve meses siguientes. A este respecto, se constata lo siguiente: de los quince valores (sobre un total de 150) que en el trimestre de abril a junio subieron más de un 20%, once acabaron con rentabilidad positiva nueve meses después, dos perdieron menos de un 8% y solo dos (los más rentables, con subidas de más del 50%) perdieron en torno a un 30% en los tres trimestres sucesivos. Por otro lado, la rentabilidad media en esos nueve meses de los quince valores fue del 35,8%. En cambio, los quince valores que perdieron más de un 10% en el segundo trimestre solo ganaron una media del 4,8% en los tres trimestres siguientes.

Por tanto, si se tienen los mejores valores, conviene evitar la tentación de venderlos. Si no se tienen en cartera, lo más probable es que no sea demasiado tarde para comprarlos.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El valor de Enagás según el descuento de dividendos

En una entrada reciente examiné el valor justo de la acción de Telefónica según el modelo de descuento de dividendos. Allí expliqué en qué consiste este modelo y las tres hipótesis sobre las que trabaja: el importe inicial del dividendo, el ritmo de crecimiento anual estimado del dividendo y la tasa de descuento.

La tasa de descuento puede definirse como la rentabilidad exigida en una inversión determinada o como la rentabilidad que uno puede esperar obtener en un activo alternativo. Se considera que ganar un 10% anual en bolsa es un resultado más que aceptable, de modo que ese porcentaje es una buena referencia. En compañías con ingresos previsibles y poco cíclicos y cuyas acciones tienen, además, una volatilidad inferior a la de la media, tiene sentido aceptar una rentabilidad más baja, por ejemplo un 8% o un 9% anual.

Previsiones de Enagás

En relación al recorte de unos mil millones de euros que el Gobierno podría aplicar por la sobrerretribución de las nucleares y las hidráulicas, la agencia de calificación de crédito S&P Global considera que afectará negativamente la calidad crediticia de Endesa, Iberdrola y Naturgy, pero no menciona a Enagás.

En el período regulatorio de 2021-2026, Enagás prevé mantener el dividendo actual o incrementarlo ligeramente, a pesar de la previsible caída del beneficio neto ya que, en contrapartida, espera una buena evolución del flujo de caja y un descenso de la inversiones.

La compañía encargada del transporte del gas en España pagará un dividendo de 1,008 € el 8 de julio (complementario de 2020) y se prevé que abone 0,68 € (a cuenta de 2021) en diciembre de este año. Así, el dividendo previsto para los próximos doce meses es de 1,688 € (o de 1,70 € si consideramos los pagos de diciembre de 2021 y de julio de 2022).

La empresa prevé aumentar el dividendo un 1,18% anual en el período 2020-2023. Para los ejercicios 2024 a 2026 estima un importe mínimo de 1,74 €. Ver Los dividendos de Enagás de 2020 a 2026.

Dividendos de Enagás a cargo de 2019 y 2020, y los previstos por la compañía de 2021 a 2026.
Valor justo de la acciones de Enagás

Actualmente Enagás cotiza a 19,75 €, de modo que su rentabilidad bruta por dividendo a doce meses es del 8,55%, la segunda más alta del IBEX 35 después de Endesa, y similar a la de Telefónica. Ver Ranking de valores del IBEX 35 según su rendimiento por dividendo.

Dado que conocemos el dividendo inicial y tenemos una estimación de la tasa de crecimiento del mismo, ya podemos determinar un valor justo de la acción de Enagás según el modelo de descuento de dividendos.

Si el crecimiento anual del dividendo a largo plazo fuera del 0% (lo que significa que a partir de 2027 la remuneración bajaría de nuevo a 1,688 € anuales tras haber alcanzado los 1,74 € en 2023), el valor justo de Enagás se situaría entre 16,88 €, suponiendo una tasa de descuento del 10% anual, y 21,10 € con una tasa de descuento del 8%.

Si estimamos un crecimiento del 1% anual, el valor justo se situaría entre 18,75 € y 24,11 €, según cuál sea la tasa de descuento aplicada. Dadas las previsiones actuales de la compañía, esa es la tasa de crecimiento que tal vez se ajusta más a las expectativas del mercado.

Otra forma de plantear esta cuestión es ver cuál es la rentabilidad que actualmente exige el mercado a las acciones de Enagás dado un dividendo inicial de 1,688 € y una tasa de crecimiento del 1% anual. El resultado es un 9,55%, pues esa es la tasa de descuento que nos da un precio de 19,75 € de acuerdo con esos parámetros.

Valor justo de la acción de Enagás partiendo de un dividendo inicial de 1,688 €, según tasas de crecimiento del 0% al 3% anual y según tasas de descuento del 8% al 10% anual

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El dividendo de ArcelorMittal en 2021 y la nueva política de dividendos de la empresa

ArcelorMittal, sociedad domiciliada en Luxemburgo y con estados financieros denominados en dólares, anunció el 6 de mayo que pagaría un dividendo de 0,30 dólares. Para las acciones cotizadas en la zona euro, el importe en euros se determinó en base al tipo de cambio euro-dólar del 31 de mayo, que fue de 1,2201 dólares por euro.

Por tanto, el dividendo en euros será de 0,24588149 €, cantidad que se descontará del precio de la acción el 10 de junio. La fecha de pago será el 15 de junio. En 2020 la compañía no remuneró a sus accionistas y en 2019 pagó 0,15 € en mayo.

Fechas de descuento y pago del dividendo de ArcelorMittal en 2021

La compañía ha anunciado una nueva política de remuneración al accionista vinculada a la evolución de su ratio de endeudamiento. Si el ratio entre la deuda financiera neta y el EBITDA (beneficio operativo más amortizaciones) es superior a 1,5, entonces solo se pagará el dividendo base (el importe antes indicado). Si es inferior a dicho valor, el 50% del flujo de caja libre excedentario (flujo de caja libre después del pago del dividendo base y del dividendo a intereses minoritaros) podrá ser asignado a un programa de recompra de acciones propias (lo cual se considera una remuneración indirecta al aumentar el valor intrínseco de la acción).

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El que fuera mejor inversor del mundo lleva siete años perdiendo

En marzo de 2018 escribí una entrada titulada El mejor inversor del mundo firma su cuarto año desastroso consecutivo. Me refería a Carl Icahn, que en el bestseller Money: Master The Game (2014), del famoso autor y conferenciante Tony Robbins, figuraba como el número uno de los inversores: el capítulo dedicado a él llevaba el subtítulo de Master of the Universe.

Quién es Carl Icahn

Carl Icahn gestiona la sociedad de cartera Icahn Enterprises. Además es un inversor activista desde 1980. Compra participaciones significativas en empresas en dificultades o mal gestionadas con objeto de tomar el control de la sociedad o influir en la toma de decisiones y conseguir que la compañía desarrolle todo su potencial.

Robbins, que cita datos de la revista financiera Kiplinger, afirma que la rentabilidad media obtenida por Icahn entre 1968 y 2013 fue del 31% anual, frente al 20% anual de Warren Buffett.

Según Bloomberg, de enero de 2000 al 31 de julio de 2014 las acciones de Icahn Enterprises tuvieron una rentabilidad acumulada del 1622% (21,7% anual), frente al 235% de Berkshire Hathaway, la compañía de Warren Buffett. Si bien la revalorización de las acciones de ambas compañías no es lo mismo que la rentabilidad obtenida por cada inversor con la gestión del patrimonio de sus respectivas sociedades, da una idea de la confianza que tenía el mercado en la capacidad de Icahn.

Los riesgos de vender al descubierto

Pero a partir de 2014 los resultados de Icahn han sido mucho peores que los del mercado, salvo en 2018. No es que se haya equivocado en la selección de valores sino que desde entonces se ha dedicado sistemáticamente a apostar por una caída del mercado. Pensó que la bolsa estadounidense estaba tan sobrevalorada que necesariamente tenía que caer, de modo que ha destinado una buena parte de su patrimonio a vender acciones al descubierto. Explicado de modo rápido, cuando uno vende al descubierto (o se “pone corto“ como se dice en la jerga bursátil) gana si la bolsa cae y pierde si esta sube. Por ejemplo, si uno se ha puesto corto contra el S&P 500 y este índice cae un 20%, entonces gana un 20%, de lo que hay que deducir los costes de la operativa.

El único año, de los últimos siete, en que Icahn batió al mercado fue en 2018, pero solo ganó un 7,9%, un porcentaje muy insuficiente para recuperar las pérdidas acumuladas del 38% en los cuatro años precedentes.

En el siguiente cuadro, obtenido del informe anual de Icahn Enterprises de 2020, se observa el desglose de las pérdidas y ganancias según las posiciones compradoras o vendedoras. En 2019 las posiciones largas (o sea, las acciones que la compañía tenía en cartera) dieron una rentabilidad positiva del 16,4%. Pero las posiciones cortas (o sea, las acciones que pidió prestadas para venderlas, con objeto de recomprarlas más tarde a menor precio) le provocaron unas pérdidas del 31,9%, de tal modo que la rentabilidad media del patrimonio fue negativa en un 15,4%. En 2020, las posiciones largas le procuraron un 0,6% pero las cortas le hicieron perder un 14,9%.

Ganancias y pérdidas de Icahn en 2018, 2019 y 2020 debidas a las posiciones largas y a las posiciones cortas.

En mi artículo de 2018, comenté que Icahn había cometido un triple error: “pensar que el mercado cae cuando uno cree que debe caer, y no recordar que una bolsa sobrevalorada puede seguir subiendo bastantes años y que el concepto de sobrevaloración es a menudo subjetivo.“

De forma sorprendente, Icahn persistió en ese triple error en 2019 y 2020, cuando perdió un combinado del 27,5%, frente a la ganancia del 55,7% del mercado.

En la tabla siguiente he recopilado las rentabilidades de la gestión de Icahn al frente de su sociedad de 2005 a 2020 y las he comparado con las del índice S&P 500. Vemos que al final de 2013, Icahn había multiplicado el valor de sus inversiones por 3,8 mientras que el índice estadounidense solo había subido un 84%. En cambio, en 2016, tras solo tres años negativos, toda esa ventaja se esfumó.

Entre 2014 y 2020 perdió un 51,7% en total, lo que supone una pérdida media del 9,86% anual, al tiempo que el índice ganaba un 134%, una media del 12,91% anual. En el conjunto del período 2005-2020, Icahn Capital ha ganado un acumulado del 84% en 16 años (solo un 3,90% anual), frente a la ganancia del 331,1% del S&P 500 (9,56% anual).

Rentabilidades anuales de 2005 a 2020 de Icahn Capital y del S&P 500
La trampa de la autocoherencia

Desde mi punto de vista, Icahn ha dado al traste con la trayectoria más brillante que cabe imaginar debido a una de las muchas pequeñas trampas psicológicas que nos acechan a diario, en este caso la de sentirse obligado a ser coherente.

Cuando en 2014 apostó por una caída del mercado pero ocurrió lo contrario, creyó que el mercado se había vuelto todavía más sobrevalorado, y para ser coherente debía continuar su apuesta. En 2015 la bolsa apenas subió pero Icahn perdió un 18%, en parte porque al considerar que las acciones tenían que caer, apostó por las materias primas. No obstante las materias primas tuvieron uno de sus peores años en 2015. En 2016 el mercado siguió subiendo, lo que de acuerdo con su planteamiento no hacía sino aumentar las probabilidades de un desplome. Sin embargo, la bolsa estadounidense ganó un 12%, y al año siguiente un 21,8%. En 2018 pudo finalmente tomar ventaja y ganar un 12,3% más que el mercado. Aquí debería haber puesto fin a cinco años de ir en sentido contrario pero repitió la apuesta en 2019 y 2020, con el resultado que acabamos de ver.

Esto demuestra la importancia de seguir un sistema de inversión basado en análisis, parámetros y pautas objetivos, en el que el margen de error es predecible y se convierte en una variable conocida.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El fondo que replica a los grandes gurús cumple nueve años

Existen varios índices y productos financieros que intentan replicar una cartera compuesta por los valores más seleccionados por los inversores de mayor éxito. Uno de esos productos es el Global X Guru.

El Global X Guru

El Global X Guru es un fondo cotizado o ETF (Exchange-Traded Fund), creado por la sociedad Global X Funds, radicada en Nueva York, y vinculado al Solactive Guru Index que elabora la firma alemana Solactive. Un ETF puede ser adquirido en bolsa como cualquier acción.

El mencionado índice está compuesto por los valores preferidos por los gestores de hedge funds, seleccionados en base al volumen de su patrimonio y a la eficacia de su gestión. Los hedge funds suelen estar dirigidos a inversores de capital elevado y se caracterizan por una gestión agresiva cuyo objetivo es batir a los índices de referencia. Son también conocidos como fondos de inversión libres porque están sujetos a menos restricciones legales.

Mientras que un inversor que compra una participación en un hedge fund normalmente debe pagar una comisión de gestión del 2% sobre el capital invertido y una comisión del 20% sobre los beneficios generados por el fondo, el Global X Guru solo tiene una comisión de gestión del 0,75%.

Composición del fondo

La composición del fondo puede consultarse en este enlace: Guru Index ETF. Podemos ver que los principales sectores en los que invierte son tecnología (con una ponderación del 23%) y salud (18%). Encontramos nombres como Alphabet (matriz de Google), Citigroup, Micron, Dell, Tenet, Booking, Tesla, Microsoft, Netflix, Amazon…

En 2015 este producto mereció las cinco estrellas (máxima calificación) por parte de Morningstar, el principal proveedor de información relacionada con fondos de inversión, debido a sus bajos costes de gestión y a su atractiva rentabilidad ajustada por riesgo. Sin embargo, actualmente cuenta con una única estrella.

Los resultados del Global X Guru comparados con el mercado

El Global X Guru empezó a cotizar el 5 de junio de 2012, por lo que ya acumula un histórico de nueve años. Ha pagado dividendos cada año.

Si hacemos balance de los nueve años de existencia de este producto, vemos que la rentabilidad media del mismo ha sido del 14,80% anual, que es excelente. Sin embargo, un inversor habría ganado más con un fondo indexado al S&P 500 con dividendos, ya que habría ganado un 16,49% anual, menos la comisión de gestión del fondo, que suele ser reducida en este tipo de productos, inferior al 0,50% anual.

Por otro lado, observamos que la rentabilidad del principal índice de referencia norteamericano ha estado mejor repartida a lo largo de los años, pues solo tuvo un año negativo con una pérdida del 4%, mientras que el Global X Guru tuvo dos años negativos con pérdidas del 10% y 6%. Por tanto, este fondo ha sido al mismo tiempo más arriesgado y menos rentable que el mercado.

Rentabilidad del fondo cotizado Global X Guru comparada con la de su índice de referencia, el S&P 500 con dividendos. El fondo ha ganado un 14,80% anual entre 2012 y 2021 mientras que el índice ha ganado un 16,49% anual.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Los resultados de Solaria en el primer trimestre de 2021

Solaria casi duplicó sus ingresos en el primer trimestre respecto al mismo período del año anterior. El beneficio bruto se multiplicó por 4,4.

El resultado neto fue de 10,36 millones de euros, un 44% más. La variación es muy inferior a la del beneficio bruto debido a que en 2020 contabilizó créditos fiscales (impuesto de sociedades positivo).

Acumula un resultado de 33,59 millones de euros en el período de doce meses hasta marzo de 2021, un incremento interanual del 29,7%.

Fuente: Solaria Energía y Medio Ambiente.

El aumento del beneficio neto en los últimos tres años ha sido del 89,5%, que en términos anuales es un 23,7%.

El beneficio por acción actual es de 0,269 €. La empresa ha informado por primera vez del beneficio neto ajustado, que excluye el efecto de la activación de los impuestos diferidos (cuando una empresa ha tenido pérdidas en el pasado puede contabilizar impuestos de beneficios positivos por créditos fiscales derivados de bases imponibles negativas). Teniendo en cuenta ese ajuste, el beneficio por acción es de 0,191 €.

Beneficio neto y beneficio por acción de Solaria por trimestres desde el 31-12-2017 al 31-3-2021.

La compañía especializada en tecnología solar fotovoltaica fue creada en 2002, cotiza en bolsa desde 2007 y entró en el IBEX 35 el 19 de octubre de 2020. El 7 de enero de 2021 alcanzó un máximo de 30,94 € y ayer 3 de junio cerró cerca de sus mínimos anuales, a 14,71 €, un desplome de más del 50%. Hay que tener en cuenta que el valor había subido a un ritmo vertiginoso desde finales de 2017.

Beneficio por acción y ratio PER de las acciones de Solaria al final de cada año desde 2017 y al cierre del 3 de junio de 2021.

La buena evolución de los resultados estaba descontada por el mercado, de modo que no ha ayudado a levantar la cotización. En cambio, los inversores tienen puesta la vista en el ritmo de desarrollo de las nuevas instalaciones, que no es tan rápido como se esperaba. También preocupa el aumento de costes de las placas solares, que suponen el 40% de las inversiones, debido al encarecimiento de las materias primas, como el acero.

La empresa ve factible alcanzar su objetivo de tener operativa una capacidad de 2.150 megavatios para final de año, de 3.000 megavatios para 2023 y de 6.200 megavatios en 2025. La evolución en bolsa dependerá en buena parte de las posibilidades reales de llegar a esas cifras.

El consenso de los analistas valora la acción a 21,38 € aunque el rango de precios varia de un máximo de 33 € a un mínimo de 11,65 € según el experto.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Cómo evitar perder en la próxima crisis bursátil

En los últimos diez años ha habido cuatro crisis bursátiles: la de 2011-2012 (crisis del euro y de la deuda soberana), la de 2015-2016 (escándalo de Volkswagen, Brexit, crac de la bolsa china…), la de 2018 (guerra comercial de Estados Unidos con China) y la de 2020 (pandemia de la Covid-19).

Si consideramos el número de trimestres en los cuales la bolsa española estuvo en crisis en el período de marzo de 2011 a marzo de 2021, este fue de 17 sobre un total de 40, casi la mitad del tiempo. Podemos decir que habría que invertir en “modo crisis“ ya que en cualquier momento podría producirse una nueva caída de los índices.

Una primera propuesta para invertir en modo crisis sería evitar comprar los valores que más han subido y adquirir los que peor se han comportado en los últimos meses. Sin embargo, como demostraré otro día, esta estrategia no produce buenos resultados cuando hay turbulencias en los mercados.

Otra opción sería huir de los valores que más se han encarecido y que puedan estar sobrevalorados debido a las fuertes alzas del ciclo precedente. En tal caso se trataría de comprar los valores más baratos en términos relativos, por ejemplo en base a la relación precio-beneficio o ratio PER. Para ver si esta estrategia hubiera sido eficaz, me he basado en la cartera Contrarian que calculé de 2006 a 2019 y que estaba compuesta por las cinco empresas no financieras del IBEX 35 con menor PER. Esta estrategia hubiera dado resultados algo mejores que los del IBEX 35 con dividendos, como puede verse en la tabla siguiente. Pero una cartera más diversificada a nivel de valores y de criterios de selección, como la Fusión, que formaba parte del mismo grupo de carteras que la Contrarian, fue mucho más resistente a las crisis: las pérdidas fueron moderadas en las dos primeras y en la tercera incluso hubo ligeras ganancias (no tengo datos para la cuarta ya que dejé de actualizarla), siempre teniendo en cuenta trimestres competos, no desde el inicio hasta el final de la crisis.

Ganancia de las carteras Contrarian y Fusión durante las cuatro crisis bursátiles que hubo entre 2011 y 2020, comparada con la del mercado.

Sin embargo, la cartera Fusión daba un peso excesivo a la cuenta de resultados, cuando en realidad lo que da mayor protección ante una crisis bursátil es tener valores con balances de situación sólidos y que no tengan carácter cíclico. Las carteras Alpha que he creado recientemente incorporan este tipo de acciones (no solo del IBEX 35 sino de todo el mercado continuo español) y los resultados de las mismas en cada una de las crisis mencionadas han sido mucho mejores que los del mercado, como puede verse en la tabla siguiente. En los cuatro trimestres de la crisis de 2011-2012, el mercado perdió un 25,90% con dividendos, mientras que la Alpha de referencia, la Alpha 11, perdió un 4,81%. En la crisis de 2015-2016, el mercado se dejó un 25,01% pero la Alpha 11 ganó un 3,97%. En la crisis más reciente, el mercado se hundió un 28,11% mientras que la Alpha 11 ganó un 8,44%.

Rentabilidades de las carteras Alpha de 7 a 15 valores frente al mercado en los ciclos bajistas y alcistas de 2011 a 2021, y el total acumulado en todo el período.

La última tabla se centra en el comportamiento de la Alpha 11 en relación al mercado en cada uno de los ciclos bajistas y alcistas. En la última línea vemos que esta cartera superó al mercado en un 16,69% anual en el período considerado. Pero en la última columna puede observarse que en dos de los ciclos alcistas la Alpha 11 lo hizo peor que el mercado. Esto significa que la mayor parte de su ventaja global se ha debido a su extraordinaria resistencia en los momentos de mayor incertidumbre

Comportamiento de la cartera de valores Alpha 11 en cada ciclo bajista y alcista desde 2011 a 2021 y ventajas de la misma frente al mercado.

Por tanto, considero que un inversor a largo plazo debería invertir con la vista puesta en cómo afrontar la próxima crisis bursátil y que la mejor forma de hacerlo es concentrarse en empresas resistentes. De hecho, el IBEX 35 con dividendos habría ganado un 14,14% anual en los diez años de marzo de 2011 a marzo de 2021 si la rentabilidad en los períodos de crisis hubiera sido nula pero en realidad ganó solo un 2,55% anual debido a esos retrocesos.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Rentabilidad y ventaja por trimestres de las carteras Alpha

La tabla siguiente recoge la rentabilidad por trimestres de las Alpha de 7 a 15 valores desde marzo de 2011 a marzo de 2021. También se indica la rentabilidad con dividendos del mercado y la ventaja trimestral de una de las carteras, la Alpha 11, respecto al mercado. (En próximas revisiones los datos pueden sufrir algunas ligeras variaciones al alza porque es posible que queden por contabilizar algunos derechos de suscripción de algunos valores de fuera del IBEX).

Se observa que la cartera tomada como referencia, la Alpha 11, batió al mercado en 31 de los 40 trimestres.

Rentabilidad por trimestres de marzo de 2011 a marzo de 2021 de las carteras Alpha de 7 a 15 valores. Se compara con la rentabilidad del mercado y se incluye la ventaja de la Alpha 11 por trimestres.

Si calculamos las rentabilidades medias por trimestres, lo primero que se constata es una cierta pauta estacional del mercado: el mejor trimestre fue el último, pues en ese período el mercado ganó una media del 4,12% anual. En las Alpha, la rentabilidad está mejor repartida. Si nos fijamos, por ejemplo, en la Alpha 11, vemos que la rentabilidad media fue similar en los trimestres primero, segundo y cuarto, con alrededor del 6%.

En cuanto a las ventajas por trimestres, vemos una pauta estacional más definida, pues los mejores trimestres en ese sentido fueron el de abril – junio y el de enero – marzo del año siguiente. Las carteras Alpha objeto de este estudio se constituyeron el 31 de marzo, por lo que es de destacar que la ventaja de las mismas sea similar, o incluso algo superior en algunos casos, en el trimestre de enero a marzo del año siguiente que en el trimestre inmediatamente posterior a la selección. Esto implica que son carteras que pueden adquirirse a lo largo del año, independientemente de la evolución de los valores que la componen. La razón subyacente es que se basan en gran medida en la solidez del balance, que tiende a experimentar pocos cambios a corto plazo.

Una pregunta que nos podemos hacer es cómo proceder si uno o más de los valores de la cartera se ha revalorizado mucho más que el mercado. En teoría, se puede seguir comprando la cartera completa ya que, como demostré en otro artículo (ver Cuántos aciertos son necesarios para obtener una rentabilidad excepcional), los valores que realmente nos hacen batir al mercado por un porcentaje considerable son aquellos que literalmente pulverizan al mercado con ventajas de más del 50%, de modo que si un valor lo está haciendo un 20% mejor que el mercado, es posible que aún le quede un amplio recorrido por delante. En la Alpha 10 hubo doce valores, de los cien que tuvo en el período de marzo de 2011 a marzo de 2021, que tuvieron una ventaja de más del 50% en doce meses. Supone un 12% del total de valores seleccionados, y hubo varios años en que no hubo ningún valor de esas características, así que la probabilidad de encontrarse en una situación como la comentada tampoco es muy alta, pero llegado el caso optaría por comprarlo la mayoría de las veces. Ciertamente es un tema que analizaré con mayor detenimiento para averiguar si es posible tener una pauta más concreta.

En cuanto a la pauta estacional de las ventajas, vemos que en el primer semestre es de alrededor del 12%. Este resultado se obtiene en enero-marzo con la Alpha constituida en marzo del año anterior y en abril-junio con la Alpha constituida en marzo del mismo año. En cambio, en el segundo semestre la ventaja se reduce de forma considerable en torno al 3% a pesar de que la Alpha fue constituida solo unos meses antes. Estudiaré el origen de esta diferencia para ver si se debe a la variación de precios durante el primer trimestre y en tal caso si un inversor que decida entrar en julio o septiembre puede aumentar la ventaja con algunos cambios en la composición.

En esta sección podéis encontrar las rentabilidades por años (de marzo a marzo) de 2011 a 2021 de las Alpha de 7 a 30 valores.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.