Casi toda la rentabilidad de la bolsa española ha venido de los dividendos

Estamos acostumbrados a seguir índices que no incluyen dividendos, como el IBEX-35, el Indice General de la Bolsa de Madrid (IGBM), el Dow Jones o el S&P 500. Algunos pocos índices, aunque no lo especifiquen, sí que los incluyen. El caso más representativo es el DAX-30 alemán. Así, comparar el IBEX-35 con el DAX-30 no es, en realidad, correcto, pues miden cosas diferentes.

El IBEX-35 y el IGBM tienen ambos sus parientes con dividendos. En el primer caso tenemos el IBEX-35 con dividendos y en el segundo, el IGBM Total. A este tipo de índices se les conoce como índices de rentabilidad total.

En la tabla podemos ver cómo ha evolucionado cada uno de ellos entre el 31 de diciembre de 1998 y el 31 de diciembre de 2014 (un período de 16 años). Vemos que a finales de 2014 el IGBM estaba prácticamente igual que en 1999 pero que el IGBM Total se ha duplicado en este período.

En los 16 años que recoge la tabla, el IGBM ha subido una media del 1,15% anual pero ha dado una rentabilidad del 6,08%. Es decir, el rendimiento por dividendo de este índice fue del 4,93% anual. En otras palabras, el 81% de la rentabilidad de la bolsa se debió a los dividendos. El IGBM incorpora un mayor número de valores (114 en la actualidad) que el IBEX-35, por lo que puede considerarse más representativo del mercado bursátil español.

En cuanto al selectivo IBEX-35, su plusvalía ha sido de solo el 0,28% anual pero su rentabilidad, del 4,26% anual, de modo que la proporción de la rentabilidad debida a los dividendos aún fue mayor.

La rentabilidad es compuesta, es decir, se considera que los dividendos han sido reinvertidos en la compra de acciones, que a su vez han generado nuevos dividendos. Hay que tener en cuenta que se trata de una rentabilidad bruta. En términos netos, el rendimiento por dividendos sería menor, así como su contribución a la rentabilidad total. De todos modos, en un ciclo bajista de muy largo plazo como el que hemos vivido en los últimos 16 años, los dividendos han sido una renta constante.

Muchas empresas han dejado de pagar dividendos en algunos años pero el conjunto de todas las sociedades cotizadas no ha dejado de pagarlos en ningún año. Este mercado tan volátil que llamamos bolsa tiene otra cara mucho más estable, pues es también un conjunto diversificado de empresas que nunca deja de pagar rendimientos al accionista que, a su vez, posea un conjunto diversificado de esas empresas.

ibex-igbm 1999-2014

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s