Reinversión de dividendos: cómo doblar el capital con unas acciones que no suben

Las acciones de Bolsas y Mercados Españoles (BME) acabaron el año 2015 prácticamente al mismo precio que en 2006. Sin embargo, un inversor que hubiera adquirido acciones de esta compañía a finales de 2006 casi habría duplicado su capital nueve años más tarde si tenemos en cuenta la reinversión de los dividendos netos en acciones de la misma empresa.

En el cálculo indicado en la tabla siguiente he considerado un impuesto del 19% sobre los dividendos brutos, que es el tipo impositivo actual, y que los ingresos obtenidos con los dividendos netos se destinan a comprar más acciones.

Por ejemplo, supongamos que partimos de 1.000 acciones en diciembre de 2006. A lo largo de 2007, BME pagó 0,969 € netos por título, de modo que hubiéramos ingresado 969 €. Con este dinero habríamos podido comprar 21 acciones al final de 2007, pues estas cotizaban a 46,6 €. Si hubiéremos hecho esto cada año, al final de 2015 habríamos comprado 840 acciones únicamente con los dividendos percibidos. La rentabilidad acumulada habría sido del 82,41%. Si el precio de las acciones de BME hubiera acabado 2015 exactamente al mismo precio que en el momento de adquirirlas en 2006, la rentabilidad acumulada habría sido del 84%, es decir, igual al incremento porcentual del número de acciones.
BME 2007-2015

Hasta el año 2014, los primeros 1.500 € de rentas de dividendos estaban exentos de tributar. Si el conjunto de nuestra cartera de valores no hubiera excedido de este importe, habríamos dispuesto de la totalidad del dividendo bruto para reinvertirlo, salvo en 2015. En este caso, la rentabilidad acumulada de las acciones de BME habría sido del 106,8%, que representa un 8,4% en tasa anual.

Parte de esta ganancia se debió a la elevada volatilidad de las acciones de BME. Veamos qué hubiera ocurrido si dichas acciones no hubiesen variado de precio a lo largo de todo el período. La rentabilidad acumulada habría sido del 57,56%, tal como se indica en la tabla siguiente.

BME1

¿Y qué hubiera ocurrido si las acciones de BME hubieran sido aún más volátiles? La rentabilidad habría sido más elevada porque en aquellos años en los que las acciones hubieran estado más hundidas habríamos podido comprar muchos más títulos gracias a la reinversión de los dividendos. En el caso hipotético de que las acciones hubieran evolucionado del modo descrito en la tabla siguiente, la rentabilidad habría sido del 112,65% (o sea, 100 € invertidos en 2006 se habrían convertido en 212,65 € en 2015).

BME2

Lo curioso es que un inversor que hubiese tenido la constancia de reinvertir sistemáticamente los dividendos en un mercado altamente volàtil habría ganado más que si las acciones se hubieran revalorizado cada año un 3% de manera estable.

La tabla siguiente muestra cómo habrían evolucionado 100 € invertidos en unas acciones que hubiesen partido del mismo precio inicial que BME y que hubiesen pagado los mismos dividendos, en el caso hipotético de que el precio hubiese aumentado un 3% año tras año. Si bien el precio al final de 2015 habría sido de 40,53 € (de modo que se habrían revalorizado un 30%), la rentabilidad de las acciones habría sido menor que si estas no hubiesen subido al final del período pero hubiesen sido muy volátiles. La explicación es que con un precio muy estable el número de títulos que es posible comprar mediante la reinversión de dividendos es inferior al que se puede adquirir en los momentos de pánico.

Moraleja: vale la pena ser constante en un mercado inconstante.

BME 3

 

 

3 comentarios en “Reinversión de dividendos: cómo doblar el capital con unas acciones que no suben

  1. Pingback: Una estrategia de cartera para mercados “laterales”: reinversión del dividendo | invertiryespecular.com bolsacanaria.info

  2. Buenas Carlos,

    he visto los analisis que haces de BME y que la consideras una empresa de calidad aunque sus acciones presenten elevada volatibilidad. Podría formar parte de la cartera que denominas calidad?
    Un saludo y enhorabuena por el blog

    • Hola Juan, BME no está en la cartera IBEX Calidad porque ahora no forma parte del IBEX 35 pero si fuera el caso estaría allí. Como dices, es un valor muy volátil y también lo ha sido en años anteriores. No es un valor de crecimiento y paga casi todos los beneficios como dividendos, de forma que no resulta apropiado para determinados estilos de inversión. En contrapartida, sus beneficios son estables y, como se desprende del estudio que comentas, resulta interesante para una estrategia de reinversión de dividendos.
      Saludos y gracias
      Carlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s