Enagás en el primer semestre de 2021: variables fundamentales y expectativas

Beneficio por acción

Enagás ganó 213,1 millones € en el primer semestre de 2021, un 10% menos que en el mismo semestre de 2020. En términos interanuales (junio 2020 a junio 2021), el beneficio neto alcanza los 420,77 millones €, lo que supone un beneficio por acción de 1,606 €.

El beneficio por acción de Enagás muestra una evolución descendente en los últimos años. La magnitud era de 1,978 € en junio de 2017.

Beneficio neto de Enagás en el primer semestre de 2020 y de 2021
Fuente: Enagás
Rentabilidad sobre recursos propios

El patrimonio neto atribuido era de 3.070,5 millones € en junio de 2020. Dado que el beneficio neto interanual ha sido de 420,77 millones €, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) es del 13,7%. Este valor resulta totalmente adecuado, sobre todo si consideramos que el coste de la deuda financiera de Enagás es muy bajo, de solo el 1,8%, que además se reduce respecto al 2,0% de hace un año.

Ratio PER y rendimiento por dividendo

A pesar del descenso de resultados, el mercado ha reaccionado positivamente a los mismos y la acción se ha revalorizado un 1,6% hasta los 19,1 €. A este precio, el ratio PER es de 11,9.

A cargo de los resultados de 2020 ha distribuido 1,68 €, de los que 0,672 € se descontaron en diciembre de 2020 y 1,008 € en julio de 2021. Este importe equivale casi al beneficio por acción de 2020, que fue de 1,695 €.

A cargo de 2021 la empresa prevé pagar 1,70 €, por lo que se estima un dividendo a cuenta de 0,68 € en diciembre de 2021 y un complementario de 1,02 € en julio de 2022.

Teniendo en cuenta el dividendo previsto en los próximos doce meses, el rendimiento por dividendo actual es del 8,9%.

Valor contable

El patrimonio neto atribuido fue de 2.998,2 millones €. Al estar el capital social formado por 261,99 millones de títulos, el valor contable es de 11,44 €. A un precio de 19,1 €, la acción cotiza a 1,67 veces su valor en libros.

Solvencia

La deuda financiera fue de 5.618,1 millones €, un 7% superior a los 5.251,1 millones € de diciembre de 2020. Sin embargo, la deuda financiera neta se ha mantenido casi invariable en los últimos seis meses, al haber pasado de 4.387,4 millones € a 4.383,5 millones €. Por otro lado, Enagás ha aumentado la proporción de deuda que es a largo plazo, con lo que refuerza su solvencia.

Según los cálculos Enagás, el ratio de endeudamiento que relaciona la deuda financiera neta con el EBITDA (beneficio por acción) fue de 4,7, que denota un endeudamiento elevado. No obstante, debido al bajo coste de su deuda los intereses de la misma fueron de solo 48,2 millones € en el primer semestre, que representan el 16% del beneficio de explotación (una proporción por debajo del 33% se considera apropiada).

Beneficio esperado en 2021

Enagás espera obtener un beneficio de 380 millones € en el conjunto de 2021, lo que supondría un beneficio por acción de 1,45 €. De confirmarse esta previsión, el descenso sería del 14,4% respecto al dato de 2020 (1,695 €).

En tanto que el dividendo previsto a cargo de 2021 es de 1,70 €, la compañía tendrá que pagar parte del dividendo con cargo a reservas, lo cual conllevará una reducción del patrimonio neto y del valor contable.

El informe completo puede leerse desde la página de Información financiera de Enagás

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El valor de Enagás según el descuento de dividendos

En una entrada reciente examiné el valor justo de la acción de Telefónica según el modelo de descuento de dividendos. Allí expliqué en qué consiste este modelo y las tres hipótesis sobre las que trabaja: el importe inicial del dividendo, el ritmo de crecimiento anual estimado del dividendo y la tasa de descuento.

La tasa de descuento puede definirse como la rentabilidad exigida en una inversión determinada o como la rentabilidad que uno puede esperar obtener en un activo alternativo. Se considera que ganar un 10% anual en bolsa es un resultado más que aceptable, de modo que ese porcentaje es una buena referencia. En compañías con ingresos previsibles y poco cíclicos y cuyas acciones tienen, además, una volatilidad inferior a la de la media, tiene sentido aceptar una rentabilidad más baja, por ejemplo un 8% o un 9% anual.

Previsiones de Enagás

En relación al recorte de unos mil millones de euros que el Gobierno podría aplicar por la sobrerretribución de las nucleares y las hidráulicas, la agencia de calificación de crédito S&P Global considera que afectará negativamente la calidad crediticia de Endesa, Iberdrola y Naturgy, pero no menciona a Enagás.

En el período regulatorio de 2021-2026, Enagás prevé mantener el dividendo actual o incrementarlo ligeramente, a pesar de la previsible caída del beneficio neto ya que, en contrapartida, espera una buena evolución del flujo de caja y un descenso de la inversiones.

La compañía encargada del transporte del gas en España pagará un dividendo de 1,008 € el 8 de julio (complementario de 2020) y se prevé que abone 0,68 € (a cuenta de 2021) en diciembre de este año. Así, el dividendo previsto para los próximos doce meses es de 1,688 € (o de 1,70 € si consideramos los pagos de diciembre de 2021 y de julio de 2022).

La empresa prevé aumentar el dividendo un 1,18% anual en el período 2020-2023. Para los ejercicios 2024 a 2026 estima un importe mínimo de 1,74 €. Ver Los dividendos de Enagás de 2020 a 2026.

Dividendos de Enagás a cargo de 2019 y 2020, y los previstos por la compañía de 2021 a 2026.
Valor justo de la acciones de Enagás

Actualmente Enagás cotiza a 19,75 €, de modo que su rentabilidad bruta por dividendo a doce meses es del 8,55%, la segunda más alta del IBEX 35 después de Endesa, y similar a la de Telefónica. Ver Ranking de valores del IBEX 35 según su rendimiento por dividendo.

Dado que conocemos el dividendo inicial y tenemos una estimación de la tasa de crecimiento del mismo, ya podemos determinar un valor justo de la acción de Enagás según el modelo de descuento de dividendos.

Si el crecimiento anual del dividendo a largo plazo fuera del 0% (lo que significa que a partir de 2027 la remuneración bajaría de nuevo a 1,688 € anuales tras haber alcanzado los 1,74 € en 2023), el valor justo de Enagás se situaría entre 16,88 €, suponiendo una tasa de descuento del 10% anual, y 21,10 € con una tasa de descuento del 8%.

Si estimamos un crecimiento del 1% anual, el valor justo se situaría entre 18,75 € y 24,11 €, según cuál sea la tasa de descuento aplicada. Dadas las previsiones actuales de la compañía, esa es la tasa de crecimiento que tal vez se ajusta más a las expectativas del mercado.

Otra forma de plantear esta cuestión es ver cuál es la rentabilidad que actualmente exige el mercado a las acciones de Enagás dado un dividendo inicial de 1,688 € y una tasa de crecimiento del 1% anual. El resultado es un 9,55%, pues esa es la tasa de descuento que nos da un precio de 19,75 € de acuerdo con esos parámetros.

Valor justo de la acción de Enagás partiendo de un dividendo inicial de 1,688 €, según tasas de crecimiento del 0% al 3% anual y según tasas de descuento del 8% al 10% anual

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Rentabilidad de las eléctricas frente al IBEX 35 desde 2015

Foto: Charlotte Venema

Las cinco compañías energéticas (eléctricas y gasistas) del IBEX 35 han generado una rentabilidad media con dividendos del 8,31% anual entre principios de 2015 y el 13 de julio 2020. En el mismo período, el IBEX 35 con dividendos ha perdido una media del 1,81% anual. Por tanto, este grupo de cotizadas lo ha hecho un 10,12% anual mejor que el índice.

Este resultado se ha producido en un contexto de continua incertidumbre en torno al futuro de estas empresas en relación a su marco regulatorio y su capacidad para generar ingresos.

Las más rentables fueron Iberdrola, que ha proporcionado a sus accionistas una ganancia del 17,50% anual, y Endesa, con un 14,11% anual. Las otras tres (Enagás, Naturgy y Red Eléctrica) han proporcionado entre un 2% y un 4% anual.

En 2018 y en lo que llevamos de 2020, este grupo de empresas ha batido al IBEX 35 en más de un 20%. En 2017 y 2019, en cambio, lo hizo algo peor que el IBEX.

El beneficio por acción entre 2014 y 2019 creció una media del 3,75% anual para el grupo y un 1,12% anual en el caso del IBEX 35, diferencia que no explica tota la ventaja en rentabilidad. Pero el mercado ha premiado a estas compañías: se observa que la rentabilidad en bolsa de todas las eléctricas y gasistas fue superior al crecimiento de su beneficio por acción en al menos un 2,5% anual. En cambio, el IBEX 35 genero pérdidas del 1,81% a pesar de que su beneficio por acción aumentó un 1,12% anual.

Otra razón de la buena evolución bursátil de las eléctricas ha sido el aumento del dividendo por acción incluso en aquellas compañías que apenas mejoraron sus beneficios. Sin embargo, actualmente el payout (tasa de distribución del beneficio) ha alcanzado valores de entre el 75% (Iberdrola) y el 100% (Endesa), por lo que existe escaso margen de mejora en este aspecto.

 

 

Enagás mantiene sus previsiones para 2020

Enagás ha anunciado un resultado neto atribuido de 119,1 millones de euros en el primer trimestre de 2020, un 14,6% más que el mismo trimestre del año anterior. Parte de este beneficio (18,4 millones de euros) se debe a diferencias de cambio positivas no recurrentes. Sin este efecto, el resultado habría sido similar al del primer trimestre de 2019.

El resultado acumulado de marzo de 2019 a marzo de 2020 es de 437,8 millones de euros, lo que supone un beneficio por acción de 1,67 €. Esta magnitud es similar a la de finales de 2013, cuando fue de 1,69 €.

La deuda financiera neta del grupo asciende a 3.605 millones de euros, una disminución de 150 millones de euros respecto al cierre de 2019. Según la compañía, supone 3,8 veces el EBITDA (beneficio operativo más amortizaciones), un ratio adecuado. El coste financiero medio de la deuda es del 2,1%, uno de los porcentajes más bajos de las compañías del IBEX.

La acción de Enagás cotizaba a 24,02 € el 4 de marzo pero se desplomó hasta los 16 € el 12 de marzo. Sin embargo, ha sido uno de los valores que mejor se ha recuperado desde entonces. A día de hoy (21 de abril) cotiza a 19,6 €.

Enagás cuenta con la ventaja de haber disipado las incertidumbres que en los dos últimos años habían afectado al futuro de su marco regulatorio. Actualmente cuenta con un marco estable hasta el año 2026. La compañía afirma que sus ingresos regulados no se verán afectados por el Decreto aprobado por el gobierno el 31 de marzo de 2020 sobre medidas urgentes para hacer frente al COVID-19.

La gasista indica que opera con total normalidad en las actuales circunstancias derivadas de la pandemia y no ha llevado a cabo ajuste alguno en sus cuentas como consecuencia de la misma. 

Los resultados del segundo trimestre podrían verse afectados por la caída de la demanda de gas natural. En el primer trimestre dicha caída fue del 2,1% debido a la disminución del consumo de la industria, comercios y pymes en las dos últimas semanas de marzo. Pero en el segundo trimestre el parón de la actividad industrial y sobre todo de la comercial habrá sido mayor, ya que abarcará el mes de abril y buena parte de mayo. 

Por el momento, la compañía mantiene sus previsiones de resultado y dividendo para 2020. A cargo de 2019 anunció una remuneración de 1,60 € por acción, de los que pagó 0,64 € en diciembre, de modo que quedan 0,96 € pendientes para julio de 2020. A cargo del ejercicio 2020 prevé repartir 1,68 €, de los que previsiblemente 0,67 € se abonarían en diciembre de este año y 1,01 € en julio de 2021.

Ver Los dividendos de Enagás de 2020 a 2026

Fuente: Enagás.

Leer el Informe trimestral de Enagás