La lista negra de las empresas del IBEX

En el quinto capítulo de la segunda parte de mi libro Invertir Low Cost explico los resultados que se obtienen al invertir en las empresas no financieras del IBEX según su nivel de solvencia.

Para el período de marzo de 2006 a marzo de 2012 dividí las empresas del selectivo en cinco grupos según el ratio que relaciona la deuda financiera neta con el beneficio de explotación. La deuda financiera es lo que una empresa debe a los bancos y a los inversores que han comprado sus títulos de deuda. Cuando se resta el dinero en efectivo y los equivalentes de efectivo de la empresa se obtiene la deuda financiera neta.

Los cuatro primeros grupos estaban compuestos cada uno por cinco empresas. El quinto, que comprendía las entidades menos solventes, estaba compuesto por entre 7 y 10 empresas.

Cien euros invertidos en el IBEX-35 en marzo de 2006 se habrían convertido en 90,5 euros en marzo de 2012. En cambio, invertidos en el grupo de empresas menos solventes se habrían transformado en solo 57,4 euros, un resultado mucho peor al del índice y al de cualquiera de los otros grupos, con diferencia.

De aquí que podamos considerar el grupo de empresas menos solventes como una “lista negra“ de valores a evitar, sin olvidar que se trata de una lista provisional de la cual las empresas pueden salir cuando reducen su nivel de endeudamiento o cuando aumentan su beneficio de explotación.

Conviene complementar el ratio de solvencia indicado con la capacidad de pago de la deuda. Esto se puede medir al calcular el porcentaje del beneficio de explotación que se debe destinar al pago de intereses de la deuda financiera. Algunas empresas tienen una deuda relativamente elevada pero pagan un interés por debajo de la media porque el mercado las percibe como más seguras que el resto. Es el caso, por ejemplo de Red Eléctrica y Enagás. Ambos ratios pueden consultarse en esta sección.

En las carteras de Invertir Low Cost entran de vez en cuando algunos valores de la lista negra. Esto ocurre porque cada cartera sigue un criterio específico o una combinación determinada de criterios y se trata de validar esos criterios. La única que nunca puede contener un valor de la “lista negra“ es la Contrapunto mientras que las que tienen mayores probabilidades de incluir alguno son la Contrarian, la Valor y la Valor Al Alza.

La rentabilidad de las carteras siempre se ha calculado teniendo en cuenta la posibilidad de incluir algún valor de calidad duduosa con el fin de que las estrategias resulten realistas, ya que siempre nos puede suceder que compremos un valor en base a unas cuentas que tal vez hayan sido “mejoradas“. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2008 un valor de la cartera Contrarian cayó un 50% (Colonial), tal como aparece en el libro, a causa de un beneficio declarado que en realidad era inexistente.

Este trimestre, Abengoa va camino de batir un récord de rentabilidad negativa en un solo trimestre, pues ya cae un 72% desde el 30 de junio (a 19 de agosto). Ni en los peores momentos de la crisis financiera se había vivido nada parecido. La causa ha sido el anuncio de una macroampliación de capital días después de que la firma hubiera declarado que no necesitaba más recursos. La empresa se enfrenta, además, a una demanda de un despacho de abogados de Nueva York por haber falseado su posición de liquidez.

El gran problema de Abengoa es que destina el 80% de su beneficio de explotación, ya de por sí inflado principalmente por el recurso sistemático a la dudosa partida de “Trabajos realizados para el activo de la empresa“, al pago de los intereses de su deuda. Pero esta circunstancia pasa desapercibida cuando se aplica el criterio que sigue la cartera Valor, que no tiene en cuenta la rentabilidad corporativa ni la solvencia.

En el hashtag de Twitter #ExperimentoIBEX hago un seguimiento, desde el 31 de julio, de una serie de carteras cuya selección se basa en la cercanía o lejanía de los valores desde su máximo de 52 semanas. Entre las ocho empresas que más han caído respecto de sus máximos, solo dos tienen una solvencia correcta (según los balances de 2014).

Dada la circunstancia, es conveniente tener presente las empresas menos solventes antes de incluir una de ellas en nuestra cartera. En base a los dos criterios de solvencia comentados, podemos considerar que son las siguientes:

Lista negra

Esta lista se basa en los balances anuales de 2014.

Ver la lista negra en base a los balances del primer semestre de 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s