¿De verdad hay que dedicarse a lo que uno le apasiona?

Mark Cuban – Fotografía de CBS

Se ha extendido la idea de que uno tiene que convertir su pasión en su fuente de ingresos. Dos empresarios entrevistados por el canal de noticias CNBC no están de acuerdo.

Uno de ellos es Mark Cuban, presidente de la cadena de cable AXS (pronunciado Access) y con una fortuna de más de tres mil millones de dólares a pesar de provenir de la clase trabajadora. Su consejo es: haz aquello a lo que dedicas más tiempo, porque no necesariamente vas a ser bueno en lo que te apasiona.

Por supuesto, si aquello a lo que uno dedica más tiempo es también lo que más le apasiona, entonces la idea es válida. Pero el foco hay que ponerlo, según Cuban, en el esfuerzo que dedicamos a algo. Cuando consagramos tiempo y esfuerzo a una actividad determinada es porque esta se nos da bien. Ese tiempo y esfuerzo, a su vez, es lo que nos permite avanzar y destacar. Así que su recomendación es: no sigas tu pasión, sigue tu esfuerzo.

Cuban añade que cuando eres bueno en algo, lo disfrutas. En cambio, como afirma Jeff Chapin, si conviertes tu afición en tu trabajo y no obtienes ingresos, puedes acabar sin afición ni trabajo. Jeff Chapin es cofundador de Casper, una empresa que fabrica colchones ergonómicos y los envía a domicilio de forma comprimida. La clave según Chapin es identificar un problema en el que uno considera que tiene ventaja a la hora de resolverlo. Recomienda empezar a pequeña escala pero buscar cosas en las que uno pueda tener éxito rápidamente. Se trata de entender cómo funciona nuestro cerebro: solucionar pequeños problemas favorece la confianza en uno mismo, lo cual genera una retroalimentación positiva que refuerza la capacidad para solucionar problemas de complejidad creciente. Y a fin de cuentas, saber resolver un problema complejo es lo que da ventaja en el mundo del trabajo y de la empresa.

3 comentarios en “¿De verdad hay que dedicarse a lo que uno le apasiona?

  1. Me encanta esto que comentas porque “convertir la pasión de uno en una fuente de ingresos de la que vivir” se ha convertido en un mantra que todos los coach repiten hasta la saciedad y está claro que no vale para todo el mundo.

    De hecho, personas a las que les guste su trabajo y que lo harían aunque no les pagasen hay muy pocas, la inmensa mayoría trabajamos porque no tenemos más remedio.

    Por eso además me cabrean especialmente esos gurús de pacotilla que te dicen que hay que tener una mente de abundancia y que si se desea mucho, pero mucho mucho, algo, entonces se acaba consiguiendo ese algo solo con desearlo, como si tener dinero fuese una cuestión de optimismo.

    Saludos.

    • Hola Anónimo, estoy de acuerdo contigo en la primera parte pero no en la segunda. Creo que si inicias un negocio y no tienes optimismo mejor no te metas porque te va a ir mal.

      Carlos soy un fan tuyo, me encantan tus libros y tus post. Sigue asi.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s