Grecia: por qué los joyeros no quieren vender joyas

Las situaciones económicas extremas causan fenómenos inusuales. Por ejemplo, en la hiperinflación de la República de Weimar, en la Alemania posterior a la primera guerra mundial, había que darse prisa en pagar el billete del tranvía al cobrador por si el precio subía durante el trayecto.

El corralito (limitación a la retirada de dinero en efectivo de los bancos) en Grecia está motivando reacciones desesperadas. Si el domingo Grecia y los socios europeos no alcanzan un acuerdo, el país estaría en bancarrota y los ciudadanos griegos podrían perder una parte de sus ahorros. Ante la eventualidad, muchos están usando sus tarjetas de crédito o de débito para comprar cosas tangibles como electrodomésticos. Aunque no los necesiten, al menos tendrán algo que podrán revender.

La CNBC informa de que un elevado número de ciudadanos están pagando sus impuestos por anticipado para no encontrarse con una deuda tributaria a la que no podrían hacer frente con unos ahorros mermados. La misma fuente relata el caso de un joyero que ha rehusado una venta de joyas por valor de un millón de euros: no quiere tener ese dinero en el banco.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s