El PER como criterio de selección: el BCN PER-30 y la cartera Contrarian

En una entrada anterior me he referido al índice BCN ROE-30 elaborado por la Bolsa de Barcelona. La misma institución calcula también el BCN PER-30 desde diciembre de 2000. Está compuesto por 30 de los 35 valores del IBEX 35 pero cada valor pondera según el nivel de su ratio PER en relación con el de los demás, de modo que las empresas más baratas, según este indicador, ponderan más. Se establece una ponderación máxima del 7%.

El ratio PER es la relación entre el precio y el beneficio por acción. Se considera que las acciones con bajo PER están infravaloradas, aunque este ratio tiene diversos inconvenientes, como no tener en cuenta el nivel de endeudamiento ni la calidad de los beneficios.

La composición y las ponderaciones del índice mencionado eran las siguientes el 1 de enero de 2018:

La composición el 6 de agosto de 2018 había variado del modo siguiente:

Al igual que el BCN ROE-30, el PER-30 no incluye dividendos. La plusvalía del índice se compara, pues, con la del IBEX 35 sin dividendos. Vemos que 100 € invertidos en el BCN PER-30 en diciembre de 2000 se habrían revalorizado hasta los 244,04 € en diciembre de 2017, mientras que si se hubieran invertido en el IBEX 35 habrían aumentado a 110,25 €.

En la tabla se observa que los primeros años del período fueron mucho más favorables para las acciones con bajo PER que los más recientes.

Desde marzo de 2006 calculo la Cartera Contrarian, que selecciona únicamente cinco empresas no financieras del IBEX 35, las cinco que tienen el PER estándar (que puede incluir beneficios extraordinarios) más bajo. Al igual que el BCN PER-30, se actualiza cada trimestre.

La Cartera Contrarian incluye dividendos. Normalmente la comparo con la rentabilidad media de las empresas no financieras del IBEX pero en esta ocasión lo haré con el IBEX 35 con dividendos. Los resultados para el período 2007-2017 se recogen en la tabla siguiente:

Vemos que en ese período, el BCN PER-30 ha superado a su referencia (el IBEX 35 sin dividendos) en un 14,8%, mientras que la Cartera Contrarian lo ha hecho en un 83,8% respecto a su referencia (el IBEX 35 con dividendos). Esto implica que en este caso una cartera más concentrada fue más rentable que una más diversificada.

 

Composición y rentabilidad por trimestres de la cartera Contrarian

Ante la demanda de algunos lectores, a continuación indico la composición y rentabilidad trimestral de la cartera Contrarian desde el 30 de septiembre de 2013 al 31 de marzo de 2018 (cuatro años y medio). El período del 31 de marzo de 2016 al 30 de septiembre de 2013 (siete años y medio) está cubierto en el libro Invertir Low Cost, editado por Ediciones Urano en 2014.

Esta cartera ha proporcionado una rentabilidad media del 15,57% anual en los cuatro años y medio indicados. En el mismo período, el IBEX 35 con dividendos ha ganado un 5,20% anual y el IBEX Empresas un 7,33% anual.

Ver Las carteras de Invertir Low Cost cumplen doce años

Del 30 de septiembre de 2013 al 30 de septiembre de 2015

Del 30 de septiembre de 2015 al 30 de septiembre de 2017

Del 30 de septiembre de 2017 al 31 de marzo de 2018

Rentabilidades históricas

 

 

La cartera Contrarian ha podido comprarse a buen precio hoy

En el primer día hábil del segundo trimestre de 2018, los cinco valores de la cartera Contrarian han podido comprarse por debajo del precio de referencia, la cotización al cierre de marzo.

Este trimestre, las carteras Contrarian, Contrapunto, Valor Al Alza y Pragmática tienen la misma composición, una circunstancia muy atípica.

IAG ha hecho un mínimo de 6,868 €, un 2,1% por debajo del cierre de marzo. Merlín Properties ha podido comprarse a 12,35 € y ha cerrado a 12,50 €. Inmobiliaria Colonial, el valor que más ha ganado, ha hecho un mínimo en 9,35 €, un 0,5% por debajo del cierre de marzo, y ha concluido la sesión en 9,64 €. Repsol ha caído hasta un 1,1% pero ha ganado un 0,62% al final del día. ArcelorMittal es el valor que más ha llegado a bajar, un 2,3%, pero ha cerrado con una ligera pérdida del 0,23%.

Al cierre de la primera sesión bursátil del trimestre, la cartera ha ganado un 0,57% mientras que la referencia básica, el IBEX Empresas, ha perdido un 0,36%. El IBEX 35 ha cedido un 0,58%.

Dos años de las carteras de “Invertir Low Cost“ desde la publicación del libro

Mi libro Invertir Low Cost salió publicado en marzo de 2014 en la colección Empresa Activa de Ediciones Urano. Incluia la composición y la rentabilidad de nueve estrategias de inversión en acciones entre el 31 de marzo de 2006 y el 30 de septiembre de 2013. Desde entonces, al final de cada trimestre he publicado en este blog la composición de las carteras correspondientes y he actualizado las mismas cada día. Por tanto, el 30 de septiembre de 2015 las nueve carteras cumplieron dos años de existencia “independiente“. El 31 de marzo de 2016 será otra fecha importante porque las estrategias cumplirán diez años.

El cuadro siguiente indica cómo han evolucionado las carteras y los índices de referencia en los últimos ocho trimestres.

ILC 2013-2015

Los datos de la penúltima columna señalan la rentabilidad acumulada entre el 30 de septiembre de 2013 y el 30 de septiembre de 2015. La última columna es la rentabilidad anualizada en este período.

Tanto en el caso de las carteras como de los índices, se incluyen dividendos.

En estos dos años, la bolsa ha sido moderadamente alcista pero a costa de una gran volatilidad. El IBEX-35 ha generado una rentabilidad del 6,54% anual y el IBEX Empresas ha ganado un 8,15% anual. El IBEX Empresas recoge la rentabilidad media de las empresas del IBEX-35 y es la referencia principal de las carteras, pues estas solo invierten en empresas no financieras.

En una fase alcista es particularmente difícil batir al mercado porque los inversores son menos selectivos. Sin embargo, las carteras de Invertir Low Cost lo han hecho bastante bien en este contexto. Desde el 30 de septiembre de 2013 (última fecha en el libro) hasta el 30 de septiembre de este año, siete de ellas han batido al mercado.ILC3

Las mejores han sido, en este orden, la Pragmática, la Contrapunto, la Contrarian y la Fusión. Todas ellas han batido al mercado en un 10% anual o más. De hecho, han más que duplicado la rentabilidad del IBEX Empresas y las dos primeras han triplicado la del IBEX-35. 

Tal como señalé en mi libro, las carteras, en particular la Contrarian, tienden a alternar períodos de ventaja con otros de desventaja respecto al índice de referencia, por lo que es previsible que las carteras que lo han hecho relativamente peor lo hagan relativamente mejor en los próximos trimestres, y viceversa.

Las que peor resultado han tenido han sido la Valor y la Valor Al Alza. Ambas han ganado un 5% anual y un 3% anual, respectivamente, menos que la referencia. en parte porque han incorporado Abengoa en diversas ocasiones. La combinación de un beneficio de explotación sobrevalorado y de una deuda financiera infravalorada han permitido a la empresa entrar en ambas selecciones. Actualmente, Abengoa lucha por su existencia debido a su elevada deuda pero sobre todo al alto precio que debe pagar por la misma.

Estas carteras se han encontrado con dos inconvenientes. El primero es inherente a todas las estrategias de Invertir Low Cost, pues estas confían por sistema en la veracidad de los estados financieros. Mi idea fue elaborar unos criterios de selección que pudieran ser aplicados por un inversor sin conocimientos suficientes para investigar las cuentas de cada sociedad cotizada, que por otro lado están auditadas por una firma reconocida. Muchos han perdido la confianza en las auditoras y en las propias empresas debido a los numerosos escándalos contables que ha habido en los últimos años. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos los criterios de selección basados en la información financiera suelen dar buenos resultados, por lo que la podemos considerar fiable como norma general. Creo que no podemos juzgar a la mayoría por las faltas de una minoría.

El segundo inconveniente de las carteras Valor y Valor Al Alza es que son las que tienen más probabilidades de incorporar empresas poco solventes. El criterio en la que se basan es una alternativa a la relación precio-beneficio o PER que los analistas financieros consideran de más calidad que el propio PER (criterio que sigue la Contrarian), en parte porque toman como referencia el beneficio de explotación en vez del beneficio neto. Pero en empresas muy endeudadas el beneficio de explotación puede no ser representativo porque la mayor parte del mismo puede irse en pagar intereses de la deuda.

Por tal motivo, tal vez habría sido mejor utilizar el beneficio antes de impuestos ya que en esta magnitud los intereses de la deuda han sido deducidos. Sin embargo, soy reacio a introducir cambios en la forma cómo se seleccionan las acciones en cada estrategia porque eso distorsionaría la filosofía original, que consiste en aplicar un criterio definido de forma consistente.

La idea que pretendo demostrar es que un inversor puede batir al mercado si utiliza únicamente información conocida y al alcance de cualquiera, si selecciona con regularidad sus acciones con un criterio objetivo, a pesar de los riesgos que ello conlleva, y si actualiza su cartera con una pauta regular.

No obstante, es cierto que los valores estrellados suelen corresponder a las empresas relativamente menos solventes. He empezado a publicar una “lista negra“ con las empresas más delicadas en este aspecto y la actualizaré cada seis meses en base a los balances semestrales. No se trata de demonizar ninguna entidad sino de tener presente qué valores tienen más probabilidades de dar problemas en un período determinado. Esto no significa que todas ellas vayan a hacerlo peor que el mercado. Este año, por ejemplo, Indra y Acciona están entre los mejores valores del IBEX.

Con el fin de mantener el espíritu original de cada cartera y al mismo tiempo alertar a los seguidores de este blog sobre los valores que conviene evitar a pesar de formar parte de la selección, a partir de este trimestre se podrá consultar una cartera de empresas menos solventes como si fuera una cartera más, con un doble objetivo. El primero, servir de referencia de las empresas a evitar y el segundo, evaluar la rentabilidad y volatilidad de una cartera compuesta exclusivamente por este tipo de empresas.

 

Empresas menos solventes

Empresas de calidad a buen precio

Invertir sin estresarse

Estrategias para inversores lentos

Invierta low cost

Seis mitos sobre la inversión en bolsa (artículo en Sintetia)

 

 

La Cartera Contrarian con beneficios recurrentes

La Cartera Contrarian está compuesta por los cinco valores no financieros del IBEX-35 que al principio de cada trimestre tienen el PER (relación precio-beneficio) más bajo. En los nueve años que llevo calculando esta cartera siempre he tenido en cuenta el beneficio neto atribuido tal como lo publica la empresa, lo que significa que este beneficio incluye partidas extraordinarias. En la tabla del PER que se puede encontrar en este blog indico el beneficio por acción recurrente, que excluye algunos ingresos “polémicos“ y ganancias que no se van a producir en ejercicios posteriores (por ejemplo plusvalías por la venta de un inmueble). Uso un procedimiento propio para llegar al beneficio por acción recurrente, de ahí que no lo haya usado como base para elaborar la Cartera Contrarian. Sin embargo, creo que puede ser interesante hacer un seguimiento de cómo evoluciona esta cartera a partir de este concepto, de modo que he creado una variante con el nombre de Contrarian Recurrente. En estas Definiciones describo brevemente cómo calculo el beneficio por acción recurrente.

Para este trimestre, la versión Recurrente es muy diferente a la “original“, pues el único valor en el que coinciden es Red Eléctrica. Al cierre del 30 de junio, los valores de la Contrarian tenían un PER entre 5,5 (Endesa) y 13,5 (Red Eléctrica). En la Recurrente, el PER estaba entre 13,4 (Enagás) y 19,3 (Técnicas Reunidas), bastante más alto.

Mi impresión es que la Cartera Contrarian será, a largo plazo, más rentable que su versión Recurrente. El mercado no da el mismo peso a las ganancias de naturaleza extraordinaria pero tampoco las ignora ya que cualquier aumento de beneficios repercute en un incremento del patrimonio neto y a veces también en una mejora de la solvencia.  ¿Cuál es vuestra predicción? ¿Qué cartera creéis que lo hará mejor?

 

 

 

Rentabilidad de la cartera Contrarian con actualizaciones semestrales

Recomiendo actualizar las carteras una vez al trimestre para que estas representen mejor el criterio de selección utilizado. Me han preguntado cuál sería el resultado en caso de hacer actualizaciones semestrales o anuales. En el caso de cambios semestrales, recomiendo que estos se hagan en marzo y septiembre, pues en esos meses se conocen todos los resultados de las empresas del IBEX correspondientes al semestre anterior.

La tabla siguiente recoge la evolución de la cartera ‘Contrarian’ actualizada cada 31 de marzo y cada 30 de septiembre  (más concretamente, el último día hábil de cada uno de esos semestres), comparada con los índices de referencia, en el período de ocho años que va de marzo de 2006 a marzo de 2014. Se da la circunstancia de que la rentabilidad media es incluso más elevada que con actualizaciones trimestrales: un 12,23% anual frente a un 10,36% anual.

Contrarian_semestre1
En cambio, si se actualizan las carteras cada 30 de junio y cada 31 de diciembre, los resultados son peores que en el caso de hacer los ajustes de forma trimestral. La razón más probable de este comportamiento dispar es la que he comentado antes, es decir, que en las fechas indicadas los resultados semestrales ya son conocidos desde hace al menos tres meses, de modo que el mercado ya ha reaccionado a los mismos.

De hecho, en el tercer trimestre (de julio a septiembre) la cartera ‘Contrarian’ apenas obtiene ventaja respecto a la referencia de mercado (el IBEX Empresas). En el primer trimestre, la ventaja media es del 1%. Las mayores ventajas se obtienen en el segundo trimestre (2,2%) y en el cuarto (3,4%). En teoría, se podría actualizar la cartera ‘Contrarian’ cada trimestre excepto el tercero, pero por una cuestión de coherencia recomiendo hacer los cambios con una regularidad constante.

La actualización anual produce mejores resultados que la trimestral y la semestral (un 13,30% anual) solo si se hace cada 31 de marzo. Si se hace al final de los otros trimestres, los resultados son peores que en las actualizaciones trimestrales o semestrales.

Contrarian_semestre2

Ventajas e inconvenientes de la estrategia Contrarian

La principal ventaja de la estrategia Contrarian es su eficacia. Entre marzo de 2006 y marzo de 2014 dio una rentabilidad del 10,36% anual, mientras que en el mismo período el IBEX-35 rindió un 3,54% anual y la referencia básica, que es el IBEX Empresas (la rentabilidad media de las empresas no financieras) rindió un 4,64% anual.

Esta mayor rentabilidad se obtuvo con un riesgo ligeramente inferior al del mercado. Mientras que el IBEX-35 y el IBEX Empresas tuvieron ocho trimestres (sobre un total de 32 trimestres) con pérdidas superiores al 8%, la cartera Contrarian perdió más de ese porcentaje en siete trimestres. Por otro lado, el número de trimestres con ganancias superiores al 10% fue de once en el caso de la cartera Contrarian, frente a nueve en el caso del IBEX Empresas y siete en el IBEX-35.

Otra ventaja es su simplicidad. Se trata de elegir las cinco empresas no financieras que tienen una menor relación precio-beneficio (más conocida como ratio PER) y de actualizar dicha selección una vez al trimestre.

PER de los valores del IBEX-35

La relación precio beneficio en sí misma es fácil de calcular. Primero hay que dividir el beneficio neto atribuido a la sociedad por el número de acciones de su capital social. Esta magnitud, el beneficio por acción, puede encontrarse en la última línea de la cuenta de resultados anuales. En la cuenta semestral encontraremos el beneficio por acción semestral. Para hallar el beneficio por acción interanual (de junio del año anterior a junio del año actual), hay que sumar los beneficios netos semestrales y dividir por el número de acciones. Sin embargo, es posible hacer la selección solo una vez al año, en base al beneficio por acción del año fiscal.

No se descarta ninguna de las empresas en función de otros criterios, lo cual simplifica el proceso de selección.

Sin embargo, esto último también es uno de los inconvenientes de esta estrategia. Normalmente, las empresas que tienen el PER más bajo del mercado no tienen problema alguno, simplemente no están siendo favorecidas por la comunidad inversora. Pero otras sí pueden presentar algún problema, por ejemplo de solvencia.

Otro inconveniente es que se basa en el beneficio neto, que puede incluir resultados extraordinarios que no se van a repetir en el futuro. De esta manera, es posible seleccionar una empresa que en un año determinado ha obtenido una elevada plusvalía por la venta de un inmueble pero que ha sufrido pérdidas en su actividad ordinaria. El beneficio neto también puede incluir beneficios ficticios, como una revalorización de activos. Esto último fue lo que hizo que Colonial entrara en la selección en diciembre de 2007, con pésimo resultado, pues la inmobiliaria cayó un 50% en el trimestre.

También hay que tener en cuenta que la relación precio beneficio tiene mucho más sentido cuando los resultados de una empresa son estables que cuando estos son cíclicos. Una empresa puede tener un PER moderado porque se encuentra en el punto alto de su ciclo. Puede ocurrir con empresas de medios de comunicación, que dependen de los variables ingresos por publicidad, o con empresas que se basan en materias primas, cuyo precio puede experimentar amplias fluctuaciones, o con constructoras.

Sin embargo, a veces estos inconvenientes se convierten en puntos fuertes. Por ejemplo, la constructora OHL se revalorizó un 115% en el segundo trimestre de 2009.

A pesar de los inconvenientes, la estrategia Contrarian produjo una ventaja del 5,72% anual frente al IBEX Empresas y de casi el 7% anual frente al IBEX-35.

Nueve grandes estrategias: la estrategia ‘Contrarian’

Rentabilidad por semestres de la cartera ‘Contrarian’