Los diez valores con mayor rendimiento por dividendo del IBEX 35 ganan un 24% hasta septiembre

Los diez valores del IBEX 35 que al cierre de 2020 presentaban un mayor rendimiento por dividendo obtienen una rentabilidad media del 24,1% en 2021, hasta el 30 de septiembre. Esos valores eran, ordenados de mayor a menor rendimiento: Telefónica, Repsol, Enagás, Mapfre, Bankia, Naturgy, ACS, Endesa, Red Eléctrica y Banco Sabadell.

Sin embargo, la rentabilidad media anual desde enero de 2019 es del 1,73%, que se queda por debajo del 4,56% anual que gana el IBEX 35 con dividendos.

La estrategia más rentable en 2021 hubiera sido comprar los 5 peores valores del IBEX 35 en 2020, pues ganan una media del 42,79% hasta septiembre. Sin embargo, la media de los últimos tres años es solo del 0,52% anual.

En 2021 la estrategia más rentable hubiera sido comprar los cinco peores valores del IBEX 35 en 2020, que fueron IAG, Sabadell, Telefónica, Merlín Properties y Repsol (los cuales perdieron entre un 35% y un 65% en 2020). Hasta el 30 de septiembre de 2021 se revalorizaban una media del 42,8%. Pero al igual que sucede con los valores más rentables vía dividendos, esta estrategia no ha superado al IBEX 35 desde 2019. Su rentabilidad media ha sido del 0,52% anual, frente al 13,49% anual de una estrategia consistente en comprar los diez mejores valores del año anterior.

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

Valores con alto rendimiento por dividendo y beneficios estables

En la primera edición de la monografía Todo sobre los dividendos, publicada en septiembre de 2017, presenté los resultados de una cartera compuesta por los valores con mayor rendimiento por dividendo del IBEX 35, de enero de 2006 a junio de 2017. Dediqué también un apartado a analizar el resultado de una cartera compuesta por los diez valores del IBEX 35 con mayor rendimiento por dividendo y que además cumplieran la condición de haber tenido beneficios estables en los últimos 4-5 años. Como tal entiendo no solo que los beneficios hayan sido positivos en los últimos años sino que además no se observe una tendencia descendente.

De hecho, el resultado de esta segunda selección no fueron, para mi sorpresa, mucho mejores que los de la cartera original. Mientras que esta dio una rentabilidad del 7,43% anual en el período indicado, la cartera con el filtro mencionado generó un 8,15% anual (ambas lo hicieron bastante mejor que el IBEX 35, que ganó un 4,77% anual). Aún así, los resultados de la segunda cartera me parecieron interesantes en tanto que mostraban una relación rentabilidad-riesgo bastante mejor que la primera y, desde luego, que el IBEX 35.

Sin embargo, en 2018 y en 2019 la selección basada en altos rendimientos y beneficios estables lo hizo mucho mejor que la selección basada únicamente en altos rendimientos. En 2018 ganó un 2,92%, frente a las pérdidas del 7,34% de la selección original y del 10,41% de la media de referencia. En 2019 ganó un 19,44%, frente al 6,72% y 15,09% de la selección original y la media de referencia, respectivamente. Como se ve en la tabla siguiente, la selección basada en altos rendimientos y beneficios estables produjo resultados positivos nueve años consecutivos desde 2011, mientras que la selección basada solo en altos rendimientos tuvo dos años negativos en el mismo período y la media de referencia, tres.

En 2020, la diferencia es aún más notable, al menos hasta el 31 de mayo de 2020. Hasta esa fecha, los diez valores que presentaban mayor rendimiento por dividendo el 31 de diciembre de 2019, perdían un 30,03% (más incluso que el 25,85% de la media de referencia y el 24,94% del IBEX 35 con dividendos) debido a la presencia de valores como Repsol, Santander, Mapfre, Bankia o Mediaset, que muestran una tendencia cíclica o descendente en sus beneficios. En cambio, los diez valores con mayor rendimiento y beneficios estables perdían únicamente un 10,53% (ver tabla siguiente). Se trata de la mayor diferencia entre esta selección y la media de referencia desde 2006, año de inicio del estudio.

 

Por qué el rendimiento por dividendo del Santander es superior al del BBVA

El Santander pagará previsiblemente un dividendo de 0,23 € en los próximos 12 meses (0,13 € en abril y 0,10 € en octubre), mientras que el BBVA pagará 0,26 € (0,16 € en abril y previsiblemente 0,10 € en octubre). Actualmente, el Santander da un rendimiento por dividendo del 5,9% (a un precio de 3,9 €), mientras que la acción del BBVA ofrece un 5% (a un precio de 5,2 €).

En teoría, eso da a entender que el mercado percibe la acción del Santander como de mayor riesgo, puesto que exige un rendimiento más alto. Sin embargo, vemos que ambas acciones cotizan prácticamente con el mismo ratio PER: el del Santander es de 10,8 (un precio de 3,9 € dividido por un beneficio por acción de 0,361 €) y el del BBVA es de 11 (precio de 5,2 € y beneficio por acción de 0,47 €).

Si nos fijamos en la proporción del beneficio que se destina a remunerar al accionista, vemos que el payout del Santander es del 64% (0,23 € de dividendo para 0,361 € de beneficio por acción), mientras que el del BBVA es del 55% (0,26 € de dividendo para 0,47 € de beneficio por acción). En este sentido, el Santander daría mayor rendimiento porque este año va a reinvertir una porción menor de su beneficio.

No obstante, hay que tener en cuenta que el Santander pagará una parte de su complementario de abril en acciones, bajo el programa Santander Dividendo Elección, hasta un máximo del equivalente a 0,03 € por acción, mientras que toda la remuneración del BBVA es en efectivo.

Es de esperar que la mayoría de inversores del banco cántabro escoja recibir el dividendo flexible de abril en acciones debido al mejor tratamiento fiscal de esta opción frente al pago en efectivo. Esto implica que parte del dividendo complementario dará lugar a la creación de nuevas acciones en el caso del Santander, lo que provocará una dilución del beneficio por acción. Si consideramos los pagos confirmados en efectivo a cargo de 2019, el rendimiento del Santander es del 5,1% (0,20 € dividido por 3,90 €), prácticamente el mismo que el del BBVA.

También se constata que el dividendo en efectivo del Santander (0,20 €) supone el 55% del beneficio por acción, justo el mismo payout que el del BBVA.

Así, en realidad el rendimiento por dividendo de ambos bancos es el mismo cuando se tiene en cuenta únicamente el pago en efectivo.

Beneficio real, dividendo y valor contable del Santander en 2019

Beneficio real, dividendo y valor contable del BBVA en 2019

 

 

 

El rendimiento por dividendo del IBEX 35 desde 1992 ha sido del 4,05%

Desde la creación del IBEX 35 en 1992 hasta el 13 de diciembre de 2019, el índice ha ganado casi tanto por rendimiento por dividendo, un 4,05% anual, como por plusvalía, un 5,34% anual. La suma de ambos conceptos ha dado una rentabilidad del 9,40% anual.

Sin embargo hay dos períodos claramente diferenciados. En el primero, de 1992 a 2007 (15 años), la plusvalía fue muy superior al rendimiento por dividendo: un 13,26% vs. un 3,28% anual, siendo la rentabilidad del 16,54% anual. En el segundo, en cambio, que va de 2008 hasta la actualidad, la plusvalía ha sido negativa en un 3,78% anual mientras que el rendimiento por dividendo ha sido del 4,86% anual. Gracias a esto último, la rentabilidad ha podido ser positiva en un 1,09% anual.

Esto significa que quien hubiese comprado una cartera de acciones representativa del IBEX 35 en diciembre de 2007 habría visto disminuir el valor de la misma en una media del 3,78% anual, lo que supone un acumulado del 37% (el IBEX 35 cerró 2007 a 15.182,30 puntos). Sin embargo, si hubiera reinvertido los dividendos en comprar nuevas acciones y no se hubiera preocupado por el valor de su cartera, habría obtenido un rendimiento bruto de la misma del 4,86% anual. Hasta finales de 2014, los primeros 1.500 € percibidos como renta de dividendos estuvieron exentos de tributar, de modo que hasta dicha fecha los inversores con una cartera de hasta 50.000 € habrían obtenido un rendimiento neto igual al bruto.

A finales de 2007 el rendimiento por dividendo era del 2,93% pero las sucesivas crisis bursátiles de los años siguientes habrían permitido comprar acciones a precios muy bajos, lo que habría incrementado el rendimiento medio de la cartera.

Al cierre del 13 de diciembre de 2019, el rendimiento medio simple de los 35 valores del IBEX (según la composición al inicio de 2019) era del 3,76%. Ver Rendimiento de los valores del IBEX en 2019.

Ranking de rendimiento por dividendo de los valores de la bolsa española

Actualmente hay 71 valores del mercado continuo español (sin contar empresas domiciliadas en el exterior, salvo ArcelorMittal) que han pagado dividendos ordinarios en los últimos doce meses (del 1 de mayo de 2018 al 30 de abril de 2019). No se tiene en cuenta DIA, que pagó 0,18 € en julio de 2018, porque ha suprimido el dividendo, ni OHL, que abonó 0,349 € en septiembre de 2018, porque no podrá remunerar a sus accionistas en 2019 debido a sus elevadas pérdidas.

En la tabla siguiente se ha ordenado esos 71 valores en función de su rendimiento por dividendo al 30 de abril de 2019, en base a los dividendos ordinarios abonados en los doce meses previos. En el caso de Merlin Properties y Naturgy no se han incluido los pagos de mayo y junio de 2018 respectivamente al haber cambiado el calendario de pagos.

En gris aparecen resaltadas las 34 compañías del IBEX 35 que han remunerado a sus accionistas. Indra es la única que no lo ha hecho.

Naturhouse pagó un complementario de 0,12 € en mayo de 2018 a cuenta de 2017, mientras que el complementario de 2018 (a abonar el 15 de mayo de 2019) se ha reducido a la mitad, a 0,06 €. Por este motivo se ha tenido en cuenta este último pago en vez del de mayo de 2018.

Para Bolsas y Mercados Españoles (BME) y Renta 4 Banco se ha seguido el mismo procedimiento. En el primer caso, el complementario de 2018 (a pagar el 10 de mayo de 2019) ha sido reducido a 0,57 €, frente a los 0,78 € pagados en mayo de 2018. En el segundo, el complementario de 2018 ha sido reducido a 0,08 € (a pagar el 8 de mayo de 2019), frente a los 0,10 € pagados en mayo de 2018.

Unicaja pagó 0,0215 € en mayo de 2018 como dividendo único de 2017, lo que da un rendimiento del 2,11%, que es la cifra que aparece en la tabla. Pero el dividendo a cargo de 2018 se ha incrementado a 0,0379 €, lo que supone un rendimiento del 3,71%.

Los 35 primeros valores (los que ocupan la parte izquierda de la tabla) tienen un rendimiento medio del 5,12%, una cifra que sigue siendo extraordinariamente elevada. Estos valores forman parte del Indice Dividendo 35 para el semestre del 30 de abril al 31 de octubre de 2019.

El 30 de abril de 2018 los componentes del Dividendo 35 tenían un rendimiento del 4,78% y el 31 de octubre de 2018, del 5,33%.

Los siguientes 35 valores (los que ocupan la parte derecha de la tabla salvo Siemens-Gamesa) tienen un rendimiento medio del 1,98%. El rendimiento medio del conjunto de los 70 valores era del 3,55% al cierre del 30 de abril de 2019.

Una estrategia que combina altos dividendos con baja volatilidad

Uno de los índices que he creado referenciado al mercado continuo es el Dividendo 35, que comprende los 35 valores con mayor rendimiento por dividendo. El índice se actualiza en octubre y en abril y toma como referencia el dividendo ordinario pagado en los doce meses previos a la selección. A diferencia de los otros índices que calculo, el Dividendo 35 incluye entidades financieras y ArcelorMittal.

Se da la circunstancia de que en la última actualización (31 de octubre de 2018) había 70 valores del mercado continuo español que pagaban dividendo (sin contar empresas domiciliadas en el exterior, con la excepción de ArcelorMittal). Así, he dividido las acciones en tres grupos: las 35 con mayor rendimiento, las 35 con menor rendimiento y el resto (42) que no paga dividendos.

Dentro del primer grupo, he realizado un filtro basándome en la volatilidad de cada acción a lo largo de los seis meses previos a la selección. De este modo, he creado dos subgrupos: uno formado por los veinte valores, de entre los 35 con mayor rendimiento, con menor volatilidad y otro formado por los quince con mayor volatilidad relativa.

La estrategia parece tener sentido, pues un elevado rendimiento por dividendo puede indicar que la acción está infravalorada pero también puede ser un síntoma de que la empresa en cuestión está atravesando dificultades, lo cual suele quedar reflejado en las fluctuaciones del precio de mercado. Al descartar los valores más volátiles, se reduce el riesgo de caer en “trampas del dividendo“, por ejemplo comprar acciones cuyo dividendo es elevado pero que corre el peligro de ser reducido o suprimido.

Los resultados (con dividendos incluídos) desde el 30 de abril de 2018, fecha de la primera selección, hasta el 11 de enero de 2019 (a las 10h) se indican en el cuadro siguiente. Vemos que el índice Dividendo 35 acumulaba una pérdida del 7,98% en ese período. Pero el grupo de veinte valores menos volátiles perdía aproximadamente la mitad, un 3,66%, mientras que el grupo de quince valores más volátiles perdía considerablemente más, un 13,60%.

La tabla siguiente indica la composición del DIvidendo 35 con los precios del 11 de enero de 2019 a las 10h ordenados según su volatilidad. Los veinte valores con menor volatilidad relativa están recuadrados en gris y los quince valores con mayor volatilidad relativa, en blanco. El número que aparece en el ranking por volatilidad corresponde a la posición por este concepto de cada valor en relación a los 112 valores considerados.

 

 

Rendimiento por dividendo de los valores del mercado continuo en el nuevo mínimo anual (corregido 11-12-2018)

La tabla siguiente indica el rendimiento por dividendo ordinario de los 72 valores que en 2018 han retribuido a sus accionistas y que siguen cotizando en el mercado continuo, al cierre del 10 de diciembre de 2018, día en que los índices han marcado nuevos mínimos anuales. No se considera el pago de DIA, pues ha sido suprimido para 2019, ni el de OHL. Se incluyen los dividendos confirmados a pagar en lo que queda de diciembre.

Corrección 11-12-2018: Se han añadido también los dividendos estimados en diciembre.

Es posible que la remuneración de Naturhouse no sea sostenible en su totalidad, pues en 2018 habrá sido de 0,34 €, mientras que el beneficio por acción interanual es de 0,29 €. El rendimiento de Atresmedia y Mediaset es también excepcional pero en ambos casos el dividendo está cubierto por el beneficio.

El rendimiento medio de los 72 valores es del 3,90%. La mitad de ellos (parte izquierda de la tabla) presenta un rendimiento medio del 5,71%. De estos, 23 son del IBEX 35.

Ver Dividendos del mercado continuo por meses.



Dividendos del IBEX 35 previstos en los próximos meses (octubre 2018 – septiembre 2019)

 

Los valores con altos dividendos están resistiendo mejor la subida de los tipos de interés

El cuarto trimestre de 2018 ha empezado con caídas en las bolsas internacionales debido al aumento de los tipos de interés de los bonos, en particular, en Estados Unidos y en Italia, aunque por motivos muy diferentes. Se da la circunstancia de que en España los valores con alto rendimiento por dividendo lo han hecho mejor esta semana que la media del mercado (ver cuadro siguiente), cuando cabía esperar lo contrario en este contexto, pues los bonos compiten tradicionalmente con este tipo de acciones. ¿A qué se debe?

En Estados Unidos, el repunte del bono a 10 años se ha debido a los buenos datos del empleo. En realidad, la creación de puestos de trabajo fue algo menor a la esperada, pero la tasa de desempleo se situó al nivel más bajo desde 1969 y los salarios se incrementaron un 2,8% en tasa interanual. Por otro lado, la inflación se encuentra en el 2,7% interanual, mientras que cerró 2017 al 2,1%. Todo ello hace prever nuevas subidas de tipos por parte de la Reserva Federal, que probablemente se trasladen al rendimiento de los bonos. Los comentarios del miércoles 3 de octubre por parte del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el sentido de que los tipos de interés “están lejos de ser neutrales“ han acabado de disipar cualquier duda en este aspecto.

Los valores tecnológicos, que supuestamente son menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés, cayeron más que el resto del mercado: el índice Nasdaq registró una caída del 3,2% en la semana, frente al 1% del S&P 500. Es decir, las acciones que están relativamente más caras en términos de valoración han resultado particularmente afectadas. Las acciones de los bancos estadounidenses reaccionaron en un principio al alza, ya que en principio los tipos de interés más altos benefician a las entidades de crédito, pero acabaron con la misma tendencia que el mercado en general.

En Italia, en cambio, el aumento del rendimiento del bono a 10 años tiene que ver con el anuncio del inestable nuevo gobierno de incrementar el déficit público por encima de lo permitido por el Pacto de Estabilidad europeo, con una triple consecuencia: enfrentamiento de Italia con Bruselas, agravamiento de la crisis presupuestaria en uno de los países más endeudados del mundo y posible degradación de la calificación crediticia de la tercera mayor economía de la zona euro.

Italia es precisamente el país de la OCDE en el que más ha subido el rendimiento de los bonos este mes: un 0,48%, al 3,44%. Le siguen Canadá y Estados Unidos. El incremento en este último país es del 0,33% y el rendimiento del bono se sitúa cerca al de Italia, un 3,23%. Los siguientes países más afectados son Reino Unidos, Finlandia, Noruega… En Alemania el bono renta un 0,58% anual, una variación de 0,19 puntos.

Sin embargo, en España el repunte es de únicamente el 0,11%, hasta el 1,59% anual, lo que indica que, al menos de momento, el aumento de tipos en Estados Unidos y la incertidumbre en Italia han tenido un efecto limitado sobre el mercado de renta fija español. De aquí que las acciones con alto rendimiento no se hayan visto perjudicadas por la competencia de los bonos, mientras que algunas de ellas se han visto beneficiadas por su condición de valores refugio.

Cuánto se puede ganar ahora por dividendos en el IBEX 35

El cuadro siguiente indica los dividendos ordinarios pagados por las cotizadas del IBEX 35 en los últimos doce meses. El rendimiento por dividendo que aparece en la penúltima columna ha sido calculado en base al total pagado en ese período y el precio de cierre de agosto de 2018. En el caso de Naturgy, en el cálculo del rendimiento no se ha tenido en cuenta la remuneración de julio de 2018 debido al cambio en el calendario de pagos de la empresa.

Además, en los últimos doce meses se han pagado diversos dividendos extraordinarios: Inditex 0,18 € en octubre de 2017, Viscofán 0,13 € en marzo de 2018, Mediaset 0,10026 € en abril de 2018 y CIE Automotive 3,203 € en acciones en junio de 2018. El dividendo extraordinario de Inditex se viene pagando cada año pero lo he considerado como no recurrente debido a su naturaleza.

La mayoría de estos dividendos son a cargo del ejercicio 2017. Dos compañías, Naturgy y Banco Santander, ya han empezado a abonar pagos a cuenta de 2018 en julio de este año: Naturgy 0,28 € y Banco Santander 0,065 €.

El rendimiento ordinario medio de los 35 valores era del 3,75% al cierre del 31 de agosto. El rendimiento mediano (el del valor que ocupa la posición 18 en el siguiente ranking, que es ACS) era del 3,86%.

El rendimiento medio de los primeros valores de la tabla es del 6,24%. Pero la creciente incertidumbre acerca de los resultados y dividendos futuros de DIA convierte a este valor en una opción de alto riesgo. Si excluimos a DIA, el rendimiento medio de los diez primeros valores (de Mediaset a Red Eléctrica), es del 5,87%. Si estas compañías incrementan de media su remuneración un 5% en los próximos doce meses, una cartera compuesta por esos valores rentaría un 6,16%, que es justo un 5% después de una retención fiscal del 19%.

Rendimiento por dividendo de los valores del IBEX 35 y del DAX el 30-04-2018

El rendimiento medio por dividendo ordinario de los valores del IBEX 35 es del 3,52% (2,85% neto) con los precios al cierre del mes de abril. He tenido en cuenta los dividendos a pagar en los próximos doce meses cuando los datos son conocidos o bien los dividendos de los últimos doce meses en caso contrario. No se incluyen pagos extraordinarios.

He utilizado los dividendos de los próximos doce meses cuando ha sido posible, en vez de los pagos de los últimos doce meses, porque algunas empresas han reducido su dividendo. Es el caso de DIA, BBVA, Siemens-Gamesa y Telefónica. ArcelorMittal, que no remuneró a sus accionistas el año pasado, pagará 0,10 $ (0,08 € aproximadamente).

ACS, Amadeus, Ferrovial, Grifols, Melià Hotels y Técnicas Reunidas tienen pendiente de aprobar su dividendo complementario o único a cargo de 2017.

En el caso de los valores del DAX 30 alemán, me he basado en el dividendo ordinario a cargo de 2017, que en todos los casos se paga a lo largo de 2018. Infineon, Siemens y ThyssenKrupp lo abonan en el primer trimestre y el resto de valores en el segundo.

Si bien el ratio PER del DAX 30 es inferior al del IBEX 35, su rendimiento por dividendo también es menor, del 2,52%. Ello se debe a que las empresas alemanas distribuyeron un porcentaje más bajo de sus beneficios (una media del 40,6%) que las del IBEX 35 (una media del 62,3% a falta de conocer los dividendos definitivos de las empresas antes mencionadas).

Bolsa alemana o española: cuál está más barata

El rendimiento por dividendo de Red Eléctrica es el más alto desde septiembre de 2013

Las acciones de Red Eléctrica caen un 14% este año (al precio actual de 16,08 €) y están inmersas en una serie de ciclos bajistas que se van superponiendo. Los títulos de las compañías eléctricas y de gas han estado presionadas en parte por las negativas recomendaciones de grandes bancos estadounidenses. Hace unas semanas, sin embargo, JP Morgan cambió de la noche a la mañana su consejo sobre Endesa de infraponderar a sobreponderar y le dio un precio objetivo de 20 € al considerar que la esperada reducción de los ingresos regulados ya estaba descontada en el precio.

Red Eléctrica se encuentra a un precio similar al de hace casi cuatro años. El 30 de junio de 2014 alcanzó los 16,7 € pero en aquel momento el rendimiento por dividendo (considerando el dividendo pagado en los doce meses anteriores) fue del 3,61%. Actualmente, a 16,08 € el rendimiento es de casi dos puntos más, del 5,44%. Como puede verse en la tabla, es el más elevado desde septiembre de 2013.

Los títulos llegaron a tener un rendimiento del 7,31% el 25 de julio de 2012, fecha que señaló el fin del gran ciclo bajista de la bolsa española iniciado en noviembre de 2007. En cambio, en diversas ocasiones han tenido un rendimiento inferior al 3,50%.

Evolución de los valores del IBEX 35 en la corrección, su PER y su rendimiento por dividendo

La tabla siguiente recoge la rentabilidad de los valores del IBEX 35 desde el viernes 26 de enero, con el índice a 10.595 puntos, hasta el cierre de hoy 8 de febrero. El máximo anual se alcanzó el día 23 en los 10.609 puntos.

Los valores que mejor han aguantado han sido Abertis, Siemens-Gamesa y Bankinter, mientras que once valores han perdido entre un 10% y un 12%.

En la segunda tabla he indicado el ratio PER calculado en función del beneficio por acción interanual de septiembre de 2016 a septiembre de 2017 y el rendimiento por dividendo calculado a partir del dividendo ordinario pagado en los últimos doce meses.

El PER medio es de 18,6 pero está distorsionado por el elevado ratio de Cellnex. El PER mediano, más representativo, es de 15,6.

El rendimiento medio es del 3,52% y el mediano, del 3,67%.

Ver los dividendos pagados entre enero de 2017 y enero de 2018.