Valores con alto rendimiento por dividendo y beneficios estables

En la primera edición de la monografía Todo sobre los dividendos, publicada en septiembre de 2017, presenté los resultados de una cartera compuesta por los valores con mayor rendimiento por dividendo del IBEX 35, de enero de 2006 a junio de 2017. Dediqué también un apartado a analizar el resultado de una cartera compuesta por los diez valores del IBEX 35 con mayor rendimiento por dividendo y que además cumplieran la condición de haber tenido beneficios estables en los últimos 4-5 años. Como tal entiendo no solo que los beneficios hayan sido positivos en los últimos años sino que además no se observe una tendencia descendente.

De hecho, el resultado de esta segunda selección no fueron, para mi sorpresa, mucho mejores que los de la cartera original. Mientras que esta dio una rentabilidad del 7,43% anual en el período indicado, la cartera con el filtro mencionado generó un 8,15% anual (ambas lo hicieron bastante mejor que el IBEX 35, que ganó un 4,77% anual). Aún así, los resultados de la segunda cartera me parecieron interesantes en tanto que mostraban una relación rentabilidad-riesgo bastante mejor que la primera y, desde luego, que el IBEX 35.

Sin embargo, en 2018 y en 2019 la selección basada en altos rendimientos y beneficios estables lo hizo mucho mejor que la selección basada únicamente en altos rendimientos. En 2018 ganó un 2,92%, frente a las pérdidas del 7,34% de la selección original y del 10,41% de la media de referencia. En 2019 ganó un 19,44%, frente al 6,72% y 15,09% de la selección original y la media de referencia, respectivamente. Como se ve en la tabla siguiente, la selección basada en altos rendimientos y beneficios estables produjo resultados positivos nueve años consecutivos desde 2011, mientras que la selección basada solo en altos rendimientos tuvo dos años negativos en el mismo período y la media de referencia, tres.

En 2020, la diferencia es aún más notable, al menos hasta el 31 de mayo de 2020. Hasta esa fecha, los diez valores que presentaban mayor rendimiento por dividendo el 31 de diciembre de 2019, perdían un 30,03% (más incluso que el 25,85% de la media de referencia y el 24,94% del IBEX 35 con dividendos) debido a la presencia de valores como Repsol, Santander, Mapfre, Bankia o Mediaset, que muestran una tendencia cíclica o descendente en sus beneficios. En cambio, los diez valores con mayor rendimiento y beneficios estables perdían únicamente un 10,53% (ver tabla siguiente). Se trata de la mayor diferencia entre esta selección y la media de referencia desde 2006, año de inicio del estudio.

 

Una cartera de valores que paga dividendos cada mes

¿Cuál es el número mínimo de valores que deberíamos tener en cartera para recibir dividendos cada mes? ¿Y cuál sería el capital mínimo necesario?

El cuadro siguiente indica el mes en que descuentan dividendo los valores del IBEX 35 (recuadros en gris) y del IBEX Medium Cap (recuadros en blanco).

Algunos remuneran a sus accionistas una vez al año,  otros dos veces, mientras que Ebro Foods lo hace en tres plazos y Bankinter, Santander y Catalana Occidente, en cuatro. De un año para otro, las fechas pueden variar, sobre todo de un mes al siguiente o al anterior, por lo que se trata de un calendario aproximado.

El número mínimo de valores para recibir dividendos cada mes es de seis.

Por ejemplo, una cartera formada por Santander, Catalana Occidente, Logista, Grifols, Gas Natural e IAG tendría el siguiente calendario de ingresos:

Los brokers suelen cobrar alguna comisión por cada ingreso de dividendos. El broker online de CaixaBank, por ejemplo, cobra 1 €. En este sentido, es mejor un dividendo único ya que la comisión se paga una sola vez. Cuando el dividendo se lleva a cabo en cuatro veces, la comisión se paga también cuatro veces.

Para que una comisión de 1€ no represente más del 2% en términos porcentuales, cada ingreso neto debe ascender a por lo menos 50 €. Por tanto, si queremos tener acciones del Santander, tendremos que poseer un número mínimo de acciones del banco para que cada ingreso neto sea de al menos 50 €.

Como el banco hará tres pagos en efectivo de 0,065 € brutos (0,05265 € netos) entre julio de 2018 y abril de 2019, el número de acciones mínimo debería ser de 950 (ya que 950 x 0,05265 € = 50 €). A un precio de 5,2 €, supondría una inversión de unos 5.000 €.

Para que la cartera estuviera equilibrada, también debería invertirse 5.000 € en cada uno de los otros cinco valores, o sea 30.000 € en total. Sin embargo, en otros valores con menor rendimiento por dividendo la comisión porcentual sería más elevada. En todo caso, al haber 16 pagos anuales, el total de comisiones sería de 16 €, que supondría un 0,053% sobre el total del capital.

El dividendo de menor cuantía del Santander será de 0,035 € brutos en octubre de 2018, 0,02835 € netos, pero será bajo la modalidad Dividendo Elección. Es decir, esta remuneración se podrá cobrar en acciones. Si se quisiera recibir el pago en efectivo, el número mínimo de acciones ya debería ser de 1765, lo que implicaría una inversión de 9.175 € y el total de la cartera debería ascender a 55.000 € para que todas las acciones tuvieran la misma ponderación.

Algunos brokers no cobran ninguna comisión por ingreso de dividendos, por lo que son los más idóneos para una cartera de estas características.

Dividendos del IBEX 35 en los próximos doce meses

Dividendos del IBEX 35 a cargo de 2017: importes, fechas y conceptos

Carteras Dividendo