El verdadero valor contable de Telefónica

Al final de 2019, el patrimonio neto de Telefónica era de 25.450 millones de euros, de los cuales 8.332 millones correspondían a intereses minoritarios. Así, el patrimonio neto atribuido a los accionistas era, desde un punto de vista contable, de 17.118 millones de euros. Si dividimos esta cantidad por los 5.192 millones de acciones del capital social, obtenemos un valor contable de 3,30 €. En realidad, habría que sumar las acciones con efectos dilutivos derivadas de planes de derechos. Son acciones que todavía no se han creado pero cuya creación está prevista en un futuro próximo. En 2019 el total de este tipo de acciones fue de 4,7 millones, con lo que el valor contable resultante sería de 3,29 €.

Sin embargo, dentro del patrimonio neto se computan 8.243 millones de euros en obligaciones perpetuas subordinadas. Se trata de títulos de deuda de tan baja exigibilidad que las normas contables permiten contabilizarlos como patrimonio. Como dice la Memoria Consolidada de Telefónica: “En todas estas emisiones de obligaciones perpetuas subordinadas (instrumentos híbridos) el emisor tiene la posibilidad de diferir en el tiempo el pago de los cupones, por lo que no son exigibles por los titulares. Dado que el repago del principal y el pago de los cupones depende exclusivamente de la decisión que tome Telefónica, estas obligaciones perpetuas subordinadas constituyen un instrumento de patrimonio.“

Estrictamente, la deuda no puede ser patrimonio, solo los recursos propios (el capital, las primas de emisión, las ganancias acumuladas) lo son. Si restamos del patrimonio dichas obligaciones subordinadas, el verdadero patrimonio neto de los accionistas de Telefónica asciende a 8.875 millones de euros, lo que da un valor contable real de 1,71 €. Esta cifra se ha mantenido sin apenas cambios desde 2015.

A los precios actuales de 5,40 €, la acción de Telefónica cotiza, pues, a 3,1 veces su valor contable real.

El coste financiero de las obligaciones subordinadas fue de 379 millones brutos en 2019, lo que supone un interés medio del 4,6%. En términos netos, el coste fue de 282 millones de euros debido a las deducciones fiscales.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El verdadero beneficio por acción y valor contable de Telefónica a marzo de 2018

Beneficio por acción

Telefónica ha obtenido un beneficio neto atribuido entre marzo de 2017 y marzo de 2018 de 3.190 millones de euros. Pero de esta cifra hay que deducir la parte imputada a “tenedores de otros instrumentos de patrimonio“, concretamente titulares de deuda subordinada emitida por la compañía y que es computada como recursos propios debido a la baja exigibilidad de la misma.

El problema es que este dato solo está disponible en el Informe de gestión anual. En 2017, fue de 276 millones de euros. Ese año el beneficio neto atribuido declarado fue de 3.131,8 millones de euros pero el verdadero beneficio neto atribuido a los accionistas de Telefónica fue de 2.855,8 millones de euros, 0,55 € por acción.

Si imputamos el mismo importe al resultado neto de doce meses a marzo de 2018, el beneficio de los accionistas asciende a 2.914 millones de euros, lo que representa 0,561 € por acción. A un precio de 8,25 €, el ratio PER de las acciones de Telefónica es de 14,7.

Valor contable

En el primer trimestre de 2018, Telefónica emitió 2.250 millones de nueva deuda subordinada pero amortizó 1.777 millones de emisiones ya existentes. Así, el incremento neto de la deuda subordinada fue de 473 millones de euros. No obstante, mediante esta operación, Telefónica ha conseguido reducir el coste medio del 5,34% al 4,41%, si bien ha extendido el vencimiento medio de 3,2 a 4,7 años.

Dado que al final de 2017 había un saldo de 7.518 millones de euros en deuda subordinada, el saldo actual estaría en torno a los 7.991 millones de euros.

A 31 de marzo de 2018, el patrimonio neto atribuido a los accionistas y a “tenedores de otros instrumentos de patrimonio“ fue de 17.729 millones de euros. Si restamos los 7.991 millones de euros de deuda subordinada, resulta que el patrimonio neto atribuido a los accionistas de Telefónica es actualmente de unos 9.738 millones de euros. Dado que el capital social de la empresa está compuesto por 5.192,1 millones de acciones, implica un valor contable de 1,875 €. Aunque supone un incremento del 3,6% respecto al valor contable real de 1,81 € al cierre de 2017, está lejos de los 3,42 € que resulta de calcular el valor contable del modo tradicional.

Deuda financiera

La deuda financiera bruta ascendió a 55.903 millones de euros (55.746 millones en diciembre de 2017). La deuda financiera neta también aumentó de 50.553 millones en diciembre de 2017 a 51.081 millones en marzo de 2018.

Según Telefónica, su deuda financiera neta fue de 43.975 millones de euros porque deduce activos financieros corrientes y otras partidas, aunque la aumenta a 48.073 millones de euros al sumar compromisos netos por prestaciones a trabajadores.

A pesar de que la deuda financiera no ha disminuido, Telefónica ha reducido el coste de sus emisiones, lo que repercutirá en unos menores gastos financieros.

El verdadero beneficio por acción y valor contable de Banco Santander a marzo de 2018