El Estado español gana un 15% en 2018 con su cartera industrial en bolsa

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) es una entidad pública cuya misión es rentabilizar las participaciones empresariales del Estado. La SEPI es accionista mayoritario en quince empresas, entre ellas Correos, la agencia EFE o el grupo de construcción naval Navantia, y accionista minoritario en nueve sociedades, seis de ellas cotizadas en la bolsa española: Red Eléctrica, el grupo alimentario Ebro Foods, Enagás, la aerolínea IAG, la tecnológica Indra y el grupo aerospacial Airbus.

Airbus es una sociedad europea formada a partir de la unión de empresas del sector aeronáutico de Francia, Alemania y España, con sede operativa en Toulouse (Francia) y domicilio legal en Leiden (Holanda). Además, la SEPI es accionista minoritario de Enresa, entidad responsable de la gestión de los residuos nucleares, Hispasat y Alestis Aerospace.

La tabla siguiente recoge la participación de la SEPI en cada una de las seis sociedades cotizadas en bolsa y su valor de mercado al cierre de 2017. Las participaciones principales son las de Airbus y Red Eléctrica, que suponían un 44,47% y un 33,32% respectivamente sobre el valor total de mercado del conjunto de participaciones, que era de 6.076,5 millones de euros.

La rentabilidad de la cartera de empresas cotizadas de la SEPI era del 14,71% en 2018 hasta el día 17 de julio, con dividendos incluídos, gracias sobre todo a la significativa revalorización de Airbus. Si los seis valores tuvieran la misma ponderación, la rentabilidad sería del 6,34%. Este resultado supera ampliamente al IBEX 35 con dividendos, que el 17 de julio de 2018 perdía un 0,7% en el año.

La cartera de la SEPI supera también ampliamente a la cartera española de George Soros, que perdía un 1,5% en el mismo período. El famoso inversor posee acciones de FCC, Bankia, Iberdrola, Liberbank, Endesa, Santander, Aena e Hispania Activos. Su cartera también está muy concentrada: el 35,8% en Santander, el 21,7% en Endesa y el 20,5% en Aena.

El Estado español también posee una participación significativa en Bankia a través del Banco Financiero y de Ahorros (BFA). El BFA posee el 61,23% de este banco y a su vez es propiedad al 100% del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). Bankia pierde un 21% hasta la fecha.