Eurostoxx 50: las 50 mayores compañías de la zona euro a un precio razonable

El Eurostoxx 50 es un índice compilado por STOXX Limited, una filial de Deutsche Boerse, la bolsa alemana. Reúne las cincuenta mayores empresas cotizadas de la zona euro de acuerdo con su capitalización flotante (número de acciones que no está en manos de accionistas de control, multiplicado por el precio de la acción).

El 31 de octubre de 2018, las principales compañías del índice eran la petrolera francesa Total, con una ponderación del 6,14%, la tecnológica alemana SAP, con un 4,54%, la farmacéutica francesa Sanofi, con un 3,97%, el conglomerado industrial alemán Siemens, con un 3,84%, y la aseguradora alemana Allianz, con un 3,52%. La compañía más capitalizada era la holandesa Unilever pero debido a su capital flotante relativamente bajo, ocupa la sexta posición en cuanto a ponderación. El índice evita una excesiva concentración en un solo valor, pues la ponderación máxima de una compañía es del 10%.

Mientras que en el IBEX 35, los diez primeros valores acaparan cerca del 72% de la capitalización flotante del índice, en el caso del Eurostoxx 50 ese porcentaje está en torno al 37%.

Si bien el Banco Santander es el único banco entre los diez primeros componentes, el sector financiero es el sector más representado en el índice, con un 11,3% del total. Le siguen el industrial, con un 10,9%, salud con un 10,4%, consumo básico con un 10,2% y el tecnológico con un 10,1%.

El país más representado es Francia, con un 39,2% del total, seguido de Alemania con un 30,8%. Holanda y España suponen un 10,4% y un 10,2% respectivamente. Además del Santander, otras compañías españolas presentes en el Eurostoxx 50 son BBVA, Amadeus, Iberdrola, Amadeus y Telefónica.

Según Stoxx, el 31 de octubre de 2018, con el índice a 3.197,51 puntos, el PER corriente del índice (PER basado en los beneficios de los últimos doce meses) era de 14,3 veces, el rendimiento por dividendo, del 3,1% y la relación precio / valor contable, de 1,5 veces, unos ratios que revelan una valoración correcta. El PER prospectivo (PER basado en los beneficios estimados dentro de un año) era de 12,9 veces.

Según Bloomberg, el beneficio por acción corriente del Eurostoxx 50 es de 222,89 puntos. A los 3.173,13 puntos a que ha cerrado el índice en noviembre, el PER es de 14,2. Según este proveedor de información financiera, el PER a un año es de 13,31 veces, lo que da un beneficio por acción estimado de 238,4 puntos para 2019. Implica un aumento del 7% respecto a la magnitud actual. De acuerdo con los datos de Bloomberg, la relación precio / valor contable es de 1,55.

En los últimos cinco años, el máximo tuvo lugar el 13 de abril de 2015, a 3.828,78 puntos.  El 11 de febrero de 2016 cerró a 2.680,35 puntos, una minusvalía de justo el 30%. El 27 de junio de 2016, el día después del reférendum del Brexit, cerró cerca de ese nivel, a 2.697,44 puntos. El 1 de noviembre de 2017 alcanzó un máximo relativo de 3.697,4 puntos, justo mil puntos más. Desde entonces, el mínimo se ha marcado el 20 de noviembre de 2018, a 3.116,07 puntos, siendo la minusvalía acumulada del 15,7%. Al cierre de noviembre, la caída en 2018 es del 9,4%.

Existe un fondo cotizado en la bolsa española referenciado al Eurostoxx 50. Se trata del Acción Eurostoxx 50 ETF, gestionado por BBVA Asset Managment. La inversión mínima es de una participación, cuyo valor al cierre de noviembre es de 31,80 €, de modo que por ese importe es posible invertir en todo el Eurostoxx 50. Obviamente, se recomienda una cantidad más elevada para evitar que las comisiones representen un coste porcentual excesivo (para una comisión mínima de 7 €, la cantidad invertida debería estar en torno a los 500 €). Al ser un valor cotizado en el mercado español, es preciso pagar además los cánones de BME (Bolsas y Mercados Españoles), que son de 2,57 € para una operación de 500 €. El fondo tiene una comisión de gestión del 0,15% anual y una de depositaría del 0,05% anual. Paga dividendos en febrero y en agosto.

 

Bolsa americana 8 – Bolsa europea 3

Desde 2008, el año de la crisis financiera, la bolsa estadounidense se ha revalorizado más del doble que la de la zona euro, concretamente 2,5 veces más. El 24 de agosto de 2018, el índice más seguido de la zona euro todavía estaba un 22,1% por debajo de su valor de finales de 2007. El Dow Jones Industrials, en cambio, subía un 94,4%.

En estos últimos once años (2018 hasta el 24 de agosto), la bolsa americana lo ha hecho mejor que la europea en ocho años. En los siete años transcurridos desde 2013, la bolsa de la eurozona solo ha superado a la estadounidense en 2015.

Si incluimos dividendos, el Eurostoxx arroja un saldo positivo de un 1,80% anual entre diciembre de 2007 y el 24 de agosto de 2018. El Dow Jones presenta una rentabilidad del 9,27% anual en el mismo período.

La diferencia en términos acumulados es menor que si solo se consideran plusvalías, ya que el rendimiento por dividendo de la bolsa europea ha sido superior (4,12% de media anual vs. 2,83%).

A esto hay que añadirle la revalorización del dólar, pues el euro ha caído de 1,472 dólares al cierre de 2007 a los 1,16 dólares actuales. Esto implica una apreciación de la divisa americana de un 27%, un 2,25% anualizado. Por tanto, la rentabilidad en euros del índice Dow Jones Industrials ha sido del 11,52% anual en el período considerado, casi diez puntos anuales por encima del Eurostoxx.

Recientemente, analistas de JP Morgan señalaron que el desacoplamiento de los últimos doce meses de los mercados bursátiles mundiales respecto al estadounidense no tiene precedentes en la historia. Predicen que en lo que queda de año, o bien la bolsa americana caerá o bien las bolsas internacionales recuperarán parte del terreno perdido.