El dividendo de ACS de junio de 2021: suscribir acciones, vender derechos o solicitar pago en efectivo

Logo de ACS

Quienes tengan acciones de ACS, o las compren hoy 21 de junio, tendrán derecho al dividendo que la constructora descuenta el día 22 de junio.

ACS paga tradicionalmente un dividendo a cuenta en enero-febrero y un complementario en junio-julio. En julio de 2020 pagó el complementario del año anterior, por 1,38 €, y además (a diferencia de otros años), un primer pago a cuenta de 2020 por importe de 0,16 €. El 22 de enero de 2021 descontó el segundo pago a cuenta de 2020 por 0,452 € (el pago en efectivo tuvo lugar el 9 de febrero de 2021).

La Bolsa de Madrid indica que el dividendo que se descuenta el 22 de junio se trata de un pago a cuenta de 2021, pero debe entenderse que se trata del complementario de 2020, pues ACS denomina a este pago “Dividendo Flexible 2020“.

Nota: ACS me ha confirmado de que, efectivamente, se trata del complementario de 2020.

ACS remunera a sus accionistas según su plan de dividendos flexibles, que permite suscribir acciones gratuitas, vender los derechos de suscripción o recibir un pago en efectivo. ACS se compromete a pagar 1,27 € por cada acción a aquellos accionistas que soliciten la última opción.

ACS amortizará acciones en autocartera para compensar el número de acciones suscritas por los accionistas en la presente ampliación, con objeto de evitar el efecto dilución.

Las tres opciones

El martes 22 de junio se inicia una ampliación de capital liberada (es decir, gratuita). A partir de ese día y hasta el martes 6 de julio, los accionistas de ACS podrán suscribir una acción gratuita por cada 19 que tengan en cartera. Quienes tengan un número de acciones que no sea múltiplo de 19 recibirán una parte del dividendo en efectivo. Por ejemplo, un accionista con 200 títulos recibirá, si así lo desea, 10 acciones gratuitas por 190 de sus títulos, mientras que por los 10 restantes recibirá una parte prorrateada del dividendo en efectivo, o sea 10/19 multiplicado por 1,27 €, unos 0,668 € menos las comisiones pertinentes.

Los que quieran un ingreso en efectivo tienen dos opciones:

a) Ordenar a su intermediario que venda los derechos de suscripción en bolsa durante el período de vigencia de la ampliación.

b) Solicitar el pago en efectivo de 1,27 €, en cuyo caso deben hacerlo a más tardar el 30 de junio de 2021 y el importe se recibirá el 8 de julio.

Vender derechos o solicitar el pago en efectivo

Un inversor que el día 22 de junio no sea accionista de ACS pero quiera serlo, podrá comprar una acción de ACS o comprar 19 derechos, con los cuales podrá suscribir una acción gratuita. Cualquiera de las dos opciones le costará lo mismo, pues el precio del derecho se ajustará en función del precio de la acción.

Pero para el actual accionista de ACS, puede salir más rentable vender los derechos si por la venta de los mismos obtiene más de 1,27 €. Sin embargo, al precio actual de 24,60 €, el importe que obtendría por cada derecho sería de 1,23 €, por lo que sale ganando más si solicita el pago en efectivo. Ganaría más con la venta de los derechos si el precio de la acción superara los 25,4 € durante el período de vigencia de la ampliación.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El dividendo de ACS de junio de 2020

ACS inicia el 23 de junio una ampliación liberada destinada al pago del dividendo complementario del ejercicio 2019, en el marco del programa de Dividendo Flexible. La ampliación estará vigente hasta el 7 de julio.

Este sistema permite cobrar el dividendo en acciones, vender los derechos de suscripción en bolsa o cobrar toda la remuneración en efectivo. A diferencia de otras ocasiones, esta vez una parte del dividendo (0,16 €) se pagará en efectivo sea cual sea la opción escogida.

La constructora suele recomprar en bolsa las acciones que ha creado, con objeto de evitar la dilución del beneficio por acción. El número de acciones del capital social ha permanecido constante en los últimos años.

Los actuales accionistas de ACS tienen las siguientes opciones:

  1. Recibir una acción gratuita por cada 16 títulos que posean. En tal caso percibirán también un dividendo en efectivo de 0,16 € el 9 de julio.
  2. Vender los derechos de suscripción en bolsa. El valor del derecho fluctúa junto con el precio de la acción. Una forma rápida de saber el valor del derecho es dividir la cotización actual por 17. Por ejemplo, si el precio de la acción es de 24 €, el precio en bolsa del derecho fluctuará en torno a 1,41 €. Si se elige esta alternativa, también se percibirá un pago en efectivo de 0,16 € el 9 de mayo. Los derechos pueden negociarse en bolsa entre el 23 de junio y el 7 de julio.
  3. Solicitar la remuneración íntegramente en efectivo. En tal caso, hay que hacerlo antes del 1 de julio. Si se elige esta opción, se percibirá un importe prefijado de 1,38 € por la venta de los derechos a ACS, además de 0,16 €, el día 9 de julio, siendo el total de 1,54€.

La compañía ya descontó 0,449 € en concepto de dividendo a cuenta de 2019 el 18 de febrero de 2020, aunque la fecha de pago de la retribución en efectivo fue el 5 de marzo. Así, el dividendo total a cargo del ejercicio 2019 asciende a 1,989 €.

A continuación se reproduce el calendario publicado por la compañía:

 

Los resultados de ACS en 2019

ACS sufrió un deterioro en sus ratios financieros en 2019, lo que explicaría su mal comienzo de año. Entre el 29 de octubre de 2019, cuando cerró a 36,87 €, hasta el 3 de febrero de 2020 (29,53 €) corrigió un 20%.

Los ingresos aumentaron un 6,5% pero el beneficio operativo cayó un 38,8% (el beneficio operativo de 2018 ha sido revisado al alza pero tomo como referencia el dato informado en su momento).

También hay que tener en cuenta que la entidad ofrece datos diferentes sobre el beneficio operativo en las cuentas que remite a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) respecto a los que ofrece en sus presentaciones de resultados a los inversores.  Mientras que en las primeras informa de 881,2 millones de euros, en las segundas indica 2.126 millones de euros (un 3,7% más que en 2018). La significativa discrepancia se debe en parte a que en la presentación de resultados, la entidad incluye dentro del beneficio operativo los resultados por puesta en equivalencia de aquellas filiales, en particular Abertis, que considera que “forman parte de su mismo negocio operativo“.

Así, en la presentación de resultados señala que el beneficio operativo “directo“ fue de 1.572 millones de euros, un 5,8% menor al de 2018, mientras que el beneficio operativo procedente de los resultados por puesta en equivalencia fue de 553 millones de euros, un 44,9% más que en 2018.

En cuanto al beneficio neto atribuido no hay discrepancias y fue de 962 millones de euros, lo que implica un beneficio por acción de 3,13 €, una mejora del 6,5% respecto al ejercicio anterior. Abertis contribuyó en 245 millones de euros al beneficio neto.

La acción de ACS ha cerrado cada uno de los últimos siete años con un PER entre 11,5 y 12,5 veces aproximadamente.

La actividad de construcción se vio impactada por el cese de actividad de su participada australiana CIMIC en Oriente Medio, lo que causó pérdidas de 420 millones de euros. Estas pérdidas no recurrentes se compensaron totalmente con plusvalías de 250 millones de euros obtenidas con la venta de activos de energía renovable y con la aplicación de 170 millones de euros de provisiones por riesgos internacionales relacionados con Oriente Medio. Por tanto, ACS considera que su beneficio neto informado coincidió con el beneficio neto recurrente.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) fue del 21,78% pero este ratio contrasta fuertemente con la rentabilidad sobre el capital empleado (ROCE), que fue únicamente del 5,88% (9,93% en 2018). Dado que el coste de la deuda financiera se estima en un 5,24%, el margen entre ambas magnitudes resulta escaso. No obstante, hay que tener en cuenta que el beneficio operativo informado en las cuentas de la CNMV incluye pérdidas no recurrentes.

La deuda financiera aumentó en mil millones de euros, hasta situarse en 9.482 millones. El efectivo aumentó en una cantidad algo superior, de modo que la deuda financiera neta se redujo de los 1.460 millones de euros de 2018 a los 1.393 millones de euros de 2019.

ACS considera que su deuda neta fue de solo 54 millones de euros. Es habitual que las compañías ofrezcan datos de deuda neta diferentes a los estándar ya que pueden incluir dentro del efectivo determinados activos financieros corrientes que no suelen considerarse como equivalentes de efectivo.

El valor contable fue de 14,03 €, similar al de 2018. Actualmente, la acción cotiza a 2,1 veces su valor en libros.

ACS pagó en febrero un dividendo a cuenta de los resultados de 2019 de 0,449 € bajo la modalidad de dividendo flexible. La mayoría de inversores (un 74% en 2019) pefiere cobrar el dividendo en acciones, pero la constructora suele recomprar en bolsa las acciones que debe emitir por este concepto, de modo que los scrip dividends no causan dilución en el beneficio por acción. Se espera un complementario del mismo importe que el año pasado, de unos 1,44 €. El dividendo total a cargo a 2019 ascendería, en tal caso a 1,89 €. A los precios actuales (30 €) supone un rendimiento por dividendo del 6,3%. La tasa de distribución del beneficio (payout) resultaría ser del 60%.

La acción de ACS cerró 2019 un 16,5% por debajo del precio de 2006. Sin embargo, gracias a la reinversión de los dividendos netos (considerando que se cobraron en efectivo), la rentabilidad acumulada ha sido del 44,1% entre 2006 y 2019, frente a la ganancia del 11,5% del IBEX 35 con dividendos netos.

 

 

Todos los dividendos de ACS desde 2005

ACS (Actividades de Construcción y Servicios) descuenta hoy (24 de junio de 2019) el dividendo complementario de 2018 por importe de 1,45 €. Esta remuneración puede cobrarse en acciones en la proporción 1×25 (una acción gratis por cada 25 que se posean) desde hoy hasta el 8 de julio. También es posible vender los derechos de suscripción en bolsa o solicitar el pago en efectivo (hasta el 2 de julio), por valor de 1,45 €, en cuyo caso el importe se recibirá el 10 de julio. 

El viernes anterior al descuento del dividendo ACS cerró a 38,04 €, de modo que el precio ex-dividendo es de 36,59 €. En estos momentos, la acción cotiza a 36,37 €, o sea cae un 0,6%. A los precios actuales, el rendimiento por dividendo es del 5,22%.

La constructora pagó 0,45 € a cuenta en enero, así que el dividendo total a cargo de 2018 asciende a 1,90 €. Supone una tasa de distribución del beneficio del 64,6%, la más elevada de los últimos años, como puede observarse en la tabla siguiente.

El dividendo a cargo de 2018 se acerca ya al máximo de 2,05 € pagado a cargo de 2008. Tras la crisis, la remuneración se redujo casi un 50% en 2012. Desde entonces, la recuperación ha sido progresiva.

El dividendo a cargo de un año determinado se paga al año siguiente en dos plazos. El pago a cuenta se descuenta en enero y el complementario en julio, con la excepción de 2012, en el que hubo un único pago.

Desde julio de 2012, todas las remuneraciones han tenido la forma de dividendo flexible, una modalidad de pago que permite recibir acciones nuevas, vender los derechos de suscripción en bolsa o percibir el importe en efectivo.

 

El próximo dividendo de ACS (actualizado 20-06-2018)

La constructora ACS llevará a cabo una ampliación de capital liberada en el marco de su programa de “dividendo opcional“ para dar opción a sus accionistas a recibir acciones gratuitas o un ingreso en efectivo.

Como es habitual en este tipo de operaciones, la compañía se compromete a pagar un precio fijado de antemano por cada derecho de suscripción que el accionista quiera vender directamente a la sociedad en vez de hacerlo en el mercado. En este caso dicha cantidad se denomina “precio del compromiso de compra“, que en la práctica equivale a un dividendo en efectivo.

Para poder recibir la retribución en efectivo habrá que ser accionista de la sociedad el día 21 de junio y solicitarla no más tarde del 29 de junio.

Los titulares de acciones de ACS que no deseen acciones nuevas también pueden vender sus derechos en bolsa, lo cual resultará conveniente si el valor de los derechos, descontadas las comisiones correspondientes, es superior al precio del compromiso de compra. El período de negociación se iniciará el 22 de junio y se extenderá hasta el 6 de julio.

La proporción de la ampliación será 1×39, es decir, por cada 39 acciones que se tengan en cartera se podrá recibir una gratis.

ACS ha anunciado que el precio del compromiso de compra de los derechos será de 0,936 € (y no de 0,941 € como se había estimado en un principio). El 22 de junio el valor del compromiso de compra se descontará del precio de la acción.

Con posterioridad a la ampliación, ACS amortizará acciones propias de su autocartera por el mismo importe en que se haya incrementado el número de acciones. De esta forma, el capital social quedará constante y la ampliación liberada no tenderá efectos dilutivos sobre el beneficio por acción.