Convivir con el pánico

Los inversores en acciones sabemos que tenemos que convivir con el pánico. Desde que empezó el ciclo alcista actual en julio de 2012 ya hemos sufrido once episodios que se han saldado con caídas de entre el 5,4% y el 13,3%, lo que hace una media de casi cuatro pánicos al año. Han durado una media de cinco semanas, o sea que no han sido cosa de cuatro días.

El pánico actual motivado por el fatal desenlace de la crisis griega no es aún el de mayor calado de la presente fase alcista pero está siendo el más largo: ya dura once semanas. Finalmente se produjo el temido accidente. Cuando las negociaciones estaban a punto de llegar a buen puerto y las bolsas habían anticipado con subidas del 3% el cierre de un acuerdo, llegó la inesperada convocatoria de un referéndum con el que el gobierno griego quiere dar validez democrática a sus propias gestiones, pero para las cuales pide un voto en contra.

El golpe de efecto ha pillado desprevenido a los demás actores europeos, que se han negado a prorrogar el rescate que vence mañana, lo que significa que Grecia no podrá pagar mañana lo que debe al FMI ni lo que el 20 de julio tiene que devolver al Banco Central Europeo (BCE). El BCE ha decidido mantener las líneas de liquidez urgente a la banca griega pero ha reducido el caudal de las mismas, lo que ha obligado al gobierno griego a decretar el cierre de los bancos y de la bolsa. Como dice Iñaki Gabilondo para El País TV, Grecia y los socios europeos defienden dos principios sagrados que han entrado en colisión, el de que la soberanía reside en el pueblo y el de que las deudas se tienen que pagar, pero que el segundo es más acuciante que el primero. Podéis escuchar el excelente resumen (4 minutos) que hace Gabilondo sobre la situación en este enlace.

No suele ser buena idea vender en un pánico porque uno puede hacerlo demasiado tarde y la recuperación llega tarde o temprano. Algunos inversores se niegan a ser víctimas de este tipo de situaciones y quieren verlas como una oportunidad. Aprovechan para vender lo que menos baja y comprar lo que más cae, con la confianza de que los valores más castigados serán los que mejor lo harán en la recuperación, momento que volverán a aprovechar para deshacer el cambio. Es una apuesta que puede salir mal o puede salir bien. A veces sí que los valores que más caen son los que mejor se recuperan pero otras veces son los que quedan más tocados.

Es típico que en un día de pánico haya valores que aguanten mucho mejor que otros. En el momento de escribir estas líneas, el IBEX-35 se deja un 3,5% pero cinco valores (Amadeus, Gas Natural, Endesa, Aena y Técnicas Reunidas) caen menos de un 2% mientras que los bancos Popular, Santander, Sabadell y BBVA, las constructoras OHL, Sacyr  y FCC, así como Abengoa pierden entre un 5% y un 6%. El mercado nos está diciendo qué valores son percibidos como de menor y de mayor riesgo en estos momentos. Está por ver cuáles serán los que mejor se comporten cuando todo haya pasado.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s