La bolsa española en enero de 2022: cara o barata

Para saber si la bolsa está cara o barata se suele recurrir al ratio PER (relación entre el precio de una acción y su beneficio por acción) de las acciones que componen un índice representativo, como el IBEX 35.

Un criterio es calcular el PER medio de todas las acciones, pero en este caso el resultado acostumbra a estar distorsionado por valores extremos. Otros criterios son el PER ponderado o el PER mediano. Este último es el baremo que se ha utilizado en las tablas siguientes.

Normalmente se considera que un índice de bolsa está correctamente valorado cuando el PER ponderado o el PER mediano tiene un valor alrededor de 15. Sin embargo, este valor es relativo, ya que hay que tener en cuenta factores, en particular la inflación, los tipos de interés, el tipo de valores que componen el índice y las expectativas de beneficios.

En la tabla siguiente, los ratios PER se han obtenido en base a los precios de cierre de enero de 2022 y las estimaciones actuales del consenso de los analistas (excepto en el caso de CaixaBank y Bankinter en 2021, que ya han publicado sus resultados). Vemos que en 2021 todavía hay varios valores con beneficios negativos debido al impacto de la pandemia. Dado que en condiciones normales varios de estos valores tienen beneficios estables, el PER mediano de 2021 no resulta muy representativo.

Ratios PER de los valores del IBEX 35 en base a las estimaciones del consenso de los analistas para 2021, 2022 y 2023. El ratio PER mediano de 2021 es de 14,8, el de 2022 de 14,2 y el de 2023, de 12,2, de modo que la bolsa española estaría cotizando (al final de enero de 2022) con un descuento de en torno al 10%.

Se prevé que en 2022 los resultados de las empresas más ligadas al turismo no se hayan normalizado del todo, de modo que para tener una mejor apreciación de la valoración relativa de la bolsa, tenemos que recurrir a los ratios PER de 2023. Si consideramos que los beneficios de las empresas tienden a aumentar a largo plazo de modo similar al PIB, un ratio PER de 15 para el año inmediatamente anterior (2021 en este caso) equivale a un ratio de 13,6 veces respecto a los resultados estimados para el año siguiente (2023 en este caso).

Según las estimaciones del consenso de los analistas, el ratio PER mediano de 2023 es de 12,2, de modo que el IBEX 35 estaría cotizando con un descuento del 10% y estaría, por tanto, relativamente barata.

Suscríbete al blog de Invesgrama para recibir información valiosa relacionada con la bolsa.

Invesgrama Predictor

Invesgrama Predictor es una herramienta capaz de predecir la evolución futura de carteras y valores de la bolsa española en términos relativos frente al mercado.

El PER como predictor a largo plazo en la bolsa española

Hace unos días hice referencia a un estudio que relaciona el PER prospectivo al principio de cada año con la rentabilidad anual en los siguientes 10 años en el caso del índice S&P 500 de la bolsa estadounidense. Ver El PER como predictor de la bolsa a largo plazo.

He llevado a cabo un estudio similar para la bolsa española desde el año 1972. En vez del PER prospectivo (basado en los beneficios estimados para el año en curso), he utilizado el PER efectivo al final de cada año.

Los datos del PER de 1972 hasta 1987 proceden de informes de ese período del Banco de Bilbao. Los datos a partir de 1988, de Bolsas y Mercados Europeos. La rentabilidad de la bolsa es la del IGBM (Indice General de la Bolsa de Madrid) con dividendos incluidos.

Por ejemplo, el PER al final de 1972 fue de 31,2 y la rentabilidad entre diciembre de 1972 y diciembre de 1982 fue de -2,83% anual. El último año considerado es 2006 (PER de 15,04 y rentabilidad hasta 2016 del 0,51% anual).

En el gráfico se observa una correlación elevada de tipo inverso entre el ratio PER (relación precio-beneficio) y la rentabilidad de la bolsa a 10 años.

Los años en que la bolsa estuvo más cara fueron 1972 y 1973, con ratios PER por encima de 30. La rentabilidad en los siguientes 10 años fue negativa, como puede apreciarse en el gráfico.

Los años en que la bolsa española estuvo más barata fueron 1982, 1983 y 1979, con ratios PER entre 6,8 y 8,8. La rentabilidad subsiguiente fue superior al 20% anual en los tres casos.

Con el PER alrededor de 15 se observa una dispersión superior a la normal, tal como puede verse también en el gráfico de la bolsa americana reproducido en la entrada antes indicada. A un PER con ese valor la bolsa no está ni infravalorada ni sobrevalorada, por lo que la rentabilidad futura puede estar más condicionada por otros factores, como la duración y gravedad de una crisis económica. El dato que se corresponde con un PER 15 y una rentabilidad anual casi nula es 2006, un año antes del inicio de la crisis financiera, y es el valor más alejado de la línea de tendencia.

El PER de la bolsa da una información limitada y debe complementarse con la tasa de inflación y el crecimiento de beneficios para ser más representativo. Aún así, vemos que incluso tomado fuera de contexto, tiene un poder predictivo a largo plazo bastante significativo.