Los analistas, unánimes en sus previsiones sobre la bolsa de Nueva York para 2019

Los analistas más influyentes de Wall Street coinciden en dos cosas: lo peor está por venir y lo veremos en el primer trimestre o semestre de 2019, pero la bolsa cerrará el año con subidas. Sin embargo, no demos por sentado que va a ser así. Recordemos que en 2007 la mayoría también era positivo para 2008.

Los factores que más van a pesar a corto plazo son la política monetaria de la Reserva Federal, que los mercados juzgan como inadecuada, las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, así como las disputas en materia de propiedad intelectual que mantienen ambos países, la inestabilidad del gobierno de Estados Unidos tras los últimos ceses y dimisiones y un posible proceso de destitución del presidente.

John Harwood, de la CNBC, asegura que la actitud de Trump ya representa un problema fundamental para la economía y la seguridad nacional de Estados Unidos y lo será todavía más en los próximos meses. Los efectos positivos del recorte fiscal del inicio del mandato presidencial, que aumentó los beneficios empresariales e incrementó el gasto, dejarán de notarse a partir de 2019. El gobierno de los Estados Unidos declaró un cierre parcial desde el día 21 de diciembre. Cientos de miles de funcionarios cobrarán con retraso, trabajarán sin cobrar o serán enviados a sus casas con permisos no remunerados, con las consecuencias que ello puede tener sobre la solvencia de quienes hayan solicitado créditos y préstamos bancarios. Trump ha dicho que el cierre “puede durar mucho tiempo“: el que se tarde en aprobar el presupuesto de 5.000 millones de dólares que exige para levantar un muro entre México y Estados Unidos. Con la nueva mayoría demócrata que tomará el control del Congreso a partir de enero, Trump podría ser objeto de diversas investigaciones por supuestos delitos relacionados con sus negocios privados, su fundación, su campaña electoral e incluso sus acciones como presidente.

Sin embargo, los analistas consideran que a medio plazo el foco se situará más sobre los resultados empresariales, que anticipan positivos, incluso a pesar de que se esperan dos nuevos incrementos de los tipos de interés de la Reserva Federal y que continúen las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Un informe de Bank of America Merrill Lynch señala que los factores negativos que actualmente atenazan los mercados no dejan ver los positivos: una tasa de ahorro relativamente elvada, un destacable superávit financiero del sector privado, aumentos de los salarios reales y caída del precio del petróleo.

El periodista financiero de la CNBC Carl Quintanilla publicó el 22 de diciembre un tweet en el que se hace eco de las previsiones para 2019 de los principales analistas de Wall Street para el índice S&P 500 en 2019. Dice lo siguiente: “Número de principales estrategas de Wall Street que piensan que el S&P caerá el próximo año: Cero.“

Carl Quintanilla calcula el valor medio del S&P 500 previsto por estos analistas para el cierre de 2019 y obtiene un resultado de 3.052 puntos. El analista más cauto (Mike Wilson, de Morgan Stanley) prevé 2.750 puntos y el más optimista (Jonathan Golub, de Credit Suisse) pronostica 3.350 puntos. El S&P 500 cerró a 2.351,1 puntos el 24 de diciembre de 2018.

El periodista calcula que el beneficio por acción medio estimado es de 173,05 dólares para 2019. Dado un nivel medio previsto del S&P 500 de 3.052 puntos, el PER resultante es de 17,6 veces. Se trata de un PER más bien moderado para lo que ha sido habitual en los últimos años en la bolsa de Nueva York.

La cuestión es si realmente en el primer semestre se logrará despejar las presentes incertidumbres. Un acuerdo comercial con China que sea considerado satisfactorio por los mercados es visto como poco probable, dado lo alejadas que están las posiciones de ambos países. Un eventual proceso de destitución del presidente puede ser largo y penoso.

Las expectativas actuales recuerdan a las que había a finales de 2007. Los analistas se mostraban inquietos acerca de la economía pero la mayoría esperaba una bolsa positiva. La entonces jefa de estrategia de Goldman Sachs, Abbey Joseph Cohen, que predijo el crac de 1987, creía que el S&P subiría un 14% en 2008, mientras que finalmente el índice cayó un 38%. También esperaba una primera mitad del año negativa, debido a la caída de los precios inmobiliarios y a la inestabilidad del mercado de hipotecas subprime, y una mejoría a partir del segundo semestre.

Como puede verse en la página Previsiones de la Bolsa de Nueva York, el consenso de los analistas sobre el S&P 500 a un año vista suele acercarse bastante al valor efectivo pero en ocasiones el error puede ser monumental, como en el citado año 2008.

 

 

6 comentarios en “Los analistas, unánimes en sus previsiones sobre la bolsa de Nueva York para 2019

  1. Muchas gracias por la información que compartes Carlos. Lástima que en esta ocasión el mensaje no sea muy tranquilizador que digamos…

    • Hola Josep, la situación es compleja. Los beneficios empresariales aumentan cada trimestre pero el nivel de incertidumbre se ha acentuado recientemente y va a seguir siendo alto en los próximos meses.
      Felicidad y suerte para 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s