Mínimos anuales de los valores del IBEX 35 (hasta el 7-12-2018)

El IBEX 35 hizo un nuevo mínimo en 8.764,5 puntos el 6 de diciembre. Sin embargo, doce valores dejaron atrás sus niveles más bajos del año en el primer trimestre y algunos de ellos acumulan plusvalías significativas desde entonces. Se trata principalmente de las eléctricas, Cellnex y Acciona. A excepción de Cellnex, estas compañías presentaban un elevado rendimiento por dividendo al principio del año. La mayoría de ellas tiene su negocio centrado en el mercado doméstico, lo que las ha protegido de los múltiples focos de incertidumbre en la economía internacional.

La tabla siguiente ordena los valores del IBEX 35 según el número de días transcurridos desde la fecha de su mínimo anual.

En el otro extremo tenemos a las entidades financieras y a los valores más afectados por la guerra comercial entre Estados Unidos y China (Acerinox, ArcelorMittal, CIE Automotive).

El IBEX 35 acumula una minusvalía del 12,23% en 2018 hasta el 7 de diciembre. Con dividendos, la pérdida se reduce al 9,15%. Desde el máximo anual del 5 de mayo (10.271,4 puntos), la minusvalía es del 14,7%, sin que se haya producido ninguna recuperación reseñable en este período.

Los valores del IBEX que más han caído desde máximos y los que menos

La primera de las tablas siguientes ordena los valores que actualmente componen el IBEX-35 según el porcentaje de caída que acumulan desde su máximo de las últimas 52 semanas, sin tener en cuenta dividendos.

En el caso de OHL sí se incluyen los derechos de suscripción procedentes de la macroampliación de octubre de 2015, cuyo valor teórico fue de 5,113 €, que de no considerarse distorsionarían la minusvalía real. Aun así, OHL es el valor, junto con ArcelorMittal y Sacyr, que más ha caído.

El IBEX-35 ya ha perdido justo un cuarto de su valor desde el máximo de 11.866,4 puntos del 13 de abril de 2015. Con dividendos la pérdida es del 22,5%.

La segunda tabla indica la revalorización de cada sociedad desde la cotización mínima alcanzada en las últimas 52 semanas. Vemos que al menos 15 de los 35 integrantes del selectivo están en sus mínimos o muy cerca de ellos.

Desde el 31 de julio de 2015, fecha en que inicié el #ExperimentoIBEX, la estrategia de comprar los valores más alejados de sus máximos de 52 de semanas habría dado un resultado desastroso. La pérdida, con dividendos incluidos, de dicho criterio sería del 41% hasta el 8 de enero de 2016. En cambio, comprar los valores más cerca de máximos habría producido una minusvalía del 8%, menos de la mitad del 19% que perdió el IBEX-35 con dividendos.

Desdemax52Desdemin52