¿Existe el rally de navidad?

Los inversores en bolsa suelen esperar una revalorización positiva en la fase final del año, lo que se conoce como rally de navidad.

Para confirmar si se cumple esta expectativa, he calculado la ganancia del IBEX 35 (sin dividendos) desde el día 15 de diciembre (o, cuando el 15 fue festivo, el 14 o el 16) hasta el cierre del año, para el período de 1993 a 2016, ambos inclusive.

En 16 de los 24 años del período, el IBEX 35 efectivamente subió al menos un 1,4%. Supone el 67% de los años.

Se observa además que en 11 de los 13 años en los que el IBEX 35 subía hasta el día 15 de diciembre hubo rally de navidad. Las dos únicas excepciones se dieron en dos años consecutivos: 2006 y 2007.

En cambio, en los 11 años en los que el índice estuvo a dos semanas de acabar el año con minusvalía, solo cinco concluyeron con una subida reseñable. En 2016 la ganancia solo fue del 0,12% desde el 15 de diciembre, por lo que no ha sido tenida en cuenta. Sin embargo, ese año sí hubo una subida destacable desde el día 12 de diciembre, pues la revalorización desde ese día hasta el cierre del ejercicio fue del 1,8%.

Este año 2017 el IBEX 35 gana un 10,2% hasta el 11 de diciembre, por lo que la estadística juega a favor de un buen final de año.

4 comentarios en “¿Existe el rally de navidad?

  1. Muy interesante.

    Más aplicado al mercado americano (y un poco de refilón al canadiense y japonés) en el libro de Jeremy Siegel (Guía para invertir a largo plazo) dedica un capítulo a anomalías de mercado. Se habla entre otras de algo parecido al rally de navidad (pero concentrado en el último día del año), pero un poco la conclusión es que en al menos en los mercados anglosajones se ha ido diluyendo después de los años noventa.

    Lectura muy recomendable. Las conclusiones respecto a las anomalías de calendario las resume así:

    “Estas anomalías son una guía extremadamente tentadora para la formulación de una estrategia de inversión. Sin embargo, estas rentabilidades basadas en el calendario no siempre tienen lugar, y a medida que los inversores van siendo más conscientes de su existencia, algunas se moderan mientras que otras desaparecen del todo. El famoso efecto enero ha estado en gran parte ausente del mercado a lo largo de las dos últimas décadas. Otras anomalías se han invertido completamente, como las rentabilidades del último día del año y las rentabilidades de los lunes y los viernes. Sin embargo, algunas persisten, como las excelentes rentabilidades a principios de mes y las mediocres rentabilidades en septiembre.”

    SIEGEL, JEREMY J.. Guía para invertir a largo plazo: La guía definitiva de estrategias que funcionan para ganar en bolsa (Spanish Edition)

    • Gracias por tu aportación, Juan Pedro. Son curiosidades que, en efecto, no deben influir en la estrategia a seguir, pero que ayudan a entender la naturaleza cíclica y la psicología del mercado. El hecho de que el rally de navidad sea mucho menos habitual en años malos indica que muchos inversores profesionales se deshacen de acciones antes del cierre del año para simular una apuesta menor a la realmente realizada. Al contrario, cuando el año está a punto de cerrar con un buen resultado, muchos se apresuran a comprar para simular una apuesta mayor a la real.

    • Creo que el mercado ha descontado una incertidumbre inevitable tras las elecciones catalanas, ya que sin mayoría absoluta de ningún bloque va a ser difícil formar gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s