Los desayunos de Eco, Nomo y Mika: ¿No sería mejor que Grecia saliera del euro?

eurogrecia2e_conmemorativa_platon

Moneda conmemorativa dedicada a Platón

18 de junio de 2015

MIKA: Tal vez hoy ha llegado el día que pasará a la historia como el día en el que a Europa se le acabó la paciencia con Grecia.

NOMO: O en el que la democracia no se plegó ante los hombres de negro. Ya que estamos viviendo un momento histórico, me pediré algo especial: una ración de tortilla de patatas. Y un café con leche.

MIKA: ¿Quieres una ensaimada como ayer, Eco?

ECO: Hoy toca desayuno salado. Que sea un bocadillo de queso.

MIKA: Yo no pediré nada para comer. Con los nervioso que estás, Nomo, no creo que puedas acabarte la tortilla.

NOMO: No hace falta que me coman los nervios para ser generoso contigo.

MIKA: ¡Lo sé, Nomo! Bueno, voy a pedir.

NOMO: ¿Qué pasaría si Grecia saliera del euro, tal como se está especulando estos días?

grecia_antigua_buho

Moneda de la antigua Grecia

ECO: Recuperaría su antigua moneda, la dracma. En 2001 se fijó un cambio “irrevocable” de 1 euro = 340,75 dracmas. Pero hoy el tipo de cambio no sería este sino que el euro valdría mucho más en relación a la dracma, o sea que la nueva dracma se devaluaría. Porque el gran problema de Grecia es que su inflación desde la última vez que se devaluó su antigua moneda, en 1998, hasta hoy, ha sido un 29% superior a la del país más competitivo de la zona euro, que es Alemania. Para recuperar su competitividad, la nueva moneda griega debería devaluarse alrededor de un 20% (el recíproco de una revaluación del euro respecto a la dracma del 25%). O sea, que 1 euro serían 425 dracmas.

NOMO: Una habitación de hotel que ahora cuesta 100 euros pasaría a costar 80 euros, desde el punto de vista de un turista de la zona euro.

MIKA: Eso sería bueno para su turismo.

grecia_2dracmas1973

Moneda de 2 dracmas de 1973

ECO: Claro. De la noche a la mañana la crisis en Grecia se acabaría. Los turistas llegarían en masa, los hoteles, los restaurantes, las tiendas se llenarían. Los productos extranjeros serían más caros y los griegos consumirían más productos nacionales. Las empresas autóctonas obtendrían más beneficios. El Estado recaudaría más impuestos y podría financiar sus gastos con muchos menos problemas que ahora.

MIKA: Pues está claro, les iría mucho mejor fuera del euro. Luego podrían volver a entrar, ¿no?

ECO: El gran problema de Grecia desde que entró en el euro ha sido su pérdida de competitividad como consecuencia de su elevada inflación. ¡Los productos griegos han subido casi un 30% más que los alemanes! Es un problema que también han tenido España, donde la inflación ha sido similar a la griega, e Italia. Los tres países se pensaron que no era un problema porque creyeron que solo competían entre ellos porque producen productos similares y no con el norte de Europa porque producen productos diferentes. ¿Sabéis cuáles han sido los cinco países de la zona euro con mayor inflación desde que se creó la moneda única? Grecia, España, Irlanda, Portugal e Italia, en este orden. ¿Y qué países han necesitado un rescate? Los mismos salvo Italia, que estuvo a punto de necesitarlo.

eurogrecia1ebNOMO: El rescate a España, ¿no fue más por la banca?

ECO: Sí, pero hubiera hecho falta del mismo modo. De hecho, la burbuja de crédito que arruinó a la banca también fue una de las causas de este diferencial de inflación.

MIKA: Entonces la salida del euro permitiría a Grecia corregir sus errores.

ECO: No, empeoraría las cosas.

MIKA: ¿Pero no has dicho que Grecia saldría de la crisis de la noche a la mañana?

ECO: Sí, pero dentro de unos años volverá a estar como ahora. Es pan para hoy pero hambre para mañana.

NOMO: Si hoy tienes hambre, más vale que comas, así estarás mejor preparado para afrontar el mañana.

MIKA: Eso digo yo, si tiene que volver a haber otra crisis, al menos que te coja con fuerzas.

NOMO: Veamos, Eco, ¿por qué dices que Grecia volvería a la misma situación?

eurogrecia2eECO: No hay nada gratis. La devaluación borraría de un plumazo el problema más grave de Grecia, su falta de competitividad. Eso es cierto. Pero crearía una suma de problemas mayor a los problemas que resuelve. En primer lugar, los productos extranjeros se encarecerían en un 25% si suponemos una devaluación del 20%.

MIKA: Antes has dicho que eso sería bueno para las empresas griegas, pues aumentarían las ventas de sus productos.

NOMO: Y contratarían más personal, habría menos paro, menos pobreza…

ECO: Sí, sí, estoy de acuerdo. Pero hay que hacer balance, no ver solo el activo. La gasolina, por ejemplo, subiría un 25% de la noche a la mañana. Y no es un gasto cualquiera. Quitaría unos cuantos euros de los salarios, por lo que estos perderían algo de su poder adquisitivo. Además, las mercancías que encontramos en las tiendas son transportadas en camiones, que consumen gasolina, así que los bienes de consumo también subirían por esta razón. Luego hay que pensar en las materias primas que las fábricas griegas deben comprar al exterior, lo cual encarecería el precio de más productos. Los salarios tendrían que aumentar para compensar el aumento del coste de la vida. Ya estamos en una espiral inflacionista.

MIKA: La habitación de hotel que para un turista extranjero había bajado a 80 euros, ¿acabaría por volver a subir a 100 euros?

eurogrecia_conmemorativa_islasjonicas

ECO: Con el tiempo, sí. La devaluación es como una droga. Sienta bien al principio pero tiene efectos secundarios que se extienden en el tiempo. Luego el país necesita inyectarse otra devaluación y así una y otra vez. España era también devaluacionadicta. Entre 1959 y 1995 la peseta se devaluó nueve veces y perdió el 85% de su valor ante el marco alemán. Pero tranquilos. España e Italia no permitirán que Grecia salga del euro porque no quieren que su competidor turístico se inyecte una devaluación. Supondría una pérdida importante de ingresos para ambos países.

NOMO: Pero no bastan los intereses de España y Italia.

ECO: A ningún país del euro, y menos a los más grandes, le interesa. Recordad que la mayor parte de la deuda pública griega está en manos de sus socios europeos o ha sido avalada por estos y que Alemania es el que está más comprometido en este sentido porque el rescate a Grecia se ha repartido según la riqueza de cada país. Si Grecia saliera del euro, su deuda aumentaría, también de la noche a la mañana en un 25%, pues comprar euros con una dracma devaluada le saldría un 25% más caro. Si ahora Grecia tiene problemas para pagar su deuda, imaginaos si esta fuera un 25% mayor.

Photography of commemorative Euro coinsMIKA: Vaya problemón para España si Grecia abandona el euro: desplome del turismo, pérdida de competitividad de sus productos ante los griegos y pocas posibilidades de recuperar lo que le ha prestado a Grecia. ¡El acreedor lo tendría más crudo que el deudor!

NOMO: Es raro este mundo de la economía, Mika. Debemos consolarnos pensando que la enormidad del peligro es lo que evita que se concrete el peligro.

MIKA: Como en la amenaza nuclear.

ECO: Me alegra haberos tranquilizado.

NOMO: Solo por hoy.

 Los desayunos de Eco, Nomo & Mika: ¿Suspenderá pagos Grecia? (17-06-2015)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s