Un buen equipo admite a las ovejas negras (o el problema con Abengoa)

Este trimestre, Abengoa ha entrado en la cartera Valor y, al ser una de las acciones que más han subido en los últimos nueve meses (de hecho, la que más lo ha hecho del IBEX-35), ha entrado también en la cartera Valor Al Alza. Pero lo ha hecho con mal pie, pues en las dos primeras sesiones ha caído un 12%.

Al cierre del tercer trimestre y en base a los datos contables del primer semestre, Abengoa ocupaba la décima posición en el ratio que relaciona el Enterprise Value (capitalización más deuda financiera neta, básicamente) con el beneficio de explotación, con un valor de 15,12 veces. Este criterio, de forma similar a la relación precio-beneficio (más conocida como PER por sus siglas en inglés) nos da una idea sobre lo caras o baratas que están unas acciones y para muchos es más fiable que el PER, que se basa en el beneficio neto. Sin embargo también tiene sus inconvenientes.

En el caso de Abengoa vemos que hay una diferencia mucho mayor de la habitual entre el beneficio de explotación y el beneficio neto. En el primer semestre de 2014, el beneficio neto fue solo un 15% del beneficio de explotación mientras que para una empresa como Enagás esa proporción alcanzó el 62%. La razón principal fue que los gastos financieros (los  intereses de la deuda) se comieron el 86% del beneficio de explotación. En Enagás, solo el 18% del beneficio de explotación se fue en pagar intereses.

Así, a pesar de que el ratio Enterprise Value / Beneficio de Explotación tuviera, al cierre del tercer trimestre de 2014, un valor de 15,12 veces para Abengoa y de 14,94 veces para Enagás, el PER nos daba una idea muy diferente: era de 14,8 para Enagás pero de 30,7 para Abengoa.

Por otro lado, el ratio de endeudamiento de Abengoa era de los más altos del IBEX. Su deuda financiera neta era de 10,7 veces su beneficio de explotación mientras que la de Enagás era de 5,8 veces.

No obstante, en Invertir Low Cost seguimos el procedimiento habitual de mantenernos fiel a cada criterio de selección. Esto tiene la desventaja de que en ocasiones se seleccionan valores que no cumplen todas las condiciones para ser una buena inversión (de estos hay tan pocos que ¿en qué invertiríamos?). La cartera Valor Al Alza presenta la desventaja adicional de que a veces selecciona tarde acciones que ya acumulan una elevada revalorización. Pero al igual que no hay valores perfectos, no hay criterios perfectos.

Al cierre del tercer trimestre de 2014, la cartera Valor Al Alza, en la que ahora se encuentra Abengoa, ganaba un 30,54% desde el 1 de enero, frente al 12,21% del IBEX Empresas y del 12,80% del IBEX-35 con dividendos. Si un criterio, en conjunto, permite obtener ventaja respecto al índice de referencia, bien vale correr el riesgo de seleccionar valores estrellados. Un buen equipo se caracteriza porque admite a las ovejas negras.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s