Rentabilidad de la cartera Contrapunto con actualizaciones semestrales y anuales

Como he comentado en otras ocasiones, es preferible actualizar las carteras una vez al trimestre. Actualizarlas una vez al mes implicaría hacer demasiadas operaciones mientras que hacerlo una vez cada semestre o cada año supone una menor representatividad del criterio utilizado.

El cuadro siguiente recoge la rentabilidad anualizada de la cartera Contrapunto y la ventaja de la misma respecto a la referencia del mercado (el IBEX Empresas) según la frecuencia de actualización.  El IBEX Empresas es la rentabilidad media de todas las empresas que están en el IBEX-35. Se utiliza esta referencia porque en las carteras no entran valores financieros.

Contrapunto_semestral_anualEn el cuadro puede verse que la ventaja de la cartera Contrapunto es más estable cuando la fecuencia de la actualización es trimestral, de entre un 11% y un 13% anual aproximadamente. Cuando la frecuencia es semestral, la ventaja es inferior y varía entre un 7,6% y un 11,6% anual.

Cuando los cambios se realizan solo una vez al año, la ventaja es mayor que en el caso de la actualización trimestral cuando dichos cambios se efectúan en marzo de cada año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este dato puede estar distorsionado por la espectacular alza de OHL entre marzo de 2009 y marzo de 2010. Si los cambios se llevan a cabo en los otros trimestres, las ventajas son menores.

Los resultados más consistentes, pues, se obtienen con una actualización trimestral.

Nueve grandes estrategias: la estrategia ‘Contrapunto’

2 comentarios en “Rentabilidad de la cartera Contrapunto con actualizaciones semestrales y anuales

  1. Carlos, ¿y no se debería tener en cuenta también el impacto de la diferente fiscalidad? Puesto que reestructurar la cartera cada 3 o 6 meses tributaria al tipo marginal de la renta (hasta el 45%), mientras que si se reestructura cada 1 año y 1 día tributará al tipo marginal del ahorro (hasta el 27%).
    Enhorabuena por la web, es realmente instructiva.

    • Hola Javier
      Antes de 2015 efectivamente era como dices, aunque teniendo en cuenta que las carteras estaban pensadas para pequeños capitales, el tipo impositivo sobre las plusvalías no hubiera alcanzado tasas tan elevadas. Desde 2015, las plusvalías obtenidas en un período inferior al año se integran en la base imponible del ahorro. Se trata de lo que algunos denominan “tarifa plana“ porque todas las plusvalías tributan del mismo modo. En 2016 el tipo impositivo para ganancias de capital inferiores a 6.000 € es del 19%. También se ha reducido el tipo para plusvalías de más de 50.000 €, que ahora es del 23%. Hay que tener en cuenta que se gravan las plusvalías efectivas, es decir, se permite deducir las pérdidas de hasta cuatro años anteriores. Por ejemplo, si este año gano 2.000 y hace 2 años perdí 500, este año solo tributo sobre 1.500, o sea 285 (el 19%). También hay que deducir las comisiones pagadas por la compraventa de valores y las de custodia. En el ejemplo anterior, los 2.000 serían netos de comisiones.
      Gracias y saludos
      Carlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s