Predictor de valores Gamma 100

Suscríbete para obtener acceso a los datos

Para cada empresa se indica la ventaja anual esperada (VAE) frente al mercado a plazos de 12, 24 y 36 meses. Para aquellas empresas con VAEs positivas, los datos se actualizan a lo largo de la sesión bursátil. En cambio, para aquellas con VAEs negativas no se actualizan, sino que se usan los datos estimados en el mes de marzo. Esto último se hace con objeto de evitar que un valor con una VAE inicial negativa pase a tener una VAE positiva desproporcionada en caso de un desplome del precio, ya que dicho desplome podría continuar o ser definitivo. Por ejemplo, Soltec tenía una VAE inicial (o sea, el 31 de marzo) a dos años de -8,20% anual (esperanza media) pero al haber caído más de un 30% un mes y medio después, habría presentado una VAE actualizada de más del 20% anual, lo cual no es una expectativa realista.

La rentabilidad de referencia del mercado es la del IGBM Total (Indice General de la Bolsa de Madrid con dividendos), si bien a efectos prácticos se usa el IBEX 35 con dividendos, que tiene una elevada correlación con el primero.

La esperanza positiva es la ventaja positiva esperada teniendo en cuenta la frecuencia histórica con la cual valores con características similares han superado al mercado y la ventaja media positiva obtenida por dichos valores. La esperanza negativa es la posible ventaja negativa teniendo en cuenta la frecuencia histórica con la cual valores con características similares han rendido menos que el mercado y la desventaja media generada por dichos valores en tal circunstancia. La esperanza media es una media probabilística de las dos variables anteriores.

Los valores con mayor ventaja esperada de los Predictores Gamma no coinciden necesariamente con los mejor posicionados en las carteras Alpha por dos motivos. El primero es que las acciones de las Alpha se seleccionan una vez al año, al cierre del mes de marzo, mientras que los Predictores Gamma ajustan las ventajas anuales estimadas (VAEs) de las acciones diariamente en función de la ventaja efectiva acumulada por las mismas desde el 31 de marzo (para aquellos valores con VAEs positivas en marzo, tal como se ha indicado más arriba). El segundo es que los criterios para seleccionar los valores Alpha son algo diferentes de los criterios utilizados en los Predictores Gamma. Los primeros maximizan la rentabilidad de las carteras mientras que los segundos maximizan las diferencias en la jerarquía de los valores.