Brújula

El rumbo de los mercados

Evolución de los beneficios: al alza

El beneficio por acción del IBEX 35 interanual a septiembre de 2018 (es decir, del 30 de septiembre de 2017 al 30 de septiembre de 2018) es de 721,23 puntos (ajustado por capital flotante), de acuerdo con los precios de los valores del IBEX 35 el 30 de septiembre de 2018. Este dato no incluye extraordinarios con un impacto significativo; las plusvalías de 146 millones de euros de CIE Automotive (que inflarían un 61% el beneficio neto de 239 millones), el ahorro extraordinario de costes de personal de 544 millones de euros de IAG (que suponen un 15% del beneficio neto) y las amortizaciones aceleradas de Naturgy (que han provocado una pérdida contable de 3.281 millones de euros en el primer semestre de 2018 mientras que el flujo de caja operativo se ha incrementado). Si tenemos en cuenta estos extraordinarios, el beneficio por acción del IBEX 35 es de 722,26 puntos. También se han descontado del beneficio neto de los bancos, Telefónica y Repsol la parte imputada a titulares de deuda subordinada. Los beneficios de Inditex son hasta octubre debido al diferente año fiscal de la textil.

En el cuadro siguiente se observa una progresión al alza del beneficio por acción interanual al final de cada trimestre. El crecimiento interanual de junio de 2017 a junio de 2018 fue de un discreto 7,1% pero en los nueve primeros meses del año el aumento acumulado es del 9%.

PER del IBEX 35: moderado

El ratio PER (capitalización dividida por la suma del beneficio neto atribuido de los componentes del índice) del IBEX 35 era de 11,58 veces al cierre del 27 de diciembre de 2018, un valor moderado en términos históricos. El beneficio por acción ajustado por capital flotante era de 722,50 puntos (ligeramente por encima de los 721,23 puntos del 30 de septiembre, debido a variaciones de los precios relativos y a la incorporación de Ence).

Los datos siguientes incluyen los beneficios de Ence, que el día 24 de diciembre entró en el IBEX 35 en sustitución de DIA.

PER del Eurostoxx 50: moderado

El ratio PER del índice Eurostoxx 50, que reúne las 50 compañías más capitalizadas de la zona euro, era de 13,18 veces el 27 de diciembre de 2018 según datos de Bloomberg. El PER estimado a un año era de 12,42 veces.

PER de las principales bolsas

El 11 de enero de 2019, el PER de las principales bolsas del mundo, según datos de Bloomberg, era el siguiente:

Se observa que las bolsas más baratas según este ratio eran la china y la alemana.

Bloomberg no especifica el período de referencia de los beneficios por acción utilizados en el cálculo del ratio PER.

Según datos del Wall Street Journal, el beneficio por acción a finales de 2018 del Dow Jones Industrials era de 1.203,5 dólares. En el mínimo anual de 21.792,2 puntos del 24 de diciembre de 2018, el PER corriente del Dow era de 18,1. Según la misma fuente, que se basa en datos de Birinyi Associates, el beneficio por acción estimado a un año es de 1.580 dólares, de modo que el PER estimado a un año era de 13,79. Sin embargo, un incremento del beneficio por acción del 31% parece una proyección demasiado optimista en estos momentos.

Según las mismas fuentes, el beneficio por acción corriente del S&P 500 es de 124,1 dólares. En el mínimo anual de 2.351,1 puntos del 24 de diciembre, el PER de este índice era de 18,9. El beneficio estimado a doce meses según Birinyi Associates es de 160 dólares, de modo que el PER estimado a un año del S&P 500 era de 14,7 veces.

Principales focos de incertidumbre

Aumento de probabilidades de una recesión en Estados Unidos

Según una encuesta de Reuters a setenta economistas, estos consideran una probabilidad media del 15% de que la economía de Estados Unidos entre en recesión en los próximos doce meses y del 35%  en los próximos dos años. El banco JP Morgan Chase es más pesimista y otorga una probabilidad del 60% en los próximos dos años y del 80% a un plazo de tres años.

Posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

A escasos meses de la fecha oficial en la que el Reino Unido debe abandonar la Unión Europea (29 de marzo de 2019), solo se vislumbran dos alternativas por el momento. La primera, una salida desordenada, que según el Banco de Inglaterra llevaría al país a una situación peor a la de la crisis financiera de 2008, con una caída del PIB del 8%, un desplome del 30% de los precios de la vivienda y una inflación del 6,5%.

La segunda opción es un nuevo referéndum, que el ex primer ministro Tony Blair da como casi seguro, lo que puede abrir esperanzas de un retorno a la normalidad pero que a su vez generará nuevas incertidumbres. Sin embargo, el gobierno británico se niega a celebrar un segundo referéndum.

Guerra comercial Estados Unidos – China

Este ha sido el principal lastre de las bolsas internacionales en la segunda mitad de 2018. A principios de diciembre, los presidentes de Estados Unidos y China declararon una tregua de 90 días que ha reducido la tensión. Estados Unidos ha aplazado la subida del 25% en los aranceles (ahora al 10%) sobre importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares que tenía previsto aplicar a partir del 1 de enero de 2019. Por su parte, China se ha comprometido a volver a comprar productos americanos, como la soja.

Trump ha moderado su discurso debido al impacto de los aranceles chinos sobre las bases electorales del presidente, la caída de la bolsa americana y la desaceleración económica. Sin embargo, un eventual acuerdo entre ambos países se prevé difícil debido a lo alejado de sus posiciones respectivas. Estados Unidos sigue acusando a China de actividades económicas “depredadoras“.

Recortes en las previsiones de beneficios en Estados Unidos

Las previsiones de beneficios de las empresas del S&P 500 para 2019 están siendo revisadas continuamente a la baja desde septiembre de 2018. El gráfico siguiente indica la evolución de las estimaciones de crecimiento para el primer trimestre de 2019, que han pasado del 7% en septiembre de 2018 al -0,8% en febrero de 2019.

Fuente: CNBC.

Situación de las economías emergentes

Si se recrudece la guerra arancelaria, la economía china, que depende en gran parte de las exportaciones, podría sufrir un retroceso significativo. Esto a su vez impactaría negativamente en los países emergentes, pues el gigante asiático es el principal consumidor mundial de materias primas. Brasil y Rusia podrían verse afectadas en particular, lo que podría desestabilizar los mercados. Muchas empresas españolas tienen una presencia significativa en países emergentes. Los bancos españoles podrían verse perjudicados por un aumento de la morosidad de clientes particulares y de créditos fallidos de empresas de estas naciones.

Posible reducción de los dividendos de la banca española

Las pruebas de solvencia a la banca europea llevadas a cabo por la Autoridad Bancaria Europea en noviembre de 2018 han revelado que los principales bancos españoles, salvo Bankinter, deben mejorar unos ratios de solvencia, que si bien son adecuados, son justos para afrontar posibles escenarios adversos, especialmente en el caso del Sabadell. Esto haría aconsejable reducir el dividendo para reforzar los recursos propios. Los bancos no ven con buenos ojos esta medida porque temen la reacción de los mercados pero pueden verse obligados a adoptarla si el contexto empeora.

Posible destitución de Donald Trump

En enero de 2019 los demócratas asumen la mayoría del Congreso de los Estados Unidos. Donald Trump podría ser investigado por delitos relacionados con sus negocios privados, su fundación, su campaña electoral o sus acciones como presidente.

Crecimiento económico esperado: débil

En 2019 se espera un crecimiento lento en la eurozona, aunque no una recesión.

En su reunión del 24 de enero de 2019, el Banco Central Europeo (BCE) dijo que la economía está “más débil de lo esperado“ y que los riesgos han aumentado, aunque es pronto para evaluar si la desaceleración irá a más o no. El 7 de marzo el BCE vuelve a reunirse y actualizará sus previsiones.

El banco central de Alemania ha reducido cinco décimas, del 2% al 1,5%, la previsión de crecimiento de la economía alemana para 2018 y tres décimas para 2019, del 1,9% al 1,6%. En los dos primeros trimestres del año, el crecimiento del PIB fue de un 0,5% pero en el tercero se redujo al 0,2% debido a la disminución de exportaciones como consecuencia de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y las pérdidas de producción del sector del automóvil a raíz de la implantación de nuevas normas sobre la medición de emisiones contaminantes. No obstante, el Bundesbank considera que se trata de un bache temporal y que el crecimiento seguirá siendo sólido.

El Banco de España prevé un crecimiento del 2,5% para la economía española en 2018 y del 2,2% en 2019.

Según el Banco Central Europeo, el PIB aumentará un 1,9% en 2018 y un 1,7% en 2019.

Momento del ciclo bursátil: incipiente alcista

El 23 de marzo de 2018, el IBEX 35 dio un aviso de ciclo bajista. Desde esa fecha hasta el fin del ciclo suelen transcurrir entre 8 y 12 meses. La duración media de los nueve ciclos bajistas desde 1990 ha sido de 10,5 meses. El mínimo del ciclo fue alcanzado el 28 de diciembre de 2018 en 8.363,9 puntos, nueve meses después del aviso, por lo que probablemente el ciclo bajista haya concluido.

Ver Previsiones sobre la Bolsa de Nueva York